Alphabet quiere calentar los hogares del mundo de forma barata y ecológica

Dandelion es un proyecto dependiente de X (antes se llamaba Google X) y su objetivo es revolucionar la manera en la que los estadounidenses calientan y enfrían sus hogares. Al usar la energía geotérmica (tanto de frío como de calor) Dandelion espera reducir la factura de la energía que deben pagar los hogares estadounidenses (y a la larga los del mundo entero). Además se evitaría que el planeta siga utilizando derivados del petróleo tanto para sus calderas como a la hora de generar electricidad para los aparatos de aire acondicionado.

Climatización geotérmica

 

Para aprovechar el calor y el frío que produce el planeta, Dandelion ha montado bajo tierra unas tuberías de plástico a una profundidad de 100 a 150 metros donde la temperatura se mantiene de manera constante en unos 10 grados centígrados. Luego con una bomba en cada casa se pone agua a circular por estas tuberías calentándola o enfriándola, según el caso. En esencia usa la refrigeración líquida para regular la temperatura de la casa. Lo que supondrá un ahorro de dinero y de derivados del petróleo ya sea para calentar o enfriar el hogar (dependiendo de la época del año).

El concepto de refrigeración geotérmica no es nuevo, la importante es que parece que Dandelion (la compañía de Alphabet dependiente de sus laboratorios X) ha sido capaz de hacer rentable todo el proceso. Para ello se ha rediseñado en su totalidad el equipamiento que se emplea en este procedimiento. El resultado es que ahora lo que antes costaba mucho dinero se puede conseguir de manera más económica.

Calefacción geotérmica

El coste y el tiempo que se tarda en realizar las perforaciones se ha reducido a la mitad gracias al nuevo equipo de Dandelion. Las bombas de calor también son inéditas y el precio de cada una se ha reducido hasta unos 5.000 dólares (4.380 euros). Dandelion además ofrece a los consumidores la posibilidad de pagar el equipo en plazos de sólo 200 dólares al mes (175 euros). La instalación completa cuesta 20.000 dólares (17.500 euros) y en 10 años de uso ya estaría amortizada. Las tuberías de plástico durarán tanto como la casa debido a su calidad mientras que la bomba de calor sólo habrá que cambiarla después de 25 años, lo que contribuye a mantener los gastos en niveles competitivos.

En la actualidad este proyecto se lleva a cabo en 11 condados del estado de Nueva York en áreas en las que se emplea mucha energía derivada del petróleo para calentar las casas (recordemos que estamos hablando de casas independientes, no de pisos en una comunidad de viviendas). El plan es extenderse por todo Estados Unidos buscando zonas donde la calefacción o el aire acondicionado suponga un gasto importante para los consumidores.

Está por ver si Dandelion da el salto a Europa. La start-up de Alphabet ya ha recaudado 2 millones de dólares (1,7 millones de euros) aunque pensamos que pasará un tiempo antes de que podamos verla por estos lares. Ello no quita que haya que aplaudir esta iniciativa que ayudará a luchar contra el calentamiento global.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: