Así será el enorme impacto de la Inteligencia Artificial en el trabajo

Como lego que soy en la materia llegué a un evento del Instituto para el Aprendizaje Automático de Nvidia con un poco de inquietud. ¿No iba a entender nada en una conferencia llena de acrónimos y complicados conceptos del mundo de los grandes datos y la inteligencia artificial? Había representantes de Microsoft y de la división de servicios informáticos de Credit Suisse. ¿Me vería completamente superado por el complicado y esotérico mundo del aprendizaje automático?

Pues no. El mundo del aprendizaje automático y la inteligencia artificial es muy complejo pero al mismo tiempo apasionante. Esta tecnología supondrá un cambio radical en nuestro trabajo y en nuestra vida diaria. Alex White (vicepresidente de Nvidia) dice que el aprendizaje automático marca “una nueva era en la informática que podría suponer un cambio profundo y poderoso para todos y para todo”. Al menos si Nvidia se sale con la suya.

Aprendizaje automático en el trabajo

Nvidia es el líder en computación visual y posee un ejército de 8.000 ingenieros de software. La compañía está desarrollando complejos sistemas para mejorar el aprendizaje automático de las máquinas. Además de apoyar a 1.500 “startups” para ver adónde nos puede llevar el aprendizaje automático y la inteligencia artificial. No sólo en campos como el tratamiento del cáncer, robótica o coches de conducción autónoma sino también en el día a día de casi cualquier empresa. Esta tecnología podría revolucionar la manera en la que la gente procesa la información en sus trabajos, por lo que tendrán más tiempo para dedicarse a tareas creativas. En pocas palabras, el aprendizaje automático se encarga de las tareas aburridas para que no lo tengas que hacer tú.

 

La IA y el trabajo

Si por ejemplo trabajas en marketing y ventas, se puede utilizar el aprendizaje automático para seguir en tiempo real la interacción de tus clientes con tu marca en las redes sociales. Lo que haría más eficaz a la compañía, la cual seguiría creciendo y contratando a personas. El año pasado el comercio electrónico alcanzó los 2 billones de dólares (una cifra que se espera doblar en 2020). Así que las ventas y el marketing se podrían beneficiar muchísimo de la inteligencia artificial.

Uno de los ponentes fue el Dr. Anthony Morse quien en sus propias palabras se dedica a “hacer máquinas que aprenden como los niños”. En un vídeo el Dr. Morse mostró a un robot humanoide un objeto con forma de estrella naranja. Luego puso la estrella de color naranja junto a una pelota roja que el robot no había visto antes. Cuando se le pidió que cogiera la pelota roja, el robot fue capaz de llegar a la conclusión de que si el objeto que conocía era la estrella de color naranja, el otro objeto tendría que ser la pelota roja. Desde el punto de vista humano esta decisión es bastante simple. El caso es que un robot humanoide estaba aprendiendo cosas de forma similar a cómo lo haría un niño. Las posibilidades de esta tecnología son enormes.

Aprendizaje automático en el trabajo

¿Cómo afectará esta tecnología a nuestra vida? El Dr. Morse dice que los ejemplos de reconocimiento visual son entendidos por todo el mundo y en este aspecto las máquinas ya superan a los seres humanos. El aprendizaje automático servirá para mejorar los procesos que ya estén automatizados, además de ayudar a crear nuevos mercados y líneas de producción.

Las líneas de producción en las fábricas serán sistemas más complejos que producirán productos más desarrollados gracias al aprendizaje automático. Ya sea el reconocimiento del habla, la traducción automática, los coches de conducción autónoma o la detección precoz del cáncer. El Dr. Morse describió un software que podía ver la foto de una prenda de ropa y comprarla de manera inmediata online.

 

¿Posibilidades sin límite?

“Esta tecnología no puede resolverlo todo”, aseguró el especialista quien apuntó que el aprendizaje automático estaba desarrollándose muy deprisa debido a tres factores. Primero, la disponibilidad de enormes bases de datos. Cada minuto se suben a YouTube 100 horas de vídeo. Al día hay 350 millones de nuevas imágenes en Facebook. Unos datos de esta envergadura han propiciado el desarrollo del aprendizaje automático.

Aprendizaje automático en el trabajo

El aprendizaje automático tiene grandes limitaciones. El desarrollo de la inteligencia artificial es caro, aunque hay que valorar lo que cuesta y los posibles beneficios que conlleva. Entender cómo aprenden los niños y aplicar esto al aprendizaje automático ya no es cosa de ciencia ficción. Está ocurriendo al mismo tiempo que lees estas líneas. La inteligencia artificial se está desarrollando con rapidez y afectará a un enorme número de trabajos.

El ecosistema del aprendizaje automático es dinámico, no para de cambiar. Alex White (ejecutivo de Nvidia) dijo que el aprendizaje automático hasta ahora casi se había limitado al mundo de la investigación y a la universidad y no al del trabajo pero que “la ola estaba llegando a la playa con rapidez”.

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: