Los franceses tienen derecho a no ver los email del trabajo los fines de semana

Bienvenido de nuevo a la oficina. No sé si te ocurre lo mismo que a mí. Al regresar me he encontrado una montaña de correos electrónicos y todavía estoy intentando recordar cómo teclear en el portátil una frase coherente. Claro que a lo mejor durante tus vacaciones has estado mirando el correo, manteniéndote al día debido a una mezcla de culpa y sentido del deber. Si ha sido más que nada por lo último y da la casualidad de que vives en Francia, entonces tenemos buenas noticias para ti. Ahora puedes, más o menos, hacer lo que te dé la gana.

Myriam El Khomri, la ministra de trabajo, ha promovido una nueva ley que permite a los trabadores ignorar los correos que llegan fuera del horario laboral. El “derecho a desconectar” significa que las compañías con 50 o más empleados tendrán que negociar con su staff las directrices por las que se rijan los correos que llegan fuera del horario laboral. Además deberán asegurarse de que los trabajadores puede descansar una ver acabada la jornada laboral. Si no se llegase a ningún acuerdo entre empresa y empleados, las compañías tendrán que publicar una carta que defina y regule cuándo los trabajadores pueden desconectarse del mundo laboral.

Franceses email fin de semana

“Estas medidas están diseñadas para respetar las horas de descanso y… conciliar la vida laboral, familiar y personal”, dijo la ministra de trabajo en un comunicado.

MIRA TAMBIÉN  ¡Todos contra Trump! Silicon Valley protesta contra la orden antiinmigración

Será interesante ver qué impacto tiene la nueva ley. Hacía tiempo que los sindicatos franceses pedían protección frente a la tiranía de los siempre presentes correos electrónicos. Aunque no habrá multas para las compañías que no respeten la nueva legislación.

Por supuesto que nada podrá parar a los empleados que tengan el hábito de mirar sus correos. Si las empresas de verdad quieren que su personal desconecte hay unos cuantos modelos que podrían seguir. El periódico británico The Telegraph hacía alusión a que compañías como Volkswagen, Daimler, Areva y Axa han cogido el toro por los cuernos: cortando las conexiones que envían los email por la noche y durante los fines de semana, e incluso destruyendo de manera automática los correos que se envían a los empleados durante las vacaciones.

Deja un comentario