Un tumor de realidad virtual permite estudiar el cáncer de otra forma

“Diría que un tumor es un ecosistema”, dice el profesor Greg Hannon, investigador de cáncer del Cambridge Research Institute. Esta definición hace hincapié en que el cáncer no es algo monolítico, sino una compleja comunidad de células que interactúan entre ellas de una manera que todavía no entendemos. Hannon habla sobre un proyecto en el que se quiere utilizar la realidad virtual para ayudar a los investigadores a entender cómo las células cancerígenas funcionan unas junto a otras. Este proyecto ha logrado una financiación de 23 millones de euros como parte de un plan más ambicioso de 117 millones para investigar el cáncer en el Reino Unido.

“Lo que estamos intentando hacer es observar al ecosistema en su conjunto. No sólo ver los tipos de células huésped y pensar únicamente en las células cancerosas, sino estudiar a las células cancerosas como una comunidad que va evolucionando”, explicó Hannon.

Los investigadores que se enfrentan al cáncer tienen muchas dificultades. Por ejemplo, cómo capturar la gigantesca cantidad de información que hay en el ecosistema de un tumor y luego cómo entender esa información. Hannon y un equipo de científicos, médicos, pacientes, astrónomos y desarrolladores de videojuegos de toda Europa están intentando solucionar estas dos cuestiones.

El objetivo es hacer un modelo en 3D de un tumor de un paciente que sea un espacio intuitivo en el que los investigadores puedan estudiar una gran cantidad de información sobre la muestra. Tanto en lo que se refiere a las células individuales y también a la manera en la que interactúan con las vecinas y con las células huésped. Para recoger la información se construirán unos microscópicos especiales. El equipo recogerá información genética de cada una de los millones de células que hay dentro de un tumor.

Cáncer y realidad virtual

La idea de un tumor de realidad virtual puede sonar como algo un poco extraño en la lucha contra el cáncer pero Hannon asegura que son necesarias nuevas maneras de pensar para comprender la información cuando te enfrentas a una cantidad tan ingente de datos. “Queremos crear una cantidad de información inmensa. Estamos hablando de un nivel que, gracias a la tecnología actual, es difícil de entender y analizar para los humanos. Tenemos que inventar nuevas formas de interactuar con estos datos. El primer paso será coger toda esa información que hay en el ordenador y presentarla en forma de realidad virtual”, explicó Hannon.

 

Laboratorio virtual

Tuve la oportunidad de probar un prototipo del proyecto desarrollado con la colaboración del estudio creativo Deep VR para el HTC Vive. En él ves multitud de puntos en un laboratorio. Se trata de la simulación de un tumor a partir de la información que existe sobre su micro ambiente, la expresión genética de los diferentes tipos de células y en la simulación matemática de cómo crece un tumor. Usando los controles de Vive lo puedo coger con mi mano mientras voy viendo listas de diferentes tipos de genes. Es posible usar colores diferentes para distintas categorías y distinguir las células que se deseen dentro del tumor.

Tenía la opción de meterme dentro del tumor recorriendo su compleja estructura. Si me paraba y señalaba a una célula en particular, un panel me mostraba información detallada sobre lo que tenía delante. No soy un especialista en cáncer, así que no puedo interpretar los datos que se me mostraban pero la cantidad de información disponible era impresionante.

“¿Cuántas cosas puedes tener en una pantalla? Aquí el espacio que tienes disponible es de 5 x 5 x 5 metros, puedes estar literalmente rodeado de información. Los humanos somos muy buenos reconociendo los colores porque estábamos entrenados a buscar la fruta en los árboles. Estás en realidad mirando siete dimensiones de datos. Hacerlo en la pantalla de un ordenador sería todo un reto”, explicó el Dr. Dario Bressan, otros especialista en cáncer del Cambridge Institute.

Cáncer y realidad virtual

El prototipo es sólo el comienzo pero los planes futuros incluyen permitir que diferentes usuarios trabajen en el mismo espacio virtual. De todo esto no sólo se beneficiarían los investigadores, Hannon comentó que quiere dar a los médicos, pacientes y estudiantes una nueva herramienta para hacer los tratamientos o para aprender qué es el cáncer.

Construyendo un “Google Earth” del cáncer

Los otros tres proyectos que ganaron en el concurso sobre investigación del cáncer en el Reino Unido son: unos estudios para prevenir mejor el cáncer de pecho; una manera de identificar las causas del cáncer estudiando las “huellas” del ADN; y una forma de construir una especie de mapa de los tumores a lo Google Earth. Este último proyecto está dirigido por la Dra. Josephine Bunch del National Physical Laboratory. Su equipo emplea una nueva tecnología de espectrometría para mostrar los detalles de los tumores. De manera similar a Google Earth, la idea es que los científicos puedan moverse con facilidad entre los diferentes niveles: tejido, células y moléculas.

Cada proyecto ganador intenta superar uno de los siete retos que ha presentado el Cancer Research UK. Todo esto comenzó en 2015 con un presupuesto de 117 millones de euros. La idea era financiar un proyecto cada año durante cinco años, cada uno recibiría 23 millones de euros durante ese espacio de tiempo. Gracias a una colaboración con la Sociedad Holandesa sobre el Cáncer y el dinero procedente de un donante anónimo, los cuatro proyectos han comenzado este año.

“Cancer Research UK ha creado estos premios para promover la lucha contra el cáncer. Queremos ayudar a resolver las preguntas más difíciles que impiden el progreso”, dijo Sir Harpal Kumar, director ejecutivo del Cancer Research UK.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: