Previa de Robinson: The Journey – un prometedor mundo perdido Así es nuestra primera experiencia con este juego de exploración de realidad virtual con dinosaurios.

Para ser animales que murieron hace decenas de millones de años, los dinosaurios están en muchas demostraciones de tecnología actual. Silent Cinema tuvo Lost World, animatronics tenía Jurassic Park, la primera Playstation tuvo la demo andante del T-Rex, CGT tuvo Walking with Dinousaurs y en Realidad Virtual tuvimos, en 2015, Back to Dinosaur Island de Crytek. Así son los dinosaurios, un excelente recordatorio de nuestra propia fragilidad como especie. Y eso que ellos eran grandes… Y ahora Crytek vuelve a su isla de dinosaurios con otro juego de realidad virtual, Robinson: The Journey. Tienes el papel de Robin, un chico joven atrapado en la isla después de que su nave se estrellara en un planeta misterioso. Por su cuenta, Robin sobrevive con ayuda de un robot inteligente flotante llamado HIGS. Podría haber otros humanos, pero Robin no puede dar diez pasos sin toparse con un dinosaurio, en parte porque ha decidido que un cachorro de T-Rex le parece la mascota ideal…

“Cuando se nos ocurrió la idea, queríamos hacer algo que pareciera único pero que mantuviera cierta relación con nuestras raíces”, explica Elijah Freeman, el productor ejecutivo del juego. “Una de las primeras demos de VR que hicimos tenía dinosaurios. Nos encantan los dinosaurios y nos gustó aquello, pero queríamos que la experiencia fuera algo que se disfrutara más. Comparado con otros juegos nuestros, en éste se trata de explorar más”.

Robinson: The Journey

Imagen 1 De 11

Robinson: The Journey

Los primeros minutos de mi prueba de la demo de Robinson: The Journey serían, si los presentas en una pantalla en 2D, una aburrida introducción al mundo de los juegos. Salí de la nave, eché un vistazo alrededor, acaricié a mi mascota dinosaurio, resolví unos puzzles y salí de la zona. Como digo, en un monitor plano me hubiera pasado desapercibido y hubiera sido aburrido.

MIRA TAMBIÉN  Una startup lanza una campaña para colocar a 1.000 mujeres en el mundo de la tecnología

Pero mi prueba no fue con un monitor plano sino con el casco Playstation VR, y eso recuerda lo importante que es la perspectiva en el ritmo de un juego. Me movía sobre la hierba como un niño, investigando los montones de piedras y cajas cerca de los precipicios. Hasta cierto punto es mérito de la novedad de los entornos de Realidad Virtual, pero parece que la sensación inmersiva te anima a hacer todo algo más despacio. La exploración es más directa, lo “sientes” más cuando parece que de verdad te inclinas sobre algo para mirarlo en lugar de estar solo moviendo los pulgares en el mando.

Robinson: The Jouney, un juego de exploración

Robinson: The Journey

Para un estudio de creación de juegos más conocido por poner a prueba el motor gráfico de la consola en juegos “shooter” de ritmo frenético, ese énfasis en la exploración supone un cambio claro en Crytek. “Decidimos que éste debía ser más un juego de vivencias que de disparos” dice Freeman. “Va un poco en contra de nuestros instintos, pero creo que el resultado es fantástico. Para nosotros, como desarrolladores de juegos, porque a fin de cuentas hemos crecido con cierta perspectiva sobre los juegos, está bien descubrir que no siempre necesitas un arma”.

MIRA TAMBIÉN  Explora Google Earth en un momento haciendo garabatos

Robin no tuvo ninguna arma en el breve espacio de tiempo que pasé con él, pero sí tenía una herramienta sospechosamente parecida a un mando Playstation Move. Controlado con el DualShock 4, usé una combinación de la mirada y los botones para interactuar con objetos en el entorno, cogiéndolos y tirándolos de forma parecida al arma de gravedad de Half-Life 2. Como sería de esperar con esas herramientas, aparecen puzzles físicos. En un momento dado tuve que arreglar un molino de agua roto desgrapando unas cajas pegadas. Tirarlas luego a la jungla posiblemente no ayudó mucho a la búsqueda d la supervivencia de Robin, pero bueno, ya sabes cómo va esto.

Más adelante en la demo me encargaron dar corriente a una valla electrificada. Aquí, la perspectiva cambia a la vista del robotito HIGS, a vista de pájaro, lo que me permitía seleccionar diferentes puntos de potencia en la zona. Era un poco como jugar a BioShock o Deus Ex, pero pasando por encima de un entorno más realista. El ejemplo de la demo era sencillo, pero estará bien ver cómo integra Crytek esta vista táctica en la aventura de Robin. Te quedas con ganas de más.

Sigue leyendo: la experiencia de realidad virtual más completa

 

Deja un comentario