Horizon Zero Dawn: Un mundo postapocalíptico asediado por monstruosos robots.

El mundo de Horizon Zero Dawn está lleno de promesas. Desde aldeas tribales en lo alto de una montaña, pasando por grupos de rascacielos, hasta cavernas mecánicas sin medida para el hombre, el ambiente de la aventura del mundo abierto de Guerrilla Games invita, sin lugar a dudas, a la exploración. Lo que encuentres en el camino no siempre estará contento de verte. Y es que las colinas están vivas con el sonido de los robots.

Sin embargo, es una promesa que no siempre se cumple. Para toda la belleza ambiental de Horizon Zero Dawn, la IA de los humanos no es demasiado avispada y algunas mecánicas no están al nivel del conjunto del juego. Es una lástima, porque el juego tiene mucho que ofrecer, sobre todo la historia de grandes trazos de las nuevas civilizaciones construidas sobre nuestras propias ruinas.
El juego te lleva a tomar el control de Aloy, una cazadora de talento que comienza con muy pocos recursos, pero pronto se encuentra luchando contra tribus que están en guerra, salvando a su sociedad, y descubriendo los misterios que rodean a los robots que se están convirtiendo cada vez más agresivos. El trabajo de voz de Ashly Burch como Aloy es madura con rasgos conmovedores creíbles y una vena agradable de sarcasmo subestimado. Sin embargo, su confianza en sí misma es persuasiva y su motor es el adecuado para empujar al jugador a través del mundo de Horizon.

 

Horizon Zero Dawn

Lo que harás a lo largo del viaje toma muchas pinceladas de los incondicionales del mundo abierto como The Witcher 3 y la serie Far Cry. La misión principal te leva a lo largo del mapa, pero hay largas misiones secundarias, desafíos de caza y destruir puestos de avanzada de bandidos, entre otros.

Muchas de estas misiones implican la construcción de un campamento, utilizando tu capacidad de enfoque para marcar los movimientos enemigos. Muchos otros implican la investigación de escenas, de nuevo utilizando el enfoque y luego seguir las pistas a otra ubicación. Este técnica fue una de las más repetitivas en The Witcher 3, y es doblemente fastidiosa cuando las motivaciones del personaje tienden hacia lo tedioso y olvidable.

Guerras de robots

Mientras que algunos aspectos de la ejecución momentánea de Horizon son pasables, otros son excepcionales. Casi todos los choques con un robot son un encuentro memorable, gracias en parte al carácter individual dado a cada máquina. Estos dinosaurios metálicos son un magnífico contraste con las vistas naturales, especialmente en la noche cuando su presencia se convierte en una bruma de luz azul. Desde los sinuosos Vigilantes hasta el Bellowback, cada robot es un desafío único, con sus propias animaciones de carácter que implican fortalezas intimidantes y vulnerabilidades ocultas.

Horizon Zero Dawn

 

El combate contra estos oponentes es duro –algunos golpes son todo lo que se necesita para matar a Aloy-, y hay un cierto grado de Dark Souls en las luchas cuerpo a cuerpo. Dicho esto, el juego quiere que pienses con tacto sobre cómo abordar cada situación antes de participar. La hierba alta sirve para esconderse y Focus te permite seguir de manera exacta el camino que ha tomado el enemigo en tierra. Combina esto con herramientas como ‘tripwires’ y bombas, y Guerrilla Games hará honor a su tocayo.

Cuando inevitablemente los planes mejor establecidos se derrumban, y estás de punta a punta con un Sawtooth, la supervivencia se convierte en un emocionante juego de rodar, derrapar y disparar flechas. Aloy tiene un conjunto de herramientas variado a través de sus arcos, y el cambio entre el tipo de munición para derribar a un gigante de metal es una experiencia inmensamente satisfactoria, que a menudo te dejará con tan solo una fracción de salud.

Un valle extraño

En cuando a la historia, el cuento de Horizon sobre la supervivencia post-apocalíptica y las máquinas autosuficientes es una delicia, llena de misterio y preguntas sobre lo que pasó en el pasado. Los registros de audio y datos que se encuentran en todo el mundo ofrecen vislumbres de un futuro cercano, permitiendo que el juego toque temas contemporáneos como la propiedad de datos y la ética de los conflictos armados. Qué lastima que esto quede enmascarado por un diálogo débil y la escasez de caracteres matizados. Las animaciones faciales del juego también son pobres –se mantienen bien dentro de un valle extravagante-, y algunas de las actuaciones de voces ajenas a Aloy sufren distorsiones.

Horizon Zero Dawn

Todo esto puede ser perdonado cuando estás parado al borde de un acantilado, magullado y golpeado, después de ser el títere de una horda de robots, mirando hacia el vacío. Horizon Zero Dawn es un título visualmente impresionante en la PS4, y no solo por su soporte HDR 4K en la PS4 Pro.

 

La resolución añadida es una cosa, pero lo más importante es que se trata de un juego con una estética clara y distinta, enormemente agradable de rastrear: desde las asentamientos tribales hasta las ruinas cubiertas de vegetación, hasta las cavernas hipertecnológicas. Junto con el énfasis del sigilo, Horizon Zero Dawn es un juego que quiere que te tomes tu tiempo viajando a través de su mundo.

Horizon Zero Dawn logra establecer un mundo con personalidad. El hecho de que los robots tengan una mayor participación y personalidad en lugar de sus homólogos humanos, hace evidente que los diálogos de Guerrilla Games sean su mayor debilidad. Aloy tiene la fuerza de ser un personaje convincente, pero su trama e historia necesita algo más de fuerza.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: