Vinilos: Sony vuelve a fabricar LPs

En 1989, cuando yo tenía cinco años, Sony decidió que había llegado la hora de dejar de fabricar discos de vinilo para concentrarse en un nuevo y apasionante formato: el cedé o disco compacto. Ahora tengo 33 años y Sony se ha dado cuenta que cometió un error y ha regresado al romántico mundo del vinilo. Los vinilos vuelven a ser fabricados por Sony. La compañía producirá vinilos en Japón a partir de marzo de 2018. Sony empezará con viejas canciones famosas (la mayoría japonesas) pero la compañía también producirá versiones en vinilo de nuevos trabajos que acaben de llegar al mercado. Para no dejar nada al azar Sony va a contratar a veteranos ingenieros con experiencia en este medio. Así que si eres un ingeniero japonés especialista en la producción de vinilos podrías aprovechar para enviar el currículo.

Discos de vinilo

Imagen 1 De 8

El vinilo resurge y empieza a crecer

 

Parece ser que después de todo el vinilo no estaba destinado a morir. En la feria CES (Consumer Electronics Show) de Las Vegas (EE.UU) del año pasado Sony ya había anunciado el renacimiento del vinilo. En diciembre este formato logró lo que no hace mucho habría parecido imposible: superar a las ventas digitales por primera vez. A principios de año el proyecto para fabricar un tocadiscos “inteligente” lo “petó” en Kickstarter y la producción del mismo ya está en marcha.

Sony vinilos

Esta historia casi parece un cuento de hadas pues el vinilo parecía tocado de muerte en 2006. Además, a diferencia de lo que muchos podrían pensar, la demanda no está siendo liderada por viejos coleccionistas de elepés sino por una joven generación que ni siquiera vivía cuando Sony decidió “matar” este formato. Mucha gente acaba comprando canciones que han oído primero en servicios de streaming, explicó Michinori Mizuno, consejero delegado de Sony Music.

Otro detalle no precisamente baladí es que (a diferencia de la música en streaming), los vinilos son rentables, vamos que con ellos se gana dinero y suponen una inversión aconsejable desde el punto de vista financiero. Las páginas de streaming continúan perdiendo dinero, a pesar de contar con un número increíble de suscriptores y pese a que cada vez recaudan más fondos. Por ejemplo en el Reino Unido se vendieron 3,2 millones de vinilos en 2016, lo que todavía es una cifra inferior al número de cedés que los consumidores adquirieron durante ese año (47,3 millones). La gran diferencia es la tendencia, pues la venta de cedés bajó un 12 por ciento mientras que la de vinilos subió un 53 por ciento.

No hay datos sobre cómo va el MiniDisc pero tengo confianza que el formato que elegí en 2003 está esperando su oportunidad.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: