Bugatti Chiron: El coche de los 420 km/h

Bugatti, la marca de coches de lujo que pertenece al Grupo Volkswagen, ha rizado el rizo con el Chiron. Un modelo que de acuerdo con la compañía es el vehículo más potente, rápido, lujoso y exclusivo del mundo. Lo que quizá no es ninguna exageración si tenemos en cuenta que los 1.500 CV que entrega su motor de 16 cilindros lo puede catapultar hasta los 420 km/h (más que suficiente para quedarte sin carné…).

. El motor tiene una potencia de 1.500 CV.

. La velocidad máxima alcanza los 420 km/h.

. Acelera de 0 a 100 km/h en menos de 2,5 segundos.

. Producción limita a 500 unidades.

. Precio neto a partir de los 2,4 millones de euros.

Bugatti Chiron

Imagen 1 De 8

Bugatti Chiron

Bugatti asegura que la velocidad máxima ha sido limitada a 420 km/h para el uso del vehículo en carretera abierta (?). El Chiron se construye en Molsheim (Francia) donde se encuentra el cuartel general de este exclusivo fabricante y sólo se producirán 500 unidades del modelo que nos ocupa. El precio (neto) de este capricho empieza a partir de los 2,4 millones de euros, así que podríamos decir que su adquisición es una decisión estratégica.

Es parte de la naturaleza humana el cruzar las fronteras y lograr nuevos récords. Correr los 100 m más rápido que nadie, volar más lejos… Llegar a nuevos campos. Esta lucha es también la que mueve a Bugatti. El Chiron es el resultado de nuestros esfuerzos para hacer lo mejor todavía mejor. Hemos puesto a prueba los límites de la física. No ha habido ningún aspecto en el que no hemos conseguido importantes mejoras”, declaró Wolfgang Dürheimer, presidente de Butatti Automobiles S.A.S. en la presentación del modelo.

Bugatti ofrece para la calle un misil de 1.500 CV con un par motor máximo de 1.600 Nm entre 2.000 y 6.000 rpm, unas cifras que pueden producir mareo. El coche destaca por su estética espectacular junto a unos niveles de seguridad y confort excepcionales. El motor de 16 cilindros y ocho “litros” (8.000 cc) ha sido desarrollado por la marca y emplea cuatro turbos que ofrecen unas prestaciones escandalosas y al mismo tiempo una gran facilidad de conducción ya sea yendo deprisa o a velocidades legales. Imaginamos que quien tenga dinero para adquirir un Chiron también podrá pagarse la mejor defensa legal que le evite ir a la cárcel cada vez que pise el acelerador.

Bugatti Chiron

Bugatti asegura que con este modelo ha intentado juntar a la “bestia” (1.500 CV) con la “bella” (echa un vistazo a las fotos). La estética es siempre subjetiva pero no creo que haya muchas personas que no queden cautivadas por la imagen del Chiron que pese a ser un súper coche del siglo XXI no reniega de las influencias del pasado, en especial de los Bugatti de los años 30 cuyos nombres (Atlantic y Aérolithe) eran tan mágicos como los coches en sí. El ADN de la compañía sigue tan vivo como siempre sólo que adaptado a los requerimientos actuales, tanto en lo que se refiere a prestaciones como a estética y sistemas de seguridad.

El nuevo chasis es un monocasco de fibra de carbono se apoya en unos neumáticos diseñados especialmente para el Chiron, capaces de soportar no sólo velocidades estratosféricas sino también aceleraciones y detenciones brutales, momentos en los que los “cauchos” tiene que dar todo lo que llevan dentro. Otro aspecto en el que se ha trabajado a conciencia es en la agilidad y estabilidad, pues de poco sirve tanta caballería si luego no es posible transmitirla al asfalto.

Nuestros clientes forman un exclusivo club de coleccionistas que buscan la excelencia. Con el Veyron tiene el mejor coche de serie de los últimos 10 años. Ahora demandaban el siguiente paso, lo que suponía un reto enorme: el Chiron es el resultado. Con este automóvil no sólo vamos a dar un aspecto emocional a la imagen del grupo Volkswagen sino que además contribuiremos a los resultados de toda la compañía”, aseguró Wolfgang Dürheimer.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: