La sangre del cordón umbilical podría ser la llave del rejuvenecimiento

Los efectos rejuvenecedores de la sangre joven son asombrosamente eficaces en ratones.

Freddy Mercury preguntaba retóricamente en una de sus canciones que “quién quiere vivir para siempre”, bien, pues varios empresarios de la tecnología han considerado las opciones y decidieron que mirándolo bien, les gustaría bastante. Esa es la razón por la cual, ahora mismo, puedes gastar 8,000 dólares en una transfusión de dos litros de sangre joven. Quizás pienses que es un paso erróneo de cara a revertir el proceso de envejecimiento, y aunque todavía no hay pruebas de que funciona en los seres humanos, los investigadores tienen al menos a los ratones para respaldarse.

Hay pruebas que muestran que la sangre joven rejuvenece el cerebro de los ratones. Investigadores de la Universidad de Stanford han descubierto que proteínas tomadas de la sangre del cordón umbilical y luego inyectadas en el cerebro rejuvenecen a los ratones ancianos. Los animales no sólo se desempeñan mejor en tareas de comportamiento y muestran mejoras en su memoria, incluso empiezan a construir nidos de nuevo, una habilidad que se pierde a medida que los ratones envejecen.

Transfusión de Sangre - 2

 

“Lo realmente emocionante de este estudio, y de los estudios previos, es que hemos aprovechado el potencial previamente no apreciado de nuestra sangre, de nuestro plasma, y lo que puede hacer para revertir los efectos nocivos del envejecimiento en el cerebro” dijo a NPR el investigador principal, Joe Castellano.

¿No podría causar el mismo efecto cualquier sangre humana adulta? Aparentemente no. El estudio incluyó tres tipos de sangre diferentes: muestras tomadas de cordones umbilicales de bebés, de jóvenes de 19 a 24 años y de edades comprendidas entre los 61 y los 82 años. Los ratones afortunados que se beneficiaron de la sangre humana (si se puede llamar a una inyección directamente en el cerebro un suceso afortunado), en equivalencia, tenían alrededor de 50 años humanos.

Los ratones a los que se les inyectó sangre de cordón umbilical obtuvieron los mejores resultados, seguidos por los que recibieron sangre de personas jóvenes. Aquellos que recibieron sangre del grupo de edad más avanzado no mostraron mejoras en las pruebas que consistían en recordar el camino de un laberinto y un análisis de la actividad cerebral. Los ratones con la inyección de sangre más joven demostraron un mayor rendimiento en el laberinto, se observó también en ellos, una actividad mayor en el hipocampo.

 

¿Deberíamos probar esto en humanos de inmediato? Tal vez, pero aún está lejos de ser algo seguro. Hay un montón de experimentos de trabajo en ratones que todavía no han encontrado los efectos esperados en nosotros. Mejorar la vida útil del ratón es bastante fácil de hacer, comparativamente hablando, porque no están hechos para durar el mismo tiempo que los humanos. O como Rob Howard de la University College de Londres dijo a The Guardian: “Casi todo funciona en los animales, y hasta ahora nada funciona en los seres humanos”.

Por lo tanto, se requieren todavía más estudios adicionales. Pero es cierto que algo está sucediendo ciertamente en este ámbito, y si es solo aplicable a la fisiología de los ratones, está por ver. Por ahora, parece prematuro gastarse 8,000 dólares en la transfusión.
Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: