BlackBerry Keyone: Un móvil que no está mal pero es muy caro

No me dedicaba a escribir de tecnología cuando BlackBerry era la empresa líder en su segmento. Si pensamos que estamos ya en el año 2017, lo que acabo de decir es como si hubiese escrito: “No me dedicaba a escribir sobre la naturaleza cuando los triceratops dominaban la faz de la tierra”. La realidad es que no ha pasado tanto tiempo desde que BlackBerry dejó de ser una compañía líder mundial. Hubo una época en la que era inconcebible usar un móvil para los negocios que no tuviese unas teclas físicas de tamaño XL.

La caída en desgracia fue rápida y BlackBerry terminó dominando el 0,0 por ciento del mercado. La compañía TCL Communications ha visto una oportunidad de negocio para los móviles con teclado físico por lo que se ha hecho con los derechos del nombre BlackBerry. El resultado es el BlackBerry Keyone (599 euros), el buque insignia para 2017. Es un teléfono Android con teclado físico, BlackBerry Messenger y la aparatosidad de antaño pero, ¿vale la pena?

BlackBerry Keyone: Diseño

Aunque nunca escribí nada sobre tecnología cuando la compañía canadiense cortaba el bacalao, el caso es que al tener uno de estos dispositivos en la mano sientes algo de nostalgia. Lo primero que notas es que es muy ancho, algo casi inaudito para los estándares actuales. La parte inferior del dispositivo tiene los bordes curvos mientras que los superiores son angulosos. La zona trasera está recubierta de goma y hace que sea fácil de agarrar un teléfono que es grande y pesado (180 gramos). A su lado el Samsung Galaxy S7 (152 gramos) parece casi desaparecer.

BlackBerry Keyone

Imagen 1 De 11

BlackBerry Keyone

 

La gran diferencia está en la parte delantera: 34 teclas físicas y una barra espaciadora (que además hace las veces de lector de huella dactilar). Lo único que nos recuerda que estamos en 2017 es la existencia de un puerto USB Type-C para la recarga.

A pesar del teclado hay una generosa pantalla de 4,5 pulgadas con un formato 3:2. Android funciona bien en esta pantalla y no te da la impresión de que pierdes mucho por el teclado físico. Aunque para usar las funciones de Android de apagado, atrás o menú debes presionar la parte baja de la pantalla, lo que es un poco molesto al tener que mover el dedo gordo por encima del teclado.

Bajo el botón del volumen en la parte derecha hay otro botón que en principio no hace nada. BlackBerry lo denomina “tecla de comodidad” y la idea es que lo puedes ligar a la app que quieras.

BlackBerry Keyone: Pantalla

En un móvil moderno la pantalla domina todo el frontal. El Samsung Galaxy S8 tiene una relación pantalla/cuerpo de 83,6 por ciento. En el BlackBerry Keyone es de sólo 55,9 por ciento.

BlackBerry Keyone

La pantalla IPS de 4,5 pulgadas tiene una resolución decente de 1.080 x 1.620, lo que significa una densidad de píxeles de 433 ppi. La nitidez es perfecta con una buena reproducción que cubre el 96,5 por ciento de la gama de color sRGB. Mientras que el brillo también es respetable (497 cd/m2). Hemos visto dispositivos mejores en el apartado de brillo pero no tendrás problemas a la hora de leer a menos que haya mucha claridad en el exterior.

BlackBerry Keyone: Prestaciones

BlackBerry Keyone

 

Este dispositivo tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 625 de 2 GHz con 3 GB de RAM. El procesador es el mismo que se emplea en el Lenovo P2 (300 euros) y en el Moto G5 Plus (275 euros). No olvidemos que el BlackBerry Keyone cuesta la friolera de 599 euros.

Si esto no te ha empujado a salir ya de la página veamos cómo funciona el procesador en la práctica. Aquí tienes el gráfico que muestra el comportamiento del BlackBerry Keyone en el test Manhattan en GFXBench:

GFXBench Manhattan

BlackBerry Keyone

Va un fotograma por segundo más deprisa que un dispositivo que cuesta la mitad. El OnePlus 3T es casi cinco veces más rápido y es más económico (439 euros).

BlackBerry Keyone

Sigue leyendo…