La mejor forma de acabar un email y 14 despedidas que deberías evitar Te contamos la forma más correcta de escribir un correo electrónico tanto en español como en inglés

Siempre es difícil saber cómo terminar un correo electrónico. Yo suelo optar por un “saludos” al despedirme, o a veces un simple “gracias”, incluso un informal “merci”… Pero la verdad es que no son despedidas ideales precisamente cuando, por ejemplo, contactas con alguien por primera vez.

¿Y qué pasa con el “cordialmente”? ¿Es demasiado formal o antiguo? ¿Qué tal despedirse con un “mis mejores deseos”? Te guste o no, terminar un correo electrónico es tan difícil como escribir una carta, incluso aunque el correo lo hayas escrito exprimiendo el teclado durante unos segundos.

Pero aquí estamos para ayudarte: vamos a guiarte por las mejores formas de acabar correos, y ahorrarte algún que otro mal trago electrónico.

Así que, sin ningún orden en particular, aunque yendo en general de peor a mejor, aquí tienes nuestros consejos para terminar un correo como es debido. Te incluimos también los términos en inglés, a fin de cuentas es posible que escribas tantos o más correos en español como en inglés…

Cómo decir adiós por correo electrónico
Cómo decir adiós por correo electrónico

1: Gracias (inglés: “thanks”)

“Gracias” y sus variantes (“Muchas Gracias”, “Gracias de nuevo”, etcétera) son todas un poco ingenuas. Ya leemos los correos con cierto tono sarcástico, pero si escribes para pedirle algo a alguien -salvo que sea sólo para dar las gracias expresamente- es un poco desagradable. A evitar.

2: Cordialmente (inglés: “sincerely”)

Quizás te hayan enseñado a terminar siempre una carta, y por tanto un correo electrónico, con “cordialmente” pero… no lo hagas. Mira, si vas a empezar un correo con un “Querido” (en inglés “Dear”), entonces quizás sí puedas terminarlo con “cordialmente”, pero si no es así evítalo, incluso en casos de bastante formalidad.

3: “Hasta pronto” (inglés: “(…) soon”)

Esta expresión o alguna de las similares (en inglés “talk soon”, “speak soon”…) implican que vas a hablar con esa persona otra vez. Si vas a enviar más mensajes o ver esa persona tiene sentido, pero si es una despedida definitiva puede sonar como poco sincera y superficial.

MIRA TAMBIÉN  ¿Trabajaremos los humanos en 2050?

4: Tu nombre

Terminar un correo simplemente con tu nombre en la firma es un poco brusco y frío. La verdad, evítalo.

5: Tus iniciales

Firmar con tus iniciales es más amistoso que con tu nombre completo, pero también es un poco brusco. Además puede dejar a la gente un poco a oscuras sobre quién eres, así que sólo puedes usarlo con alguien a quien ya conozcas bastante bien.

6: Nada

Parecerá sorprendente, pero acabar un correo con ¡nada! Es perfectamente correcto, aunque no es algo que puedas hacer en un primer correo: termina como es debido tu primero correo, y a partir de ahí si hay una secuencia puedes dejarte de formalidades y no poner ninguna firma ni despedida.

7: Respetuosamente (inglés: “respectfully”)

Estirado y anticuado. Usa esto solamente si estás escribiendo a alguien del Gobierno, de la Iglesia o algo así.

8: Besos (“Kisses”)

A no ser que escribas a alguien de tu familia o un amigo muy cercano, no deberías usar esto para despedirte. En algún caso, en relaciones de trabajo, puede ser aceptable, pero es algo que sólo deberías usar con quien sepas de antemano que puedes hacerlo. No lo hagas con alguien porque sí, por las buenas, porque puedes darle miedo.

15 trucos para el email perfecto
15 trucos para el email perfecto

9: Lo mejor (“Best”, “all the best”, “best wishes”…)

Esta respuesta es bastante segura si estás siendo educado pero informal. Si añades más palabras, “que vaya bien”, “buena suerte”, es más formal. Hay quien piensa que esto puede sonar demasiado efusivo, pero puede venirte bien.

10: Suyo (“Yours”)

Esta firma y sus variantes (en inglés “yours truly”, “yours faithfully”, etcétera) son de lo más formal, y como “best”, cuantas más palabras añadas, más formal queda. Aunque tiene una complicación, y es que si sólo usas “Yours” el receptor no sabrá exactamente qué quieres decir… y puede entender algo increíblemente formal: evítalo.

MIRA TAMBIÉN  ¿Deberían las compañías tecnológicas copiar el marketing de Donald Trump?

11: Saludos (“Regards”)

Esta puede crear división de opiniones. Es un poco demasiado formal y está muy cerca de “cordialmente” para algunos. Sin embargo, a muchos les parecerá aceptable, sobre todo a los de la vieja generación, así que si estás enviando un correo profesional a alguien que es mayor o tu superior, “saludos” funcionará bien.

12: Espero tus noticias (“Look forward to hearing from you”)

Como “gracias”, es una despedida aparentemente inofensiva pero que puede ser muy mala forma de terminar un correo si estabas preguntando por algo. En ese caso parecerá presuntuoso, porque forzará que quien lo reciba a preparar una respuesta, según qué relación tenga contigo: alguien superior a ti puede sentir que le estás forzando a responderte… La mejor apuesta en este caso es no usar este final a no ser que realmente por el contenido del correo quedes a la espera de una respuesta.

13: Abrazo (“Cheers”)

Es un final muy familiar que sólo debes usar en ese caso, un poco como “besos”. En inglés se debe usar solo con personas del Reino Unido, “cheers” es muy “british”, y con americanos u otras personas angloparlantes sonará demasiado familiar. Pero con británicos es una buena alternativa a “thanks”.

14: Como siempre (“as ever”)

Ésta sería nuestra forma favorita de terminar un correo, sobre todo en inglés. Puede que no sea ideal para un primer contacto, pero está muy bien para responder a alguien con quien te comunicas con frecuencia por correo electrónico. No conlleva expectativas, connotaciones, obligaciones, no tiene “tono” ni segundos sentidos… es sencillamente cómo te despides como tú mismo.