El Rolex de Paul Newman: El reloj más caro de la historia

El reloj personal de Paul Newman, un Rolex Daytona, se vendió en una subasta celebrada en octubre de 2017 por 17,75 millones de dólares (15 millones de euros). Lo que lo convierte en el reloj de pulsera más caro de la historia.

La subasta del Rolex de Paul Newman comenzó con un millón de dólares que ofrecía una persona que no estaba presente de manera física en el evento. Casi de inmediato un comprador asiático anunció por teléfono la cifra de ¡10 millones de dólares! El público apenas se podía creer lo que estaba sucediendo. Muchos pensaban que se trataba de un truco de la compañía de subastas para promover la venta, pero la realidad es que se trataba de una puja auténtica, que ponía de manifiesto el interés que despertaba el reloj. Lo que no estamos seguros es si la atracción se debía al Rolex en sí mismo o al hecho de que había formado durante años parte de la vida de un icono de Hollywood como es Paul Newman…

Rolex Paul Newman

Imagen 1 De 7

Rolex Paul Newman

 

A partir de entonces se desató una lucha de llamadas telefónicas, ni una de las personas que pujó por el Rolex Daytona se encontraba en el evento celebrado en la ciudad de Nueva York. La siguiente puja llegó a los 12,5 millones que con rapidez fue sobrepasada por otra de 14 millones de dólares. A partir de ahí se vivió un tenso silencio que aprovechó el maestro de ceremonias, Aurel Bacs, para decirle a una de sus ayudantes: “Leigh, Leigh, ¿cómo vas? ¿Qué dice la persona que está pujando por teléfono? ¿Se retira para cenar?”. Este comentario volvió a animar la subasta y se oyó la oferta de 15,5 millones de dólares. “¡Esto es histórico, quince millones quinientos mil!”, gritaba el director de la subasta. Al incluirse las diferentes primas que debe pagar el comprador, el reloj alcanzó un precio final de 17.752.500 dólares (unos 15 millones de euros, céntimo arriba, céntimo abajo).  

 

Un poco de historia

La compañía de subastas Phillips sacó al mercado el “legendario ‘Paul Newman’ de Paul Newman”, este modelo es conocido simplemente por el nombre del actor pues el Daytona ha quedado para siempre asociado a la imagen del famoso artista de los ojos azules. Antes de la subasta la empresa declaró: “Presentamos el ‘Paul Newman’ Daytona que fue propiedad del icónico actor de Hollywood y que lo utilizó durante bastante tiempo. Este reloj se ofrece al público por primera vez”. Una de las piezas más famosas del mundo de la relojería parecía haber desaparecido para siempre después de que se viese por última vez en la muñeca de Paul Newman en 1984. El modelo es un Rolex Daytona, el famoso cronógrafo que la compañía suiza sigue teniendo en su catálogo y que se puede adquirir en la actualidad a partir de 11.400 euros (nos referimos a la versión de acero). La pieza de los años 60 con las esferas del cronómetro en negro ha pasado ya a la historia como el Paul Newman Daytona.  

En 1969 se filmó la película Winning (traducida aquí como 500 Millas). Un filme en el que la estrella era Paul Newman y donde también participaba Joanne Woodward, su mujer en la vida real. La película giraba en torno a las carreras de coches, la gran pasión de Newman, quien llegó a tomar parte en varias competiciones de primer nivel, además de ser propietario de algunos de los mejores equipos de automovilismo deportivo de Estados Unidos. Joanne Woodward decidió regalarle un cronógrafo Rolex Daytona con la siguiente inscripción grabada en la parte trasera: “Drive Carefully Me” (conduce con cuidado yo).

Rolex Paul Newman

 

Esta pieza única estaba ahora en posesión de James Cox, antiguo novio y gran amigo de Nell Newman, la hija del actor. Cox contrató los servicios de la compañía de subastas Phillips para que pusiese a la venta el reloj. Un evento que tuvo lugar en la ciudad de Nueva York. Lo que era muy apropiado pues la familia Newman vivió en la costa este de Estados Unidos durante más de medio siglo y el actor comenzó su andadura profesional en los escenarios de Broadway (Nueva York). “Al ponerte el reloj la sensación es casi mágica. Esta pieza ha estado en multitud de platós de cine y en coches de carreras. Con este Rolex Paul Newman cronometraba las competiciones automovilísticas. ¡Es simplemente fantástico!”, dijo James Cox.

El reloj es un Rolex Cosmograph Daytona referencia 6239 fabricado en 1968 y diseñado para cronometrar eventos del motor. Joanne Woodward, una mujer de gusto exquisito, compró la pieza en el legendario establecimiento de Tiffany & Co de la Quinta Avenida en la ciudad de Nueva York. La inscripción de “conduce con cuidado” ponía de manifiesto la preocupación de esta mujer por el amor que su marido sentía por la velocidad. Paul Newman llegó a admitir: “Una de las cosas que más me gusta es rodar con un coche de carreras”. No en vano, tres años antes en 1965 Newman había sufrido un grave accidente de moto a consecuencia del cual tuvieron que hacerle unos injertos de piel en su mano izquierda.

Rolex Paul Newman

En el verano de 1984 en la casa familiar en Westport, Connecticut, mi padre le preguntó a James (Cox) que qué hora era. Por lo visto su reloj se había parado al no haberle dado cuerda. James le contestó que no tenía ningún reloj, por lo que mi padre le dio el Rolex con la siguiente advertencia: ‘Si te acuerdas de darle cuerda todos los días, te dirá el tiempo con exactitud’”, así cuenta Nell Newman cómo su padre le dio el Rolex a quien era en aquella época su novio. Desde ese momento James Cox conservó el Rolex como oro en paño, quizá consciente de que algún día valdría millones…

 
Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: