Un estudio revela que no es bueno usar el portátil en clase La conexión a internet hace que bajen las notas, por muy inteligente que sea el estudiante.

En este momento tengo 12 pantallas abiertas así que sé de buena tinta que internet distrae una barbaridad. Para ser más exacto, te ofrece millones de pequeñas distracciones. Tuve suerte porque durante la mayor parte de mi educación no se llevaban portátiles a las aulas. Un estudio de la Universidad de Michigan confirma lo que la mayoría sospechábamos: si les das a los alumnos portátiles en un aula enorme se distraerán navegando.

Las profesoras Susan Ravizza y Kimberly Fenn le preguntaron a 507 estudiantes que asistían al curso de 15 semanas titulado “introducción a la psicología” si se someterían a un estudio en el que se seguiría el uso que hiciesen de internet durante las clases. Los 127 que dieron su consentimiento tuvieron que conectarse a un servidor proxy para que los investigadores pudiesen ver el grado de atención. En total 83 de esos estudiantes atendieron a más de la mitad de las clases del curso.

Los estudiantes de los que se recogía información pasaban de media 37 minutos durante cada clase mareando la perdiz por internet. Lo que quizá no parece tanto hasta que tenemos en cuenta que cada clase sólo duraba una hora y 50 minutos. Los estudiantes dividían su tiempo navegando por las redes sociales, controlando el correo, comprando por internet y viendo vídeos. No hay que perder de vista que estamos hablando de los estudiantes que aceptaron ser monitorizados, algunos de los que se negaron a colaborar pueden haberlo hecho a sabiendas de que iban a estar navegando buena parte del tiempo.

MIRA TAMBIÉN  Space Nation es la startup que quiere enviarte al espacio

Lo más increíble de todo esto es que el uso de internet durante el curso ayudó a predecir la nota en el examen, incluso teniendo en cuenta la motivación (medida por una encuesta) y la inteligencia (de acuerdo con los baremos del Test de Universidades Americanas). “Navegar durante la clase supuso una desventaja para los alumnos, por ello ha llegado el momento de preguntarnos si hay que revisar la costumbre de animar a los estudiantes a que traigan sus portátiles, incluso cuando no es necesario”, dijo Ravizza (en la foto de abajo).

“En este curso no ha habido trabajos basados en internet, así que el ‘uso académico’ se limitaba a descargar fotos para seguir la explicación o a tomar notas”, remachó la profesora Ravizza. Hay pruebas que llevan a creer que a la larga es mucho más efectivo coger apuntes a mano.

El resultado de este estudio será publicado en internet por la revista Psychological Science pero los investigadores ya han descubierto algunos consejos para obtener lo mejor de los estudiantes. Ravizza ya no cuelga fotos e información sobre la clase, por lo que no hay ninguna razón para usar un portátil.

No está prohibiendo el uso de portátiles ni nada por el estilo pero no recomienda a los estudiantes su empleo. “Ahora les pido a los estudiantes que quieren traer los portátiles que se sienten en la parte de atrás para que no distraigan a los demás cuando navegan por internet”.

 

Deja un comentario