Convertirse en un ingeniero de software y no en un atleta profesional, es tu mejor apuesta si quieres ganar millones

Si deseas ganar millones, especialmente en los EE.UU., es mejor convertirse en un ingeniero de software que perseguir tu sueño de convertirte en un deportista profesional.

Siendo una estrella del deporte pagan de maravilla, el jugador de baloncesto LeBron James logró recaudar la pasada temporada un total de 77 millones de dólares (72,3 millones de euros) entre sueldo y patrocinios, mientras que Cristiano Ronaldo se embolsó 88 millones de dólares (82,7 millones de euros). Pero esos son solo dos individuos y, en un sector donde solo un puñado de cientos de personas realmente logran alcanzar la cima, las probabilidades de éxito son escasas. Además, el factor de una vida profesional corta y una carrera que puede estar marcada por las lesiones, de repente un atleta profesional no parece tan financieramente atractivo.

No, en lugar de eso es mucho mejor abandonar los deportes y meterse en el rol de la codificación, según sugiere la investigación de la página web laboral Paysa. Por supuesto, no es de sorprender que se pueda ganar tanto dinero al escoger un trabajo estable por uno tan competitivo e impredecible como el de una estrella deportiva, pero los beneficios monetarios de estar involucrado en la industria de la tecnología son sorprendentes.

Según la investigación de Paysa, la tasa media de aceptación en una escuela de ingeniería es del 63%, con el 60% de todos los estudiantes graduándose y el 97% de los que van a encontrar puestos de trabajo bien pagados. Una vez trabajando como desarrollador, el promedio de su vida laboral es de unos 40 años con un salario anual de 125.418 dólares (117.885 euros). No está mal si luego lo multiplicas por 40.

Cuando comienzas a sumar las ganancias a lo largo de la vida, rápidamente empiezas a ver que vas a ganar más que muchos de los que participan en los niveles inferiores de los deportes profesionales, y podrías acercarte de puntillas a salarios de estrellas más célebres. Por supuesto, esto depende de que estos atletas no vayan hacer otras cosas una vez que sus carreras profesionales hayan terminado –lo cual es altamente improbable-. Pero aún así, demuestra que una carrera en Google (donde se puede pagar hasta 10.674.690 dólares (10.033.568 euros durante toda la vida), está lejos de ser una propuesta poco atractiva si quieres ganar mucho dinero.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter:

Deja un comentario