SpaceX lanzará una superbacteria letal al espacio para ser analizada en la Estación Espacial Internacional

Por si la vida en la Tierra no es suficientemente interesante, el próximo movimiento de SpaceX (Space Exploration Technologies Corporation) solo cabe en la cabeza de un científico loco. Y es que la compañía aeroespacial privada de Elon Musk ha mandado a la órbita una superbacteria letal.

El razonamiento de esto es en realidad mucho más humanitario de lo que parece. La esperanza es que mediante el envío del denominado MRSA (Methicillin Resistant Staphylococcus Aureus), una bacteria resistente a los antibióticos que puede resultar mortal, a la Estación Espacial Internacional, los científicos podrán ver el próximo movimiento de la bacteria antes de que suceda en la Tierra, dándoles ventaja para averiguar cómo tratarla en tierra firme.

Puede parecer contraproducente pensar que el hecho de estar fuera de la superficie terrestre dé como resultado un crecimiento más rápido de las bacterias, pero hay un precedente para ello. Aunque no hay garantía de que las bacterias MRSA se comporten de esta manera, está claro que funciona en otras bacterias, como explicó en un documento de 2015: “Existe un acuerdo general de que la microgravedad representa la mayor influencia en la cinética de crecimiento bacteriano y el comportamiento de las células bacterianas durante los vuelos orbitales cortos, aunque la radiación puede aumentar las tasas de mutación microbiana durante el vuelo”. Esto se conoce desde hace algún tiempo, pues un documento de 2000 reveló que un gen bacteriano clonado transportado por levadura a bordo de la Mir había mutado dos o tres veces más que las mismas muestras en la Tierra.

SpaceX lanzará una superbacteria letal al espacio

Si la bacteria MRSA va igual de loca en sus vacaciones en la Estación Espacial será una noticia brillante para nosotros, porque es como mirar al futuro de lo que está por venir a la Tierra. En lugar de tener que esperar a que nuestros medicamentos actuales se vuelvan ineficaces antes de tratar de encontrar una alternativa, deberíamos llegar teóricamente a ver los próximos movimientos del “bicho” para tener listos nuevos medicamentos listos para combatir el MRSA en la Tierra.

Esto sería un gran éxito. La resistencia a los antibióticos es probable que se convierta en un problema enorme en las próximas décadas, y MRSA es uno de nuestros peores enemigos. En caso de ser infectadas, las personas sufren dolorosas hinchazones en la piel, además de verse afectados sus huesos, articulaciones e incluso su sangre. Esta clase de infección mata anualmente a más personas que el VIH, la enfermedad del Parkinson y los enfisemas juntos.

Imagen: NIAID y NASA usado bajo Creative Commons

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: