Probamos el Dell XPS 13 2 en 1: Un gran portátil convertible pero ¿vale la pena?

El Dell XPS 13 2 en 1 es la respuesta a una pregunta que no está haciendo mucha gente pero ello no lo convierte en un mal portátil. De hecho tiene muchas cualidades: diseño excelente, prestaciones suficientes y la calidad de construcción que ha hecho famosa a la gama XPS. El Dell XPS 13 2 en 1 es un convertible, con todas las ventajas e inconvenientes que ello significa.

Dell XPS 13 2 en 1

Imagen 2 De 15

Dell XPS 13 2 en 1

 

Dell XPS 13 2 en 1: Diseño

El diseño está muy logrado y ofrece los niveles de calidad que esperamos de la gama XPS 13. La parte externa está realizada en aluminio robusto y en el interior tiene unos efectos de plástico que imita a la fibra de carbono. Este modelo es más estrecho y ligero que los anteriores, se encuentra a medio camino entre un MacBook y un MacBook Pro en lo que a tamaño se refiere. Por aspecto y tacto se siente como un portátil premium, lo que no nos debe extrañar dado su precio (1.399 euros).

Los bordes son muy finos, con la cámara en la parte de abajo, lo que no es práctico. Cada vez que haces una llamada de vídeo por Skype la gente con la que hables va a ver tu barbilla (o papada, dependiendo del caso). Al menos la cámara está centrada.

La pantalla sí que es fantástica y puedes estar usándola durante mucho tiempo. La resolución de 1.920 x 1.080 es todo lo que necesitas en un portátil de este tamaño. Hay disponible una versión con Quad HD+ (3.200 x 1.800) pero realmente no creo que te haga falta. Si optas por la de mayor resolución la vida de la batería se resentirá.

Dell XPS 13 2 en 1

 

El truco del XPS 2 en 1 es que la pantalla gira por lo que se puede usar en “modo tienda” o darle la vuelta completa y emplearlo en plan (ancha) tablet. Algo a lo que no le veo mucho sentido. El “modo tienda” es práctico si estás viendo vídeos durante un vuelo en clase turista cuando alguien delante de ti ha echado su asiento a tope hacia atrás, pero poco más.

Como tablet no funciona para nada tan bien como una tablet de verdad. Puedes leer algo en “modo retrato” pero no está bien equilibrado. En “modo apaisado” se tiene mejor en las manos pero es pesado.

Dell XPS 13 2 en 1

Vista la proliferación de los portátiles 2 en 1 está claro que hay un público que los busca. La parte de la bisagra es fantástica, con un equilibrio perfecto entre dureza y facilidad de movimiento. Otro punto fuerte del XPS 13 2 en 1 (al igual que en el modelo anterior) es que la pantalla ajusta de manera automática el brillo. Es algo que no me molesta pero no lo puedes desconectar a voluntad (es una función que está separada del autobrillo, que se ajusta de cuerdo con la luz ambiente). Lo que significa que la pantalla no sirve si vas a tratar imágenes de forma profesional.

 

Dell XPS 13 12 en 1: Pantalla táctil, “touchpad” y teclado

La pantalla es táctil, algo en lo que suelo ser escéptico cuando se trata de un portátil, cualquier cosa que quite mis manos del teclado no es bienvenido. Además, a veces las pantallas táctiles se emplean como excusa para algunos “touchpad” que dejan que desear.

Por fortuna no es este caso. El “touchpad” en el XPS 13 2 en 1 funciona sin problemas. Después de estar usando el Dell volví a mi MacBook Pro y pasé unos 30 segundos tocando la pantalla. Algo que nunca me había ocurrido antes. Dell ha sido capaz de reconfigurar mi cerebro, lo que dice bastante a favor de la eficacia de su diseño. En la pantalla es posible emplear un puntero, así que se alegrarán los aficionados a Windows Ink.

Un área que creo que agradará a todos es el teclado. Las teclas tienen un buen tamaño y no se mueven de un lado a otro y la profundidad del recorrido es eficaz. Notas cuando has tocado una tecla sin que por ello hagan mucho ruido. Pienso que podría escribir un montón con este portátil sin mayores problemas.

Dell XPS 13 2 en 1

Los diseños ligeros y estrechos siempre suponen algunos sacrificios. En el caso del XPS 13 2 en 1 se nota en los puertos. Hay un USB Type C a cada lado (uno de los cuales soporta Thunderbolt 3), además de una ranura microSD y un jack para los auriculares, y se acabó. Dell incluye un adaptador de USB Type C a Type A. Ya te puedes acostumbrar a llevarlo a todas partes hasta que el mundo se embarque en la aventura de los Type C.

 

Dell XPS 13 2 en 1: Prestaciones

El modelo de nuestra prueba tenía un procesador Intel Core i7-7Y75, que es uno de los nuevos diseños “Kaby Lake” de Intel. El chip cede un poco de prestaciones a cambio de menos consumo energético y una mejor gestión del calor. Lo que significa que el Dell XPS 13 2 en 1 no necesita ventilador.

El paquete se completa con una memoria RAM LPDDR3 de 8 GB a 1.866 MHz, 256 GB PCIe SSD de memoria y Graphics 615 HD de Intel. Este último punto decepcionará a algunos pero ya deberías tener claro que este portátil no sirve para ningún tipo de trabajo gráfico profesional. En nuestro test logró una puntuación de 31, lo que lo pone en la parte baja de los dispositivos de esta gama.

Lo positivo es la autonomía de la batería. En nuestra típica prueba con un vídeo que se repite sin cesar aguantó 7 horas y 54 minutos con la pantalla calibrada con un brillo de 170 cd/m2. Así que puedes trabajar un día entero sin problemas.

De hecho para mejorar la autonomía de la batería habría que decidirse por un portátil menos potente con un procesador Core m como el que emplea el Lenovo Yoga 900S. U otro todavía más sencillo como el Intel Atom o algunos como los del MacBook. Hay que destacar que el Dell XPS 13 2 en 1 ofrece una autonomía casi igual a la de estos procesadores pese a tener mayor potencia.

Dell XPS 13 2 en 1

 

Dell XPS 13 2 en 1: Veredicto

Cuanto más tiempo pasé con el XPS 13 2 en 1 más me gustó pero nunca me vi usando sus funcionalidades como portátil convertible. Para mí es simplemente un buen dispositivo de 13 pulgadas, con un diseño eficaz junto con la combinación necesaria de potencia y prestaciones.

Puedes adquirir un Dell XPS 13 2 en 1 a partir de 1.399 euros, cuando el XPS 13 (a secas) cuesta sólo 1.000 euros. Sí, el nuevo es algo más estrecho pero no mucho más ligero y tienes que sacrificar algunos puertos que tan prácticos son cuando se trata de enchufar periféricos.

El Dell XPS 13 2 en 1 es un portátil caro, aunque es el precio que hay que pagar por un dispositivo premium. Aunque no sé si esto consolará a nadie que tenga que apoquinar tanto parné. Así que, a menos que seas un enamorado del concepto convertible, mi consejo es que te decidas por el Dell XPS 13 a secas. Es más rápido, tiene casi la misma autonomía y es casi tan fino y ligero.
Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: