CES 2017: La IA está a punto de montarse en tu coche

CES (Consumer Electronics Show), la mayor feria tecnológica del mundo que se celebra en Las Vegas, solía centrar la atención en televisores súper delgados, nuevos teléfonos inteligentes y ridículos portátiles, pero el espectáculo de este año está siendo dominado por el mundo del automóvil. Ya se trate de un nuevo concepto de coche, un anuncio sobre los vehículos híbridos o el último Faraday Future, CES 2017 se ha nutrido a base de noticias de coches. Pero en el evento de este año, ha habido otra nueva tendencia en la tecnología automotriz: el aumento de la inteligencia artificial.

Durante los últimos meses, y ahora en el CES, los fabricantes de automóviles han hecho cola para decirnos cómo están implementando nuevos asistentes digitales en sus coches. En diciembre del año pasado, BMW anunció que estaba probando la IA de IBM, Watson, en un puñado de BMW i8, y ayer el fabricante alemán también dio a conocer una versión de Cortana de Microsoft corriendo en uno de sus automóviles. Durante la semana pasada, Nissan también ha mostrado su propia versión de Cortana, mientras que Ford anunció recientemente que traerá el asistente de Alexa de Amazon a sus sistemas de entretenimiento del in-car.

Entonces, ¿cuál es la razón de todo esto? Simplemente, los coches están llegando a ser casi demasiado avanzados para nosotros. Los coches conectados por su definición tienen acceso a prácticamente todo el Internet, y un interior de coche tradicional no hace que sea fácil acceder a todo lo que se ofrece. Incluso con los mejores controles en oferta, puede ser un poco… frustrante. Los coches de gama alta tienen acceso a más información de la que podemos asimilar o podemos acceder con nuestras manos. Por ejemplo, el BMW Serie 7 tiene una increíble cantidad de características, pero tendrás que hacer un curso intensivo de los menús del coche si quieres acceder al programa que deseas.

CES 2017: La IA está a punto de montarse en tu coche

La solución más obvia es el control de voz, pero en realidad es solo la mitad de la respuesta. La mayoría de los sistemas de control de voz necesitan oír comandos específicos para funcionar correctamente, por lo que terminan necesitando aprender sus frases inconexas. Lo que se necesita es un servicio con el que puedas hablar de forma natural, y uno que pueda sugerir cosas antes de preguntarlo, basándote únicamente en tus preferencias y comportamientos anteriores. Y ahí es donde entre un asistente digital.

Servicios como Alexa y Cortane ha sido entrenados en teléfonos inteligentes, altavoces Bluetooth y consolas de juegos, y ahora son lo suficientemente buenos para hacer frente a la gran cantidad de información que encontrarías en un coche. Es por eso que Ford, BMW, Nissan y otros han comenzado a implementarlos rápidamente, y es también por eso que BMW también está experimentando con IBM Watson.

CES 2017: La IA está a punto de montarse en tu coche

Con los servicios de coches conectados cada vez más, incluso en los vehículos más básicos, y la tecnología Car-to-X asomando la cabeza, solo será cuestión de tiempo antes de que la mayoría de los coches tengan asistentes digitales equipados de serie. Tal vez en el futuro, no vamos a comprar un coche basándonos en sus características o consumos de combustible; también lo compraremos basándonos en cual será nuestro mejor compañero de viaje, Alexa, Siri, Watson o Cortana.

 

Deja un comentario