Apple MacBook Pro 2016: prueba de la familia al completo La familia MacBook Pro ya está aquí y esta vez más vale que estés preparado para un cambio.

La “neofobia” es el miedo a lo nuevo, o el miedo al cambio, y es una patología que cada vez sufren más seguidores de Apple. La empresa empieza a ganarse cierta mala reputación por dar saltos tecnológicos con la excusa del futuro, pero nadie había pedido esos cambios y los usuarios tampoco habían empezado a despedirse de la tecnología ya “obsoleta”. Primero Apple liquidó el puerto serie, después el puerto paralelo, y en 2016 le ha quitado la salida de auriculares al teléfono… Ahora nos llega una familia nueva Apple MacBook Pro que no tiene teclas de función ni puertos USB tradicionales.

Apple MacBook Pro 2016: prueba a fondo

Apple MacBook Pro 2016

Pero de todos los cambios en el diseño, esas cosas que siempre se tocan aquí y allá, es la llegada de la Touch Bar y la desaparición de las teclas de función lo que ha causado el mayor impacto. Si eres de los que prefiere teclas de función a la antigua usanza, más vale que te lo diga de entrada: puedes tenerlas, pero solo con el MacBook Pro más barato, el de 13 pulgadas básico. Si quieres uno con la Touch Bar, tendrás que escalar unos 500 euros en el precio. Y si además quieres un disco SSD mejorado y procesador a la última, entonces prepara la cartera porque tu nuevo MacBook Pro no será barato.

Apple MacBook Pro 2016: Touch Bar

Apple MacBook Pro 2016: prueba a fondo

La Touch Bar es una pantalla OLED táctil en forma de fina tira que se encuentra directamente sobre el teclado y reemplaza la fila de teclas de función. Lo que allí aparece es programable y además sensible al contexto, importante porque así diferentes aplicaciones podrán mostrar diferentes “teclas” o incluso mensajes. Por ejemplo en Safari las “teclas” virtuales representan las pestañas que tienes abiertas y es muy fácil y rápido cambiar entre ellas con el dedo. Entras en YouTube y al reproducir un vídeo tienes a mano la barra de tiempo para poder ir adelante o atrás en la reproducción. Muy ingenioso.

MIRA TAMBIÉN  Lenovo Yoga Book: El portátil más extraño de 2016

En la aplicación Fotos no solo te permite navegar rápidamente entre mosaicos de imágenes yendo de lado a lado, sino que también (una vez abierta una imagen) puedes hacer tareas básicas de edición con la vista de pantalla completa sin tener que acercarte al touchpad. En Mensajes, verás sugerencias de Quick Text o emoticonos. En Correo, hay atajos que te permiten enviar o responder, entre otras cosas. Final Cut muestra una línea de tiempo que te deja moverte rápidamente por tu proyecto mientras previsualizas el vídeo a pantalla completa.

Apple MacBook Pro 2016: prueba a fondo

Cualquiera que esté preocupado por perder las teclas Esc o alguna de las otras Fn tampoco tiene que perder el sueño. Si hay alguna aplicación en la que siempre usabas alguna de esas teclas, es posible añadirlas a la lista de preferencias del Macbook para que aparezcan cuando esa aplicación se abra o esté en segundo plano. En cualquier caso, también puedes llegar a esas teclas fácilmente con solo pulsar y mantener la tecla Fn: en un instante aparecerán en la Touch Bar tus añoradas teclas de función.

Otra noticia importante es la incorporación de un sensor Touch ID en la parte derecha de la Touch Bar. No queda perfectamente alineado con el resto, lo que no es muy bonito estéticamente, pero sí permite encontrarlo más fácilmente al tacto. Como en el iPhone o iPad, apoyas el dedo encima y se desbloquea el Mac. Es más, puedes configurarlo para diferentes usuarios con diferentes huellas y cada uno podrá entrar a su cuenta de esta forma tan sencilla.

MIRA TAMBIÉN  Bang & Olufsen Beosound 1: El altavoz con bluetooh de 1.295 euros que hay que tener

Apple MacBook Pro 2016: diseño

Apple MacBook Pro 2016: prueba a fondo

Hay tres áreas que definen la nueva familia Apple MacBook Pro: su delgadez, el teclado y trackpad, y la pantalla.

Estos son los más finos y ligeros MacBook Pro de la historia, el de 13 pulgadas apenas pesa 1.4 kg: lo mismo que un MacBook Air de 13 pulgadas. Si te parece impresionante, entonces ten en cuenta que también es más fino que un MacBook Air, por lo menos en la parte menos delgada: no llega a ser tan fino como el Air en la punta, pero es una máquina esbelta, sin duda.

El nuevo modelo de 15 pulgadas también se ha transformado. El peso ha bajado de apenas algo más de 2 kg a sólo 1,83 kg y Apple lo ha rebajado de 18 hasta solamente 15 mm de grosor. Tal como son los portátiles de 15,4 pulgadas de pantalla, es tan delgado y ligero como pudiera ser posible.

Sigue leyendo: MacBook Pro 2016. Prestaciones

 

Deja un comentario