Ferrari 812 Superfast: El Ferrari más sofisticado de la historia

Ferrari tiene un nivel tal que mejorar los modelos actuales supone siempre un enorme reto. El desafío es todavía mayor cuando se trata de diseñar un motor de 12 cilindros para celebrar los 70 años de la marca desde su fundación en 1947. El Ferrari 812 Superfast no sólo tiene 800 CV que ofrecen una experiencia inolvidable en la conducción sino que además es cómodo para los viajes, como debe ser en cualquier Gran Turismo “berlinetta” que se precie. El paquete aerodinámico es impresionante y supone un excelente trabajo por parte del Ferrari Styling Centre. Las líneas del 812 Superfast son futuristas y estilizadas al mismo tiempo con un morro interminable y una zaga muy corta.

Ferrari 812 Superfast

Imagen 1 De 11

Ferrari 812 Superfast

 

340 km/h y 345.000 euros

El 812 Superfast es el Ferrari de calle más potente y rápido de la historia y lleva la tecnología de los 12 cilindros a nuevos límites. Entre la innovaciones que emplea este modelo podemos señalar que se trata del primer coche del “cavallino rampante” que utiliza EPS (Electronic Power Steering – Dirección electrónica).

Quizá el mayor atractivo de este modelo es su versatilidad, no sólo se puede disfrutar con él en la carretera o en el circuito, sino que permite realizar viajes con comodidad. Lo que proporciona una experiencia total. Los bólidos rojos siempre han sido sinónimos de coches de carrera capaces de ser matriculados y rodar por las vías públicas pero con un ADN extremo. La nueva “berlinetta” puede ser disfrutada también realizando un largo viaje gracias a su versatilidad. ¿Cómo se consigue que un coche de 800 CV sea polivalente? Pues con mucha tecnología, trabajo y tirando de experiencia.

Motor

La fábrica de Maranello ha echado el resto para conseguir un motor de 12 cilindros en V con 800 CV (123 CV por cada 1.000 cc) que supere las estrictas normas anticontaminación y que no gaste una locura de gasolina. Con el objetivo de reducir el consumo, el 812 Superfast emplea un sistema de “stop&start” que para el motor cuando el coche se encuentra detenido en su semáforo, atasco, etc. Además sin perder el legendario sonido de los Ferrari de 12 cilindros. La entrega de potencia es progresiva a todos los regímenes lo que permite disfrutar de esta bestia en casi cualquier circunstancia sin que el conductor se sienta sobrepasado por el propulsor. Si el V12 tiene 800 CV de potencia, los valores de par motor son así mismo de primer nivel con 718 Nm a 7.000 rpm. Quizá lo más importante en este aspecto es que el 80 % del par se obtiene a sólo 3.500 revoluciones. Este es uno de los secretos de la flexibilidad del propulsor. La sensación de aceleración es similar a que te den una patada en el culo (aunque menos dolorosa).

Aerodinámica

Este aspecto ha sido desarrollado para aumentar el efecto suelo sin por ello comprometer la facilidad de rodadura pues ello aumentaría el consumo y disminuiría la velocidad. El alerón trasero del Ferrari 812 Superfast es otro elemento que ayuda a que el coche se pegue como una lapa al asfalto. Su tamaño ha sido diseñado de tal manera que no afecte a las dimensiones del modelo. La parte baja de la “berlinetta” ha sido realizada con la misma idea: alcanzar los valores aerodinámicos más eficientes y lograr al mismo tiempo la máxima estabilidad.

Ferrari 812 Superfast

 

Diseño

El interior ha sido desarrollado pensando en una utilización deportiva y en algunos aspectos se inspira en el que podemos ver en el modelo LaFerrari. Todos los mandos del volante y alrededores han sido diseñados para que el conductor los pueda accionar con el mínimo esfuerzo. Aunque al mismo tiempo se ha realizado un esfuerzo para que también el pasajero se sienta parte de la acción. El interior crea un ambiente único en el que se mezcla el aspecto artesanal y la tecnología de último grito. Los asientos tienen forma de diapasón lo que permite que las personas se encuentren integradas en ellos y muy bien protegidas por los apoyacabezas.

Entre las opciones disponibles para el Ferrari 812 Superfast se encuentra un sistema de telemetría derivado del empleado en LaFerrari y un equipo de audio con 12 altavoces y 1.280 vatios.

El modelo cuenta con un programa que cubre todo el mantenimiento de los primeros siete años. El 812 Superfast deberá visitar el taller cada 20.000 km o al menos una vez al año. Aquellos que compren una unidad de segunda mano seguirán pudiendo disfrutar de este mantenimiento durante los primeros siete años de vida del vehíclo.

Entre las cartas de presentación del Ferrari 812 Superfasta están las siguientes cifras: aceleración de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos. De 0 a 200 km/h en 7,9 segundos y una velocidad máxima de 340 km/h. Además de una capacidad de deceleración de 100 a 0 km/h en sólo 32 metros. Todo esto y mucho más por un precio de 345.000 euros.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: