Robocar: El coche de carreras autónomo

Robocar es el primer coche eléctrico de carreras autónomo. Ha sido diseñado por Daniel Simon, famoso por su trabajo en películas de ciencia ficción como Tron Legacy, Oblivion y Capitán América. La compañía llamada Roborace (la responsable del Robocar) no duda en asegurar que estamos ante el coche del futuro: autónomo, eléctrico y conectado.

Daniel Simon con anterioridad también trabajó para Bugatti, además de diseñar drones, motos, naves espaciales y coches de competición para las 24 Horas de Le Mans. Uno de sus últimos proyectos (junto con varios ingenieros especialistas en las carreras) ha sido el desarrollo del Robocar.

Robocar

Imagen 1 De 8

Robocar

Estamos viviendo un momento en el que los mundos del automovilismo y la inteligencia artificial van a unirse con una fuerza imparable. Para mí es algo fantástico el poder ser parte de este viaje en el que se aúnan todas mis pasiones: la competición a motor, el diseño y las tecnologías más avanzadas. Mi objetivo es aprovechar al máximo las tecnologías que dan la oportunidad de diseñar un auto sin conductor, sin perder nunca de vista la belleza. La estética era otra de las metas que perseguíamos para ser capaces de mezclar las altas prestaciones con una imagen impactante. Ingenieros de carreras y expertos en aerodinámica han trabajado conmigo desde el principio. En este proyecto la competición es tan importante como el entretenimiento. No ha sido fácil generar el efecto suelo deseado sin complicar la apariencia del coche, que destaca por tener una imagen limpia e icónica. Ello se ha conseguido al emplear el suelo como el principal elemento aerodinámico. Seguimos desarrollando piezas activas utilizando conceptos orgánicos que hacen que formen entre ellas una unidad, sin que haya separaciones”, declaró Daniel Simon, ingeniero jefe de la compañía Roborace.

Para nosotros es un honor contar con Daniel. Su pasión y su experiencia son indiscutibles. Pienso que estamos ante uno de los vehículos más icónicos de la historia de la automoción. Hemos llamado a nuestra competición ‘el campeonato global de inteligencia’, pues es un reto para las mentes más agudas. El coche que hemos creado es también uno de los más inteligentes jamás fabricados, además de uno de los más bonitos. Estamos uniendo varios campos: games, deporte del motor, tecnología y entretenimiento. Estoy convencido de que el futuro de los coches está en el software. Serán modelos eléctricos, autónomos y conectados. La competición Roborace ayudará a que esto se haga realidad”, aseguró Denis Sverdlov, consejero delegado de Roborace.

El Robocar ya rodó en mayo de 2017 por las calles de París coincidiendo con el ePrix de la Formula E (el campeonato del mundo de monoplazas eléctricos). Los responsables de la compañía Robarace (la empresa que ha desarrollado el Robocar) exhibieron su vehículo de competición autónomo delante del público parisino. Durante la demostración el Robocar rodó por el circuito de 14 curvas y 1,9 km sin ninguna intervención humana y guiado en exclusiva por el software que gobierna el auto.

El Robocar pesa 1.000 kg y emplea cuatro motores (cada uno de 300 kW), una batería de 540 kW y es capaz del alcanzar una velocidad punta de 320 km/h. La tecnología autónoma que gobierna al coche utiliza dos radares, 18 sensores ultrasónicos, dos sensores ópticos, 6 cámaras de IA, posicionamiento GNSS y un procesador Drive PX2 de Nvidia capaz de realizar un billón de operaciones por segundo.

Daniel Simon resumió el proyecto Robocar diciendo que: “Es un embajador del imparable uso de la inteligencia artificial”.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: