Discos de vinilo: La nostalgia y el vintage se apodera de la música

Según un informe de la RIAA (Recording Industry Association of America), el negocio de la música vio su primer crecimiento de dos dígitos en casi 20 años. Evidentemente, este boom se debe en mayor parte a los servicios de streaming, y en particular a los de pago, como Spotify o Apple Music; plataformas que dejaron cerca de mil millones de dólares a Warner Music en 2016, con un aumento total en ventas del 57%.

Discos de vinilo

Imagen 1 De 8

El vinilo resurge y empieza a crecer

 

Sin embargo, hay otro dato que ha llamado más la atención: el constante éxito de los discos de vinilo. En Estados Unidos, las ventas de álbumes de vinilo se elevaron hasta los 430 millones de dólares el año pasado, representando el 26% de los envíos de música física total, su mayor porcentaje desde 1985.

En 2010, se vendieron cerca de 3,2 millones de vinilos. Desde 1991, no había sucedido esto, con el lanzamiento de Stars de Simply Red. David Bowie se convirtió en el artista con mayor número de ventas en discos de vinilo tras su muerte. Su mejor éxito fue Blackstar. A este aumento en ventas – el noveno año en el que las ventas han aumentado-, encontramos nostálgicos que se criaron con el vinilo como soporte fundamental, consumidores exigentes… y también algo de tendencia circunscrita sobre todo a los barrios más “cool” y urbanitas.

El vinilo resurge y empieza a crecer

Sí, lamentablemente a lo largo del año pasado muchos artistas y leyendas de la música perdieron la vida, todos ellos cercanos a la edad de 60 años. No obstante, esto tuvo como resultado que sus álbumes fueran lanzados primero en vinilo, y las compañías discográficas creen que esta fue la causa de que las ventas de vinilos aumentarán drásticamente en un 53% durante 2016.

El vinilo resurge y empieza a crecer

En 2007, sólo se lograron comercializar 200.000 copias en total. Mientras que en 2016, al menos 10 títulos lograron vender 10.000 copias cada uno. Los expertos aseguran que el vinilo está por regresar y tomará el lugar que el CD ocupaba como un objeto perceptible, digno de colección. Al final, el arte y el aspecto nostálgico hace de los discos de vinilo una mejor elección.

Vanessa Higgins, CEO de Regent Street Records, recomienda a las bandas emergentes y a independientes, considerar este formato como una principal fuente de ingresos, pues el margen de ganancia es superior a cualquier otro. En contraste, la venta de CD disminuye rápidamente.

El vinilo resurge y empieza a crecer

 

Desde finales los años ochenta y sobre todo a principios de los 90, el disco compacto inició el desplazamiento del vinilo con sus muchas ventajas como la practicidad y calidad de sonido, con menos ralladuras y rupturas. Sin embargo, la reedición de álbumes en vinilo se mantuvo desde entonces como una actividad reservada a aficionados y coleccionistas, pero siempre en búsqueda de la distinción y en una constante mirada a lo vintage. Y, desde hace varios años, los consumidores buscan con mayor frecuencia los viejos discos en búsqueda de una experiencia distinta como melómanos.

El vinilo resurge y empieza a crecer

De todas formas, si hay algo extraño es que a pesar de este progreso en las ventas, es que los compradores no escuchan los discos, tal y como muestran algunas encuestas. Puede que estos vinilos sólo se queden en las salas de estar de los hipsters, como si fuesen una marca de identidad o de pertenecer a una generación particular.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: