Probamos la nueva Fitbit Alta HR: ¿superará a su hermana Fitbit Charge 2?

En Alphr somos unos grandes entusiastas de las pulseras de actividad de Fitbit. La compañía tiene ya tantos modelos diferentes que no es nada fácil decidirse por uno. La llegada del Fitbit Alta HR (149,95 euros)complica el panorama todavía más. Este modelo, además de las funciones típicas, monitoriza de forma continua el ritmo cardiaco, aunque esto también supone un aumento de 30 euros en el precio del dispositivo.

Esta pulsera de actividad tiene sentido si la comparamos con el modelo normal de Alta. El monitorizar de forma continua el corazón ayuda a controlar de forma más exacta las calorías quemadas. La app de Fitbit tiene la capacidad de calcular y mostrar en el panel tu ritmo cardiaco general, lo que es un gran indicador del estado de forma física.

Fitbit Alta HR

Imagen 1 De 7

Fitbit Alta HR

La monitorización del sueño también es más precisa y ahora revela más parámetros que sirven para conocer mejor cómo pasamos las horas de descanso. El nuevo sistema no sólo indica los estados de sueño ligero, profundo y vigilia, sino además el tiempo de REM (movimiento rápido de los ojos). Todo se combina en un nuevo gráfico en la app de Fitbit.

Se dan consejos para mejorar el sueño a partir de los datos recogidos, lo que es más útil a que simplemente se indique la información y punto.

Fitbit Alta HR

Fitbit Alta HR: Diseño y características

El Fitbit Alta HR es similar al modelo estándar, de hecho a primera vista parecen idénticos. Tienen la misma pantalla OLED monocromo y muestran más o menos la misma información. Se cambia de pantalla al igual que en el modelo estándar, tocando fuerte la pantalla con un dedo.

La pulsera de silicona se puede cambiar sin necesidad de herramientas y el dispositivo se carga con un cargador específico que (increíble) es diferente al del modelo estándar. El Fitbit Alta HR es un poco más ancho para dar cabida a los sensores cardiacos, lo que hace que no sea tan cómodo en la muñeca como el otro dispositivo Alta.

Fitbit Alta HR

El cierre ahora es por la típica hebilla, mucho más seguro que el cierre a presión del modelo estándar. Además de controlar el ritmo cardiaco y de forma más exhaustiva los momentos de sueño, el resto de funciones es similar al otro modelo pues mide los pasos, distancia recorrida, pulsaciones, calorías quemadas y los minutos de actividad. Detecta de manera automática actividades superiores a 10 minutos y las nombrará como “correr”, “caminar”… sin que lo deba hacer el usuario.

Es posible programar alarmas silenciosas en las que la pulsera sólo vibrará para no molestar a la persona que tienes al lado. También te recordará que tienes que mover el culo si llevas un buen rato inactivo. Una desventaja es que, al igual que en el modelo estándar, no se puede nadar con esta pulsera (lo que sí es posible con el Fitbit Flex 2). Si eres nadador tendrás que decidirte por otro dispositivo.

Fitbit Alta HR: Autonomía de la batería y prestaciones

No muchas pulseras de actividad funcionan bien bajo el agua, así que tampoco es un gran problema. La autonomía de la batería es impresionante. A pesar de tener más o menos el mismo tamaño y ahora monitorizar de forma continua el ritmo cardiaco, no parece que haya mucha diferencia con el modelo estándar de Alta. Llevo un mes usando la pulsera HR y siempre me ha durado entre cinco y siete días. La batería dura una barbaridad si tenemos en cuenta que está monitorizando el ritmo cardiaco de forma ininterrumpida.

Monitoriza los distintos ejercicios aunque no siempre de forma efectiva. No hay problema con caminar o correr pero pasé una semana esquiando y no detectó casi nada. Capturaba los momentos en los que caminaba pero no cuando estaba realmente esquiando. No pude ver ninguna información (por ejemplo de las pulsaciones) de cuando estaba esquiando, lo que es decepcionante.

Fitbit Alta HR

La precisión del monitor de ritmo cardiaco era muy buena. Comparé los datos con otros obtenidos con mi cinta para el pecho MyZone MZ-3 y la diferencia era de sólo un 5 por ciento. No tiene GPS así que tampoco tenemos que fiarnos mucho de las medidas de distancia pero siempre será una buena estimación.

Como monitor para todo el Alta cumple de sobras. Si necesitas mayor exactitud la app te permite usar el GPS de tu teléfono para rastrear tu posición y combinarla con los datos de ritmo cardiaco obtenidos por el dispositivo Alta HR. Incluso te avisa de las llamadas, SMS y WhatsApp, además de lo que tengas en el calendario.

MIRA TAMBIÉN: Probamos la Fitbit Charge 2

Fitbit Alta HR: App

Una gran parte de la efectividad de la pulsera de actividad Altar HR viene dada por la excelente app de Fitbit, que es fácil de usar y enseguida llegas a los detalles que buscas.

Como ya he dicho ahora monitoriza el sueño de forma mucho más efectiva y te muestra cómo estás descansando en comparación con lo que sería lo ideal.

Fitbit Alta HR

La app también permite conectarte con los amigos y con app de terceros para explorar tus hábitos alimenticios o compartir tu información con otros grupos preocupados por la buena forma física. Funciona con la mayoría de los grandes nombres como: MyFitnessPal, Strava, Runkeeper, MapMyRun y Endomondo. Además hay integración con Alexa.

Fitbit Alta HR: Veredicto

La Fitbit Alta HR es una típica pulsera de actividad de Fitbit. Eficaz, fácil de usar y de entender. Monitoriza las labores más básicas y te ayudará a controlar tu actividad diaria. No es la pulsera ideal para deportes específicos o para aquellos que quieran entrenar muy en serio. En ese caso recomiendo el TomTom Spark o un reloj para correr de Garmin.

El mayor problema de la pulsera Fitbit Alta HR es que está muy cerca en precio a la Fitbit Charge 2, una pulsera de la que hemos dicho que es “casi la perfección a la hora de monitorizar el ejercicio”. La Charge 2 sólo cuesta 10 euros más, tiene una pantalla más grande, y ofrece más funcionalidades (incluyendo un altímetro que te permite calcular las elevaciones a la hora de subir escalones o montañas).

Esto pone a la Fitbit Alta HR en una posición complicada. Por sí misma es una pulsera muy recomendable, capaz de monitorizar las actividades básicas, además del ritmo cardíaco, sin sacrificar autonomía de batería. Aunque realmente no veo ninguna razón por la que no vas a gastarte 10 euros más y decantarte por la Charge 2.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: