Así es como Jaguar quiere triunfar en la Fórmula E

Jaguar es un nombre que está asociado a los automóviles de lujo, grandes berlinas que ruedan con elegancia por las zonas más caras de la ciudad. Aunque hay otra parte de Jaguar que a lo mejor no conoces y que te podría sorprender. Sí, Jaguar continúa en el negocio de la movilidad exclusiva con modelos como el XE y XF pero también ha tomado unas decisiones muy valientes en los últimos tiempos que le han llevado por otros derroteros. La compañía ha declarado que le da mucha importancia a los modelos eléctricos y está actuando en consecuencia. Jaguar y la Fórmula E han unido sus destinos.

Primero Jaguar anunció el I-Pace, un SUV (berlina ciudadana con aspecto de todoterreno) eléctrico para enfrentarse al Tesla Model X. Ahora la compañía británica (de capital indio) ha decidido tomar parte en la Fórmula E, lo que supone el regreso de Jaguar a las competición después de una ausencia de 12 años.

La Fórmula E

Imagen 1 De 9

La Fórmula E

 

Cuando ya se ha cumplido la mitad de lo que es su primera temporada en la Fórmula E las cosas están yendo bien. En el momento de escribir estas líneas el equipo Jaguar Panasonic Racing se encuentra en octavo lugar en la clasificación provisional, peleando con escuadras como Faraday Future y Venture Racing, que cuentan con mucha más experiencia. Para saber realmente cómo está la situación después de que se hubiesen celebrado las seis primeras carreras de la temporada, Alphr ha mantenido una interesante conversación con James Barclay, el director del equipo Jaguar Panasonic.

Dificultades técnicas

El pasado mes de noviembre Jaguar hizo pública la decisión de tomar parte en la Fórmula E, dos años después de que este campeonato comenzase su andadura. Para ello la compañía británica ha tenido que luchar contra una gran desventaja: no tener la experiencia con la que cuentan los equipos ya veteranos. Durante los últimos dos años los rivales han desarrollado sus coches recabando una valiosa información sobre los diferentes circuitos. Las pruebas invernales son importantes pero no hay nada que pueda reemplazar la experiencia que supone tomar parte en las competiciones.

“Al principio sólo habíamos tenido algunas pruebas privadas con nuestro coche eléctrico de carreras. El objetivo era aprender todo lo que pudiésemos sobre esta nueva tecnología y recaudar información fiable que tendría un valor extraordinario para nuestros ingenieros. Estas pruebas fueron críticas pues debíamos ponernos a la altura de los rivales con rapidez, quienes nos llevaban dos temporadas de ventaja. Los entrenamientos privados también los utilizamos para elegir a nuestros pilotos, lo que fue apasionante”, dijo Barclay.

Jaguar Fórmula E

Al igual que en la F1, los equipos de la Fórmula E no pueden entrenar de manera privada durante la temporada pero es que (a diferencia de la F1) tampoco se les permite desarrollar el coche durante el campeonato. Así que las dificultades que se produzcan al principio se arrastran a lo largo de toda la temporada. “No es ningún secreto que hemos tenido poco tiempo para desarrollar y homologar nuestro auto pero al mismo tiempo nos hemos sorprendido a nosotros mismos con lo que hemos sido capaces de lograr con el Jaguar I-Type 1”, admitió Barclay.

Experiencia en competición

El equipo Jaguar no sólo tiene que recuperar terreno en el aspecto técnico, sino también en todo lo relacionado con la organización y el flujo de trabajo. A diferencia de la F1, la Fórmula E se celebra en el centro de grandes ciudades. Lo que significa que procesos que en la F1 duran tres días en la Fórmula E los equipos deben hacerlo en horas, algo que supone un enorme reto.

Lo más difícil de aprender en la Fórmula E es la competición en sí misma, incluidos los dos entrenamientos libres, la calificación (el entrenamiento cronometrado) y la carrera. Todo esto se hace en el mismo día. No diría que subestimamos el reto pero sí que tuvimos que aprender a tomar decisiones al instante. Además de establecer unos claros canales de comunicación para seguir la velocidad con la que suceden los acontecimientos en la Fórmula E”, continuó Barclay.

Jaguar Fórmula E

 

El año próximo

Esta temporada el equipo Jaguar está aprendiendo una barbaridad, tanto desde el punto de vista técnico como de organización pero ya tiene puesto el objetivo en el campeonato 2017/2018. “Cada uno de los fabricantes que participa en la Fórmula E ya está trabajando a tope en su coche de cara a la próxima temporada y lo mismo ocurre en nuestro caso. Cualquier campeonato es apasionante pero la diferencia es que la Fórmula E está influyendo en la tecnología que se empleará en el futuro en las baterías de los coches eléctricos”.

El año próximo el reglamento permanecerá más o menos igual pero 2019 será realmente una época muy interesante para los ingenieros de la Fórmula E. Esa temporada marcará el comienzo de la participación del equipo oficial de BMW, además en 2018/2019 el reglamento cambiará de manera significativa. McLaren suministrará las nuevas baterías y no Williams Advanced Engineering como ha hecho desde el comienzo de este campeonato (2014-2015) hasta la fecha.

Los coches tendrán que realizar toda la carrera con solo una batería (en la actualidad se cambia de auto) por lo que no habrá parada en boxes y será más una competición que se dirimirá en la pista. El aprovechamiento de la batería se convertirá en uno de los detalles clave de la carrera. Toda la tecnología que se desarrolle en la Fórmula E al final puede que las disfrutes en tu próximo coche.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: