Así es el nuevo Volkswagen Polo 2018: Casi un Golf

Volkswagen ha presentado la sexta generación del Volkswagen Polo que supone un gran cambio tecnológico y estético con respecto a su antecesor.

. Diseño personal con más espacio para los pasajeros y el equipaje.

. La sexta generación llega con múltiples ayudas a la conducción.

. Varias versiones entre las que se incluyen el Polo GTI y el Polo Beats.

. Disponible una versión que funciona con gas natural.

Volkswagen ha presentado el nuevo Polo en Berlín (Alemania). El modelo destaca por su personal estética, mayor habitabilidad, motores más eficientes y diferentes ayudas a la conducción. Se ha fabricado sobre una nueva plataforma (MQB A0) que también se emplea en el SEAT Ibiza y en el Skoda Fabia.

El Dr. Herbert Diess, jefe del Volkswagen Brand Board of Management, aseguró que: “El Polo es un coche joven, lleno de frescura. Combina carisma con un gran empaque tecnológico. No hay ningún otro coche de su tamaño que ofrezca tanto espacio. Ello hace que nuestro Polo sea el número uno del sector de los modelos compactos y lo continuará siendo”.

Volkswagen Polo 2018

Imagen 1 De 8

Volkswagen Polo 2018

Después de haber vendido más de 14 millones de unidades puede que el Dr. Diess tenga razones para estar orgulloso del Polo, pues no en vano es uno de los modelos más exitosos de su segmento. La sexta generación estrena un diseño exterior inédito que hace que el coche (de cuatro puertas, no habrá carrocería de tres puertas por falta de demanda) tenga una estética más deportiva y madura. El Polo ha crecido por todos los lados, ahora hay más espacio para el piloto y los pasajeros. En un coche pequeño uno de los detalles más importantes es el aprovechamiento del espacio. El Volkswagen Polo 2018 tiene un maletero de 351 litros (frente a los 280 anteriores), lo que supone un 25 por ciento más que su antecesor. No podremos hacer una mudanza con él pero sí que nos permitirá llevar una buena compra o una generosa maleta de viaje.

Volkswagen declara que la sexta generación del Polo es una de las más avanzadas del mundo en su segmento. El modelo recibe múltiples ayudas a la conducción que antes estaban reservadas a la categoría de los Golf y Passat. Además de los tres acabados típicos a los que Volkswagen nos tiene acostumbrados: Trendline, Confortline y Highline, hay una edición especial llamada Polo Beats (con un sistema de sonido de 300 vatios dirigida al público más joven). Por supuesto no podría faltar el Polo GTI de 200 CV (147 kW). En Alemania el Polo Trendline se podrá adquirir a partir de 12.975 euros aunque habrá que esperar hasta otoño para que el modelo esté a la venta. Todavía no sabemos cuánto costará en España pero no pensamos que vaya a haber mucha diferencia. Llegados aquí conviene hacer notar que una de las fábricas mundiales especialistas en la producción del Polo es la que Volkswagen tiene en Landaben (Navarra).

Este pequeño Volkswagen destaca por su buen nivel de equipamiento, incluso la versión base del Polo (Trendline) viene de serie con luces LED diurnas, limitador de velocidad, frenada de emergencia en ciudad y sistema de detección de peatones.

 

Otra opción disponible es el control de crucero adaptado (ACC) que ahora se puede activar hasta una velocidad de 210 km/h. Entre los extras se puede incluir: detección de ángulo muerto, cambio de carril, asistente semiautomático al aparcamiento y “función de maniobra” que ayuda a la hora de dejar en Volkswagen Polo en el espacio que hemos elegido.

El Polo VI es el primer modelo de todo el grupo que usa como panel de instrumentación una pantalla de nueva generación (Active Info Display), la cual destaca por su funcionalidad y facilidad de uso. Cuenta además con un enorme sistema de infoentretenimiento que en diagonal mide de 6,5 a 8 pulgadas y de acuerdo con Volkswagen ofrece el mismo nivel de complejidad que un smartphone.

El usuario podrá elegir entre 14 colores y 12 ruedas (de 14 a 18 pulgadas, algunas pintadas con un color específico). En el interior la capacidad de personalización es elevada, incluso entre los revestimientos, tanto de los materiales de la zona frontal como de los asientos, etc. La capacidad de elección no acaba ahí y es posible optar por el Air Care Climatronic con sensores que controlan la humedad, la cantidad de sol y el filtro para las alergias. Un extra muy recomendable es el techo solar, que además se muestra como uno de los mayores en su categoría.

El Polo se pondrá a la venta en un buen número de países de Europa antes de final de año con varias motorizaciones que superan la norma Euro 6. Las potencias disponibles irán desde los 48 kW (65 CV) hasta los 110 kW (150 CV) y más allá. Por primera vez el Volkswagen Polo podrá ser adquirido con una versión capaz de funcionar con gas natural, se trata de un nuevo motor (1.0 TGI) de 66 kW (90 CV). Además habrá disponible cuatro motores de gasolina y dos de diésel, todos equipados de serie con el sistema de start/stop (el motor se para de forma automática al detenerse en un semáforo, por ejemplo) y un método regenerativo que utiliza la energía que se libera al frenar. A partir de los 70 kW (95 CV) existe la posibilidad de optar por una caja de doble embrague (DSG).

Volkswagen a la hora de diseñar la sexta generación del Polo no ha querido dejar nada al azar y ha producido un pequeño gran coche que aúna una imagen atractiva con un nivel tecnológico hasta hace poco reservado a coches de alta gama.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: