Fitbit Charge 2 y Flex 2: dos buenas pulseras fitness, renovadas

El comunicado oficial anunciando las Fitbit Charge 2 y Flex 2 llegó justo antes de la IFA 2016, y todavía no habíamos podido tener unidades en la mano para probarlas a fondo. Pero ahora ya sí las tengo y puedo decir que las renovadas pulseras de fitness pintan muy bien.

Como recordatorio, la Fitbit Flex 2 será ahora impermeable y tiene un nuevo diseño más fino y elegante, mientras que la Fitbit Charge 2 recibe un medidor de ritmo cardíaco de serie.

Esta nueva Fitbit Charge 2 además de eso y su nuevo look, ofrecerá seguimiento de la actividad durante todo el día y además nos dará avisos del móvil en forma de notificaciones, así que se acerca a las funciones de un reloj inteligente. Además, tiene correas intercambiables, como el Fitbit Alta, y eso es una importante mejoría y una de las pegas que le encontré a la original cuando la probé, que por otro lado era un dispositivo funcionalmente muy bueno (Fitbit Charge HR).

De hecho, en global soy muy fan del nuevo diseño. Parece más maduro que el original, se parece más a un reloj y menos a una pulsera básica. Además, las correas se sueltan y fijan de forma sólida, no parece una solución “barata”.

Ahora la Fitbit Charge 2, con medidor cardiaco de serie

Fitbit Charge 2

La mayor sorpresa sin embargo es que traiga un medidor del ritmo cardíaco de serie. Supongo que esto marcará el inicio de una nueva estrategia de Fitbit, para reducir el número de modelos disponibles en su oferta ahora amplísima, pues en este modelo (y algún otro) había dos versiones, con o sin “HR” (Heart Rate monitor).

Fitbit Flex 2: sumergible 50 m

Fitbit Flex 2

La nueva versión del Fitbit Flex también recibe alguna herencia en cuanto a diseño del Fitbit Alta, un dispositivo brillante. Vuelve a tener “accesorios intercambiables” (parece que todas las Fitbit serán así a partir de ahora) pero sobre todo es impermeable.

Y eso es importante, mucho, porque aunque la mayoría de personas creen que las Fitbit son resistentes al agua, lo cierto es que el fabricante hasta ahora solo decía que aguantaba algunas salpicaduras, o sea un poco de lluvia o el sudor propio. Lo cierto es que aguantaban, yo lo sé porque sin querer comprobé que no “morían” si las metías en la lavadora (accidentes domésticos que ocurren…).

Pero ahora aguantan más, puedes nadar con ella (aguanta hasta 50 metros de profundidad, oficialmente) y eso significa que la Flex 2 ahora te sirve también para tus sesiones en la piscina, además del resto del día. De hecho, la Flex 2 no solo cuenta tus vueltas automáticamente, también te puede decir cuánto has nadado en crowl, braza, mariposa o espalda…

Esto aún no lo he probado, pero si funciona ¡quiero una ya! La verdad es que hay algunas pulseras que pueden detectar que estás nadando, pero llegar a ese nivel casi ninguna.

Fitbit Charge 2 y Flex 2

Imagen 1 De 11

Fitbit Charge 2 y Flex 2

Deja un comentario