Se desprende un iceberg 10 veces más grande que Madrid

Un gigantesco iceberg que pesa un billón de toneladas se ha separado en la Antártida de la plataforma Larsen C. El hecho ocurrió entre el 10 y el 12 de julio de 2017 cuando una sección de 5.800 km2 se separó del cuerpo principal. El iceberg resultante podría recibir el nombre de A68.

El grupo de investigadores ha estado estudiando la plataforma de hielo Larsen C de 350 metros de espesor desde que se rompiese la plataforma Larsen A en 1995 que luego fue seguida por la rápida rotura de la plataforma de hielo Larsen B en 2002.

Se emplearon imágenes tomadas por el satélite Sentinel-1 de la Agencia Europea del Espacio, además de recoger información in situ y realizar simulaciones por ordenador. En enero, mayo y junio se descubrieron rápidos cambios producidos a lo largo de la grieta que aumentó su longitud hasta llegar superar los 200 km. Lo que dejó al gigantesco trozo de hielo unido por sólo un brazo de no más de 4,5 km.

 

9_icebergmayormadrid

Imagen 1 De 7

Iceberg mayor que Madrid

Ahora la plataforma flota en el océano junto al borde de la península Antártica frenando el flujo de glaciares. En febrero se tomaron imágenes aéreas durante una expedición del Proyecto MIDAS (Impact of Melt on Ice Shelf Dynamics And Stability – Impacto del Deshielo en la Dinámica y Estabilidad de la Plataforma) sobre la Antártica en las que se veía la grieta. Además se había filmado un vídeo anterior que mostraba que la grieta había aumentado 27 km en sólo dos meses desde el comienzo de 2017. Lo que obligó a mudar de sitio a una estación de científicos que se encontraba en ese lugar.

Se continúan detectando grietas a través de las cámaras del satélite Aqua MODIS de la Nasa, que también han sido confirmadas por el instrumento Suomi VIIRS de la estación espacial estadounidense. El área de la plataforma de hielo Larsen C se ha reducido en más de un 12 por ciento y ha “cambiado para siempre el paisaje de la península Antártica según los investigadores.

El iceberg pesa más de un billón de toneladas (1.000.000.000.000 de toneladas métricas) lo que lo convierte en uno de los mayores conocidos hasta ahora. Cuando la plataforma de hielo ya estaba flotando no se notó de inmediato el impacto en los niveles del mar. Los expertos estiman que el iceberg se irá rompiendo en diferentes trozos. Parte del hielo se puede quedar en esa área durante décadas mientras que otros trozos seguirán a la deriva hacia el norte donde hay aguas más templadas que los acabarán derritiendo. Si la plataforma pierde la mayor parte de su superficie podría influenciar a los glaciares que están en tierra, lo que aumentaría su velocidad hacia el océano. Este hielo que no flota acabará teniendo un impacto en el nivel del mar pero sólo de forma moderada en el tiempo, muy poco a poco.

Iceberg mayor que Madrid

 

Llevábamos meses esperando a que ocurriese esto. Nos sorprendió lo mucho que tardaron en desgajarse los últimos km de hielo. Continuaremos estudiando el impacto de esta rotura de la plataforma de hielo Larsen C y el destino de este gigantesco iceberg”, dijo el profesor Adrian Luckman, de la universidad de Swansea (Reino Unido).

El Dr. Martin O’Leart es un glaciólogo (también de la universidad de Swansea) que además forma parte del proyecto MIDAS, este científico añadió que: “Aunque se trata de un evento natural y no tenemos ninguna prueba de que esté relacionado con el cambio climático producido por el efecto del ser humano, la realidad es que la plataforma de hielo queda en una posición muy vulnerable. Nunca se había visto retroceder tanto al hielo. Vamos a observar este fenómeno con mucho cuidado buscando señales que nos alerten de que el resto de la plataforma de hielo se ha vuelto inestable”.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: