¿Por qué la nueva actualización autopilot de Tesla plantea serias dudas para la tecnología de los vehículos sin conductor? La última actualización de Software de Tesla destaca el tema de la división de hardware en automóviles autónomos.

Tesla acaba de anunciar una nueva actualización para los propietarios de algunos modelos de coche, y destaca uno de los mayores problemas que las compañías de automóviles tendrán con la tecnología de auto-conducción. Anunciado hace solo unos días por el CEO, Elon Musk, la actualización de software trae características como el frenado de emergencia autónomo y el control de crucero activo a los automóviles equipados con el nuevo hardware 2.0 (HW2).

Los coches con el nuevo hardware HW2 incluyen sensores para hacer los coches aún mejor para la conducción autónoma completa, pero durante los últimos meses Tesla ha tenido problemas para implementar algunas de las características más básicas en ellos. Y, aunque Tesla piensa que la nueva actualización está bien, como precaución se ha introducido a solo 1.000 coches hasta el momento.

Piloto automático en los Teslas

El problema de la división

Si bien las noticias serán bienvenidas por los propietarios de coches equipados con el nuevo hardware, también muestra cómo la división podría afectar a los coches sin conductor. A medida que avanza el desarrollo del hardware, es posible que algunos automóviles queden atrás, y lo que harán los fabricantes de automóviles será crítico.

Los propietarios de coches antiguos podrían pagar para que su hardware se mantenga actualizado, pero si no lo hacen podría haber dos versiones de software de conducción autónomo en la carretera al mismo tiempo. Y eso podría ser muy peligroso.

MIRA TAMBIÉN  ¡NO TE LO PIERDAS!: El prototipo Faraday Future pone entre las cuerdas a Tesla, Ferrari y Bentley.

Los coches con diferentes versiones de software se comportarían de manera muy diferente en situaciones críticas. Por ejemplo, algunos automóviles tendrían características más avanzadas que otros, y los usuarios no podrían predecir sus movimientos. Tesla debe ser elogiada por su enfoque agresivo hacia el desarrollo, pero su reciente actualización también plantea algunas preguntas preocupantes para el futuro de los automóviles autónomos.

 

Deja un comentario