BQ Aquaris X5 Plus: da mucho por poco

Prueba del BQ Aquaris X5 Plus: pantalla

Es lo que más gasta del móvil y es lo que más miramos: creemos que la pantalla es la que hace un móvil atractivo o no, y la del BQ se nos ha ganado. Muy brillante, los días soleados no son problema (aunque tiene algunos reflejos), y la resolución “FullHD” es perfecta: con 1980 x 1080 píxeles en 5 pulgadas, no hace falta más, pues eso da una densidad de más de 400 puntos por pulgada (440 en concreto) hace falta una (buena) lupa para distinguir los píxeles. El anterior BQ X5 no llegaba a 300, este Plus es un buen salto.

Prueba BQ Aquaris X5 Plus Unbox

Prueba del BQ Aquaris X5 Plus: batería

La batería tiene una capacidad declarada de 3.200 mAh, lo cual es notable para un móvil de tamaño relativamente compacto. A pesar de su brillante pantalla, que como sabemos es lo que más energía consume del terminal, lo cierto es que esta batería de tan alta capacidad “rinde”: en uso normal el BQ Aquaris X5 Plus ofrece una autonomía de dos días sin llegar justo al final de la segunda jornada, algo que es destacable. Incluso en uso bastante intensivo, lo normal cuando probamos un móvil, llegábamos sobrados al final de la jornada.

BQ Aquaris X5 Plus Prueba a fondo

Son buenas noticias porque, a largo plazo, esto significa que habremos cargado menos veces la batería y por lo tanto ésta caerá menos de rendimiento, es decir, en un par de años seguiremos disfrutando de una autonomía parecida y no será éste el factor que nos obligue a pensar en cambiar de móvil, sino cualquier otro avance tecnológico del que queramos disfrutar entonces. Como hemos comentado en el “unboxing”, no trae cargador de serie y por lo tanto la carga es relativamente lenta (tres horas para completarla no son raras). Ya conoces nuestros consejos respecto a cómo aprovechar la máximo la batería de tu móvil o portátil, y con esa práctica el BQ aguantó dos días normales, un buen punto.

Prueba del BQ Aquaris X5 Plus: cámaras

Sobre el papel las cámaras prometen mucho, con 16MB de resolución detrás, 8 MB delante (ambos sensores son Sony), y con un flash (trasero solamente) bicolor (un LED blanco y otro amarillo) que ayuda a evitar una iluminación “fría” en ocasiones; la óptica trasera es f/2.0 (muy luminosa) y usa enfoque por detección de fase.

BQ Aquaris X5 Plus Prueba a fondo

Nos gustó el acceso y nos gustó el programa de uso, es sencillo modificar algún parámetro de la fotografía a tomar si no somos de los que nos conformamos con el modo automático para todo o casi todo. En caso contrario podremos “enredar” bastante, incluso hacer tomas en formato RAW (sin ninguna compresión para poder mejorar el retoque posterior). Los modos manuales son de fácil acceso, con uno o dos toques, y lo mismo si queremos hacer fotos panorámicas, etcétera.

Pero no nos gustó la velocidad de la cámara al hacer tomas, sobre todo cuando antes no has seleccionado el objeto a fotografiar (lo que activa el enfoque). Nos pareció lenta, demasiado, hacía tiempo que no usábamos una cámara que nos daba tanta “guerra” a la hora de enfocar y disparar: pasaban demasiadas décimas de segundo, incluso más de un segundo, y por ejemplo fotografiar animales o niños era complicado porque se movían de la composición prevista. Pensamos que pueda ser algún tema del firmware que llevaba nuestro móvil y se corrija con una actualización, porque todo parecía depender del enfoque, que además tenía a veces problemas en distinguir un objeto en primero plano del fondo.

BQ Aquaris X5 Plus Prueba a fondo

Es una pena porque las fotos tomadas eran muy buenas, incluso con poca luz no tenían el problema del exceso de grano tan común en móviles incluso con lente tan luminosa como este, aunque para ello más de una vez tuvimos que echar mano de la experiencia y usar un modo manual. La buena noticia es que lente y sensor tienen potencial para sacar fotos excelentes, así que, si nos empeñamos (o nos ayudan con una actualización), lo conseguiremos. La cámara frontal tiene una ayuda para “selfies” (un cuadrito para que miremos hacia él) y un gran angular que permitirá meter a grandes grupos en una sola foto pero, como ocurre con estos objetivos, ya sabes que no te interesa estar en los extremos o saldrás aparentando unos kilos de más por el efecto óptico del ojo de pez…

Prueba del BQ Aquaris X5 Plus: Veredicto

BQ Aquaris X5 Plus Prueba a fondo

Vale, los 16 GB de almacenamiento y sus 2 GB de RAM puede que se queden algo cortos, la cámara nos ha parecido algo lenta y hubiéramos preferido conector USB-C a estas alturas, pero… ¿te das cuenta que no hemos encontrado apenas nada más que criticar? La pantalla se ve estupenda, es rápido (juegos avanzados aparte), la batería dura mucho, y estamos hablando de un móvil de menos de 300 euros, es decir la mitad de uno de alta gama: en uso normal poco hemos echado de menos las prestaciones de un “top”. Si le añadimos a todo eso el plus de ser un fabricante nacional, que además no nos castiga con programas o capas encima del sistema operativo Android (viene casi puro), y con el plus de contar con ranura SD y doble SIM, concluirás con nosotros que el BQ Aquaris X5 Plus es un móvil con mucho atractivo: ¡un buen regalo de reyes!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.