Google Nexus 6P: gran teléfono y compra maestra

¡Última hora! Desde que probé el Google Nexus 6P hace unos meses, ha habido competidores que han llegado y otros se han ido, pero el 6P se ha mantenido en lo más alto de nuestras clasificaciones de móviles. No es el mejor teléfono del mercado, eso ahora mismo es para el Samsung Galaxy S7, pero el Nexus 6P es el que mejor “valor” ofrece de largo, y con las rebajas recientes es un auténtico chollo. Si buscas un móvil nuevo no pierdas más tiempo: sal y compra uno.

Google presentó el Nexus 6 en 2014 y causó división de opiniones: el terminal diseñado por Motorola era rápido y bonito, pero era muy grande y eso echó para atrás a muchos. El gigante de las búsquedas tomó nota de que hacía falta reducirlo un poco y, a finales de 2015, nos ofreció el Nexus 6P

El resultado es un Nexus más digno de ser el buque insignia. Es más ligero y delgado, gracias sobre todo a la pantalla más compacta y manejable de 5,7 pulgadas. Esto lo lleva al nivel de otros teléfonos de alta gama como el Samsung Galaxy S7 Edge, el Note 5 o el Apple iPhone 6s Plus, que son más o menos del mismo tamaño a apenas algo más pequeños.

En resumen, el mejor móvil de Google ya no es el gigante que fue, una rareza, y puede ser considerado de nuevo entre los mejores del mercado. Para mí esto ya es una buena señal.

Google Nexus 6P: diseño y prestaciones

Probamos el Google Nexus 6P
Probamos el Google Nexus 6P

Además del cambio de nombre y de tamaño, ha cambiado también quién lo fabrica, pues Motorola ha dejado paso en esta ocasión al gigante chino Huawei. Huawei está cada día más fuerte gracias a sus avances en diseño, lo que ha culminado por ejemplo en el excelente Huawei Watch y una serie de muy buenos móviles. Esta experiencia es evidente que se refleja en el Nexus 6P.

Me encanta el aspecto del Nexus 6P. Es el primero de los Nexus que tiene un chasis totalmente metálico y da auténtico gusto tenerlo en la mano. Los bordes redondeados reflejan la luz de forma atractiva y la parte trasera, aplanada pero ligeramente curva, no lo deja agitarse cuando lo dejas en una mesa, algo que molesta. La línea negra de la parte trasera, sobre ella tenía mis dudas al ver las primeras fotos, se ve muy bien en directo en el metal, y añade un elemento de originalidad y carácter que se echa de menos en muchos otros teléfonos.

Más importante, quizás, es que se siente mucho menos grandote en la mano y desde luego en el bolsillo que el monstruoso Nexus 6. Resulta que recortando 4,2 mm en el ancho, 2,8 mm de espesor y 6 gramos de peso hacen una diferencia enorme.

Pero no nos equivoquemos, todavía es un teléfono grande, y será mejor guardarlo en el bolsillo de la chaqueta que en el del pantalón a no ser que te guste que te tiren de la cintura cada vez que subes unas escaleras… Tampoco es grave, se han aceptado ya en general los teléfonos “grandes” así que sigue la corriente.

Y desde luego es un diseño mucho más bonito que su hermano actual, el feucho Nexus 5X, y lo es sin sacrificar en prestaciones. La pantalla cuenta con cristal Gorilla 4 para protegerlo de arañazos si llevas llaves en el bolsillo, los dos altavoces frontales ofrecen muy buen sonido sin quedarse mudos cuando lo coges con la mano, y en la parte inferior tienes uno de los nuevos conectores USB-C.

Los USB Tipo C van a hacerse cada vez más comunes en los próximos meses, y serán el estándar entre todos los móviles a no mucho tardar. Hay muy buenas razones para ello. Los USB-C son más robustos que los ahora habituales micro-USB, y además su conexión es reversible, así que se acabó lo de apretar el cable en el conector intentando conectarlo del derecho (que a veces acaba rompiendo el cable o, peor, el teléfono).

Pero el USB-C tiene otras ventajas técnicas fundamentales: puede transmitir datos a una velocidad muy superior, puede transmitir mucha más corriente de alimentación, e incluso gracias a su magia que lo hace reversible, esa corriente podría en un momento dado usarse para que el teléfono (que podrá cargarse más rápido) sea el que alimente algún otro dispositivo.

De momento, sin embargo, no estarás muy contento con la elección de cables de Google. No entiendo que haya incluido solamente un grueso adaptador de cable USB-A a USB-C, además de un cable USB-C a USB-C. Todavía no hay muchos portátiles con USB-C en la calle, seguramente hubiera sido mejor dar con el teléfono un cable USB-A a USB-C y no obligarnos a usar ese adaptador (mejor dicho, obligarnos a comprar ese cable…), ¿no?

 

Prueba del Google Nexus 6P: pantalla

Bueno, lo del cable es seguramente solo uno de los dos errores que Huawei ha cometido con el Nexus 6P, porque lo demás es fantástico. La pantalla, para empezar, es estupenda. Es de las AMOLED, de forma que el contraste es excelente y los colores muy vivos. Lo mejor sin embargo es el equilibrio conseguido: las pantallas AMOLED tienen una tendencia a parecer demasiado saturadas, más que las IPS como la que tienes en el Apple iPhone 6s. No es así en el Nexus 6P.

Pero sí tiene un defecto, y es que esta pantalla no es muy brillante. En un raro día de sol en Londres, el Nexus 6P se quedaba sin impacto visual debido a esto, y costaba leer algunas cosas en él.

Pero sí tiene buena definición: con su resolución de 1.440 x 2.560 px tiene una gran densidad de puntos (518 ppi) y no se queda atrás respecto a ningún móvil de pantalla grande actual. El único mejor sería el Sony Xperia Z5 Premium, con su tremenda (aunque poco práctica) pantalla 4k de 5’5 pulgadas.

El Google Nexus 6P está firmado por Huawei
El Google Nexus 6P está firmado por Huawei

Prueba del Google Nexus 6P: prestaciones, batería y especificaciones

Tampoco deja nada que desear el Nexus 6P cuando se trata de medir sus prestaciones puras. Monta un procesador Qualcomm Snapdragon 801 v2.1 de ocho núcleos y 2GHz, 3GB de RAM y una tremenda batería de 3.450mAh para no dejarte tirado.

En resumen, pues, está a tope, y no hay mucho que le puedas pedir y que le ralentice. Es rápido, ágil y no se siente particularmente caliente cuando lo tienes en la mano ejecutando tareas pesadas.

En nuestras mediciones el procesador Snapdragon ofreció resultados como me esperaba, apenas algo por detrás del Samsung Galaxy s6 Edge+, que monta un chip Samsung Exynos 7420, y por delante del Nexus 5X, que tiene el Snapdragon 808 de seis núcleos.

Eso me lo esperaba. Lo que no me esperaba es que tuviera una vida de batería tan buena. Aunque en las pruebas el Nexus 6P alcanzó 718 minutos (casi 12 horas) en el test de vídeo, que se queda un poco por detrás de los mejores móviles que hemos probado, en la práctica estuvo rindiendo muy bien: en uso diario era capaz de aguantar sin problema un día de duro trabajo, incluyendo algún rato de juego y de navegación.

De hecho yo pondría al Nexus 6P entre los mejores móviles que he usado en los últimos dos años cuando se trata de un uso moderado a intensivo, lo que es más impresionante cuando tienes presente la potencia de cálculo que tiene. Me gusta, y además es capaz de cargase rápido si nos hace falta repostar. No tanto como el Nexus 5X, pero el 6P podía cargarse a tope partiendo de cero en apenas una hora y media usando el cargador que viene en la caja.

El único punto negativo en términos de especificaciones es que el Nexus 6P no tiene una ranura para tarjeta MicroSD, así que hay que elegir bien cuál nos quedamos (32, 64 o 128 GB) porque no habrá forma de expandir su capacidad de almacenamiento más adelante.

Google Nexus 6P
Google Nexus 6P

Prueba del Google Nexus 6P: cámara

Las buena noticias continúan con la cámara del Nexus 6P. Es la misma (la trasera por lo menos) que la del Nexus 5X y eso significa que tienes una resolución máxima de 12,3 megapíxeles, autofoco láser, una abertura de f/2 y un sensor de 1,55um. No hay estabilizador óptico de imagen, pero se puede grabar vídeo hasta resoluciones de 4k a 30fps.

La cámara del Nexus 5X es excelente y la del 6P, lo mismo. Es muy buena, capaz de producir resultados fantásticos en buena luz pero también con malas condiciones y es de esas cámaras (como la del Samsung Galaxy 6S) que es capaz de capturar escenas tal como las ves con tus ojos.

Me llevé el Nexus 6P al estadio olímpico para ver el partido de rugby entre Inglaterra y Nueva Zelanda y, a pesar de los cielos grises y los extremos de zonas muy oscuras y otras muy brillantes, la mayoría de mis fotos quedaron con una exposición perfecta, con mucho detalle, colores atractivos y buen foco.

Las únicas críticas que puedo hacer son por la falta de un sistema de estabilización de imagen, lo que significa que tus vídeos parecerán algo más movidos si no tienes mucho cuidado en cómo sujetas el móvil mientras los haces. También es una pena que el software de gestión de la cámara sea muy elemental: no ofrece gran cosa que controla, nada avanzado como sensibilidad ISO o velocidad de obturación.

Es una pequeña queja, a cambio la cámara frontal es mejor que la del Nexus 5X, con ocho megapíxeles. Si Huawei hubiera conseguido aumentar la apertura del objetivo sería la cámara perfecta para selfies. Tal cual, es buena pero se complica hacer fotos de grupos.

Prueba del Google Nexus 6P: programas

Los móviles Nexus suelen ser los primeros en recibir las últimas mejoras de Android y el Nexus 6P no es una excepción: nos llegó con la versión 6.0 Marshmallow. Este Android trae bastantes novedades, que tratamos en algún otro sitio de la web, incluyendo un escritorio rediseñado y la nueva característica ‘Now on Tap’ que detecta qué hay en la pantalla y ofrece información contextual relevante sobre lo que reconoce.

No es algo que me haya impresionado mucho porque no sé cuándo me podrá ser útil, pero como suele pasar esto es una primera versión y Google puede refinarlo o añadirle prestaciones.

Por lo demás, Google ha ido más lejos en seguridad y privacidad con esta versión, te obliga a usar la huella digital para encriptar información, y ha rediseñado cómo eliges los permisos para cada cosa. Pero es lo de la huella digital, con el lector del Nexus 6P situado en su parte trasera, lo que seguramente tenga más impacto en tu uso diario del móvil. Y funciona muy bien, ya lo uses para desbloquear el teléfono o para comprar cosas en Google Play.

En cuanto has registrado tus huellas digitales, un solo toque desbloquea el móvil, y es muy preciso y rápido. Google dice que su software aprende a medida que usas tus huellas para desbloquearlo, pero va tan bien de entrada que no sé cuánto pueda mejorar…

Prueba del Google Nexus 6P: precio y veredicto

Con precios de salida por debajo de los 500 euros, está claro que este móvil de Google y Huawei ofrece mucho.

El Nexus 6P es un móvil bonito, rápido y con dos excelentes cámaras, buenos programas, impresionante vida de la batería y una pantalla grande y viva. Su más directo rival es el Samsung Galaxy S6 Edge+, y aunque no sea tan bonito, en los demás aspectos lo iguala por un precio notablemente menor.

En resumen, pues, el Nexus 6P ofrece más valor que ningún otro smartphone actual. Si buscas un móvil con pantalla grande a un precio que no duela, éste es tu favorito.

El Nexus 6P frente a la competencia

Nexus 5X

Google lanzó dos Nexus en 2015, para dos públicos diferentes, el 6P es el “premium” y el 5X es el “barato”. ¿Qué diferencias hay en cuanto a calidad o prestaciones?

Pues no tanto como imaginarías. Esencialmente el 6P tiene una pantalla más grande y mejor, luce mejor, y tiene un procesador algo más rápido, con mayor vida de batería. Aquí tienes las diferencias
Nexus 6P vs. Nexus 5X

  • Pantalla 5.7in vs 5.2in
  • Resolución 1,920 x 1,080 vs 1,440 x 2,560
  • Tipo IPS LCD vs AMOLED
  • Cámara frontal 8MP vs 5MP
  • Procesador Octa-core vs Hexa-core
  • RAM 3GB vs2GB
  • Almacenamiento 32/64/128GB vs 16/32GB
  • Batería 3,450mAh vs 2,700mAh

Francamente, yo creo que el Nexus 6P es mucho mejor. Si no llegas por presupuesto, o no quieres un teléfono de ese tamaño, entonces el Nexus 5X es una buena opción y notablemente más barato.

Deja un comentario