Probamos la Apple TV (2015): Todavía no ha alcanzado su potencial

Han pasado 16 meses desde que Apple sacó la cuarta generación de la Apple TV y me encantaría decir que la deberías tener sin duda debajo de tu televisor, pero es algo que no puedo recomendar. A pesar del hardware y la plataforma iOS para la gran pantalla, en estos momentos no hay ninguna razón para comprar el dispositivo de Apple TV, a menos que seas un apasionado de la marca de la manzana.

Apple TV: Hardware

Imagínate dos de los anteriores dispositivos Apple TV, uno encima del otro, y a uno de ellos quítale un poco por arriba, así tendrás la medida del nuevo aparato. Es más ancho que el anterior pero realmente no ha cambiado mucho.

Ya no tiene salida de audio óptico (lo que defraudará a aquellos que utilicen Apple TV como parte de su sistema de alta fidelidad). En cambio ha ganado un puerto USB Type C en lugar del antiguo micro-USB. La resolución no ha variado (1.080 p). ¿Quieres streaming en 4K? Entonces tendrás que comprar el Amazon Fire TV.

El procesador es el Apple A8 (que se emplea en el iPhone 6 y 6 Plus), con 2 GB de RAM, lo que es un gran salto adelante con respecto a los 512 MB del modelo anterior. En cuanto a la memoria puedes elegir 32 o 64 GB. El modelo que probamos fue el de 64 GB pero el de 32 será suficiente para la mayoría.

El mayor cambio es el Apple Remote, por fortuna se ha abandonado aquella pequeña pieza plateada que acababa perdida por el sofá. El mando ahora es más grande y está realizado a base de vidrio y metal, aunque (como buen mando) seguro que también tendrá la capacidad para perderse.

 

Dentro lleva un acelerómetro y un giróscopo, por lo que se puede emplear en los juegos. Hay dos micrófonos por lo permite interaccionar con Siri. La parte superior es un panel táctil para moverte por el menú, además hay botones de Home, Menu y Play. No responde a los toques, sino que hay que hacer un claro “click”. No hay una indicación física para saber en qué sentido has cogido el mando por lo que lo tendrás en la mano y luego te darás cuenta que lo estás agarrando al revés. Un simple hoyuelo habría servido para orientar de manera táctil al usuario pero claro eso habría “arruinado” las suaves líneas del dispositivo. Es una de esas veces en las que el amor de Apple por la simetría puede más que el sentido práctico.

Siri en Apple TV

El control remoto tiene un botón con un micrófono dibujado. Si lo mantienes apretado Siri aparecerá en la pantalla. Se ven unas ondas de colores que es el símbolo actual de Siri y desaparecerá lo que hayas estado viendo hasta ese momento. Aunque no esperes oír la voz de Siri porque (al igual que en el Apple Watch) es silencioso.

Apple TV 2015

¿Qué es lo que puede hacer Siri? Pues echarte una mano a encontrar cosas interesantes para ver. Pídele “una buena película de ciencia ficción de los años 80” y te dará una lista de filmes con buenas críticas en iTunes. La búsqueda no se limita a iTunes pues te permitirá ver los de Netflix. Sí, se trata de una búsqueda universal y también la puedes usar para indagar en Apple Music.

¿Funciona? Sí, la mayoría de las veces pero Siri en Apple TV no ofrece mucha interactividad. No hay bromas, no te da respuestas ingeniosas, nada de lo que hace que Siri sea mucho más atractivo que Now, la búsqueda por voz de Google.

Esto puede que sea una simple decisión en el diseño. La TV no es un dispositivo tan personal como el móvil por lo que quizá las respuestas no necesitan tener tanta chispa. En el Apple Watch tiene sentido que Siri sea silencioso, porque sería algo raro que tu reloj te hablase. En cambio, el dispositivo Apple TV no es un accesorio conectado al móvil (como lo es el Apple Watch). TV Siri no funciona de forma muy práctica y no utilicé el servicio mucho. De hecho no nos recuerda al Siri que conocemos.

 

Apple TV: Configuración y uso

Configurar Apple TV es fácil… al menos al principio. Si tienes un iPhone lo único que hay que hacer es activar el bluetooth en tu móvil y acercarlo al Apple TV. Luego se conectará y basta con que emplees tu contraseña de Apple.

Apple TV 2015

Por desgracia configurar otras tareas es frustrante. Para bajar la app de Netflix tienes que usar el control remoto y poner tu usuario y contraseña. Al abrir la App Store tienes que poner otra vez tu contraseña. Si bajas cualquier app que necesite usuario y contraseña deberás armarte de paciencia. No hay integración con el Keychain de Apple. Al menos tienes la opción de emplear tu iPhone o iPad.

Es un poco engorroso que no es una característica que esté muy asociada a los productos Apple. Ni siquiera utiliza un truco del Apple Watch, que instala de manera automática las versiones de watchOS de las apps que tienes en el móvil. Te mostrará apps con tvOS si vas a la App Store y seleccionas la pestaña de “comprada”. ¿Por qué no se muestran de manera directa? ¿Por qué no te permite bajarlas todas de golpe al comenzar a utilizar el aparato?

En estos momentos casi no hay integración entre el iPhone y Apple TV, lo que es extraño. No puedes usar Siri en tu móvil para controlar la TV sino que tienes que emplear el control remoto. Una pena.

La nueva Apple TV (2015)

Sigue leyendo…