Los primeros resultados del estudio de la NASA muestran el estrés de los viajes espaciales

Han pasado 29 años desde la película Twins (Los Gemelos golpean dos veces, 1988), pero ya no simboliza la investigación más importante sobre las diferencias genéticas en hermanos gemelos. La NASA ha tomado ese testigo, sacando a la luz algunos sorprendentes resultados de su análisis de los gemelos Scott y Mark Kelly, uno de los cuales pasó un año en el espacio, mientras que el otro permaneció en la Tierra.

Mientras que Mark permanecía en la Tierra Scott pasó un año en la Estación Espacial Internacional, con mediciones tomadas antes, durante y después de su estancia. Y chico, hay diferencias. “En casi todos los informes vemos diferencias”, dijo Christopher Mason, un genetista del Weill Cornell Medical College de Nueva York.

Antes de entrar en los detalles de lo que es diferente, hay que hacer varios incisos: En primer lugar, se trata de los primeros días del análisis (“los datos son tan frescos que algunos de ellos siguen saliendo de las máquinas de secuenciación”, como Mason señaló), y se tardará más de un año para sacar conclusiones fehacientes. En segundo lugar, estamos hablando de solo dos personas, y hay todo tipo de razones por las que los resultados pueden no ser convenientemente generalizados para la población más amplia de viajeros espaciales potenciales. Por último, debido a las preocupaciones de privacidad genética, no está claro cuánto de la investigación llegaremos a ver.

Pero vayamos al grano. ¿Qué diferencias estamos viendo de repente en los gemelos Kelly? En primer lugar, los telómeros (tapas protectoras en el extremo de las cadenas de ADN) eran más largos en Scott que en Mark. Los telómeros se acortan con la edad, y se han relacionado con los signos físicos del envejecimiento e incluso enfermedad, y mientras los telómeros de Scott volvieron rápidamente a su longitud anterior al regresar a la Tierra, cualquier tipo de alargamiento fue enormemente inesperado. “Eso es exactamente lo contrario de lo que pensábamos”, explicó Susan Bailey, una bióloga de radiación en la Universidad Estatal de Colorado. La NASA planea ahora examinar la longitud de los telómeros en diez astronautas más, y se espera que los resultados se revelen a partir del próximo año.

Los primeros resultados del estudio de la NASA muestran el estrés de los viajes espaciales

La mutilación del ADN se redujo en Scott, mientras que aumentó en Mark en el mismo periodo. Es entonces cuando se añade un marcador químico al ADN, lo que afecta la expresión genética. Regresaron a niveles similares al regresar a la Tierra, y nadie sabe realmente lo que eso significa todavía.

Por último, hubo un gran cambio en las firmas de expresión génica entre los gemelos. Estas cosas a menudo suceden en la Tierra, reaccionando a los cambios en el estilo de vida, pero esto fue en una escala mayor de lo que cabría esperar. Es probable que sea por el estrés del espacio y las deplorables comidas consumidas en la Estación Internacional pero, de nuevo, los científicos no lo saben todavía con certeza.

Aunque los resultados actualmente proporcionan más preguntas que respuestas, este es un gran paso para nuestra comprensión de los impactos a largo plazo de los viajes espaciales. Ser capaz de hacer genómica en gravedad cero es un desarrollo relativamente nuevo, solo se hace posible a finales de 2015. Hay muchos efectos secundarios preocupantes observados en los astronautas jubilados, y este tipo de estudio nos ayudará a conseguir un control sobre estos, haciendo que la misión a Marte más probable que termine en celebraciones, en lugar de lágrimas.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter:

Deja un comentario