BMW i3 y BMW i3s: Los modelos eléctricos de BMW

El BMW i3 (el coche eléctrico de la marca por excelencia) ha sido renovado y la compañía alemana ha aprovechado para sacar a la luz también el i3s (con mayor potencia). Ambos serán presentados durante el mes de septiembre en el Salón del Automóvil de Fráncfort 2017 (IAA) y en noviembre empezarán a ser comercializados. El primero cuenta con un motor eléctrico de 125 kW (170 CV) y el segundo 135 kW (184 CV). Ambos modelos vienen equipados con una batería de alto voltaje de 94 Ah/33 kW y cuentan con la posibilidad de ser adquiridos con la opción del “range extender”. La “ampliación de autonomía” que consiste en un pequeño motor bicilíndrico que suministra energía a la batería para aumentar el número de km recorridos.

BMW i3 e i3s 2018

Imagen 1 De 10

BMW i3 e i3s 2018

 

La estética del modelo ha sido puesta al día. Los diseñadores han acentuado la presencia y el aspecto deportivo, muy propio de la marca bávara. Los faros de LED delanteros vienen ya como elemento estándar, al igual que los intermitentes. Los colores son: Melbourne Red (rojo) e Imperial Blue (azul). El interior sigue la senda minimalista de la versión anterior. En los asientos se emplea un nuevo material que combina el cuero y la lana de oveja. Ambos modelos llevan la última versión del sistema iDrive que ofrece una pantalla con mayor resolución.

El Dynamic Stability Control (DSC) ha sido adaptado de manera específica para las peculiaridades de los vehículos eléctricos, que tienen unas características diferentes a los coches movidos por un motor de explosión convencional, ya sea de gasolina o diésel.

 

Cuando hablamos de BMW las prestaciones suelen ser importantes. De acuerdo con los datos ofrecidos por la compañía estos modelos suponen un paso más en cuanto a la potencia y a la dinámica en la conducción. En el nuevo BMW i3s la potencia (con respecto al i3) se ha incrementado en 10 kW, el par motor en 20 Nm, la velocidad en 10 km/h hasta alcanzar los 160 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos. Las suspensiones han sido modificadas para poder hacer frente a este aumento de las prestaciones. En el panel de control denominado “Driving Experience Control” se puede seleccionar la opción Sport para disfrutar de una respuesta más inmediata, tanto del motor como de la dirección.

BMW i3 e i3s 2018

Dentro de los servicios digitales el coche ofrece información en directo del estado del tráfico e incluso de los potenciales peligros que hay en la ruta. Junto con información sobre aparcamientos, mientras que mapa del navegador se va actualizando de manera constante. Los BMW i3 e i3s permiten mantener al conductor informado de casi todo. Desde planear la ruta con un navegador inteligente que selecciona los puntos de carga para la batería a lo largo de la ruta, pasando por la posibilidad de recibir mensajes o configurar la pantalla a gusto del propietario de manera que sólo muestre lo que le interesa. Si se adquiere el paquete opcional “Parking Assistance”, cuando hay un espacio paralelo al coche donde aparcar, es capaz de aparcar por sí mismo. El sistema toma el mando y se encarga de todo: acelerar, frenar y dirigir el volante. Otro accesorio es el “Driving Assistant Plus” que previene de posibles colisiones y atropellos. Hasta alcanzar los 60 km/h el sistema no sólo mantiene de manera autónoma la distancia de seguridad con el coche que nos precede sino que además hace que el nuestro no se salga del carril al ser capaz de detectar las líneas de la carretera, el ancho de la misma y los vehículos que van delante.

 

La compañía alemana ha mejorado el sistema de recarga en el hogar (BMW i Wallbox) con una potencia de 11 kW que en menos de tres horas es capaz de lograr una autonomía de 180 km, cinco veces más deprisa que un cable convencional. El usuario puede controlar el proceso de carga a través de su teléfono móvil. BMW permite adquirir la tarjeta ChargeNow que supone la puerta de entrada a la mayor red de puntos de carga públicos del mundo.

La familia BMW i ha sido concebida desde el principio como coches eléctricos. Al contrario que otros modelos en los que lo único que se ha hecho es sustituir el motor de explosión por uno eléctrico. La compañía alemana junto con Nissan y Renault son los tres grandes fabricantes que más están apostando por la “electrificación” y los BMW i3 e i3s suponen una paso más en la evolución de la movilidad eléctrica.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: