¿Podrán los mamuts lanudos vivir en la Tierra una vez más?

Un grupo de investigadores de Harvard ha anunciado un objetivo que es aparentemente fácil de conseguir: la resurrección del famoso mamut lanudo, venerado en la cultura popular gracias a la adorable ‘Manny’ de la Edad de Hielo. El equipo hizo el anuncio antes de la cumbre anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) en Boston, declarando sus intenciones de utilizar la herramienta de edición de genes CRISPR.

En realidad, las criaturas serían más como un “embrión híbrido de elefante-mamut”, dijo el profesor George Church, orador invitado en la conferencia de Boston, a The Guardian. “En realidad, sería más como un elefante con un número de rasgos gigantescos. CRISPR ayudaría a que esto llegara a buen término, añadiendo rasgos genéticos a la criatura, entre los que se incluyen las orejas pequeñas, pelo largo y peludo, sangre adaptada al frío y mucha grasa corporal.

Por ahora, el equipo se ha detenido en la etapa celular, diciendo que, por desgracia, pasarán años hasta que se permita a los mamuts o hasta sea capaz de crecer en adultos de pleno derecho. Sin embargo, los investigadores han comenzado el proceso de creación de embriones, un avance decisivo.

Prof Church sugirió que las modificaciones genéticas que se están haciendo al genoma del elefante podrían ayudar a calmar el peligro de extinción del elefante asiático, preservando las criaturas magníficas, aunque en una forma alterada. Mientras tanto, otros en la industria lo han desafiado por razones éticas; Matthew Cobb, profesor de zoología de la Universidad de Manchester, dijo: “La propuesta de ‘des-extinción” de los mamuts plantea un problema ético masivo. El mamut no es simplemente un conjunto de genes, sino un animal social, como es el elefante asiático moderno. ¿Qué pasará cuando nazca el híbrido elefante-mamut? ¿Cómo será recibido por los elefantes?”.

No queriendo poner en peligro la capacidad reproductora de una especie ya en peligro, Church estipuló que los animales híbridos serían creados ex-vivo (fuera de un cuerpo vivo) en un útero artificial. “Estamos probando el crecimiento de ratones ex-vivo. Hay experimentos en la bibliografía de la década de 1980, pero no ha habido mucho interés por un tiempo”, dijo. “Hoy tenemos un nuevo conjunto de tecnologías y estamos echándole un nuevo vistazo”.

La edición de genes y los problemas éticos que evocará será uno de los principales temas de discusión en la próxima conferencia AAAS en Boston. Si el equipo de Harvard consigue aplacar las reservas de sus compañeros, señalará un salto gigantesco en el dominio de la modificación genética.

Imagen: William Hartman, utilizado bajo Creative Commons.

 

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: