Análisis del Google Pixel 2: Google lo ha vuelto a hacer

A estas alturas del año pasado, las diferencias entre el Pixel y el Pixel XL eran tan pequeñas que nos sentíamos cómodos colocando las dos pruebas de los terminales bajo una mismo análisis y URL, pero esta vez hemos tenido que hacerlo de otra manera: las diferencias entre los teléfonos no sólo son visibles en tamaño y precio, sino en el veredicto – uno es un fuerte pulgar arriba, mientras que el otro es un “buah” grande.

Cuando la caja con los terminales nos llegó la semana pasada, el editor de pruebas escogió el elegante Pixel 2 XL para probarlo durante el fin de semana, mientras que yo tuve que conformarme con el Pixel 2, más aburrido. Aún me estoy riendo. Mientras que él ha tenido todo tipo de problemas con el Pixel 2 XL, su hermano pequeño y yo estábamos pasando un tiempo maravilloso conociéndonos.

Análisis del Google Pixel 2

 

Salvo un par de advertencias, yo recomendaría el Pixel 2 a cualquiera, mientras que mi compañero tendrá más dificultades para aconsejarte comprar el Pixel 2 XL. Sigue leyendo para averiguar por qué.

Análisis del Google Pixel 2: Diseño

¿Te gustó el aspecto del Píxel original? Si lo hizo, estás de suerte. El Pixel 2 de Google es muy similar al Pixel original – de hecho, un barman en un bar me preguntó si estaba usando un Pixel cuando pagué unas copas con Android Pay, porque estaba teniendo problemas con el suyo.

¿Es eso un problema? No realmente. De acuerdo, no hay pantalla de borde a borde como el Samsung Galaxy S8 o iPhone X, pero también por eso el Pixel 2 se vende a un precio mucho más barato. Aunque en España tendremos que esperar para saber si llega. Es delgado, ligero y me gusta el respaldo de aluminio texturizado, que parece menos resbaladizo que el vidrio de sus rivales. El distintivo panel de vidrio brillante está detrás, aunque más pequeño que la última vez, pero aparte de eso es bastante discreto. Incluso el conocido Google “G” es silencioso: gris oscuro sobre fondo negro.

Tiene el mismo peso que el año pasado, con 143 gramos de peso, pero ha perdido un poco desde la cintura, con una esbelta escala de 7,8 mm a los 8,5 mm del año pasado. La dieta de choque del Pixel 2 ha asegurado que el jack de auriculares de 3.5mm haya desaparecido. Ya, pero por lo menos no ha olvidado que seguimos queriendo escuchar música con él – Google lanza un adaptador USB Type-C a 3,5 mm en la caja, que es mejor que nada. Agradece las pequeñas misericordias de la marca.

Análisis del Google Pixel 2

Hay otro elemento reductor del diseño, aunque esto no sorprenderá a nadie que haya comprado un teléfono de marca de Google. Todavía no hay espacio para almacenamiento ampliable. En otras palabras, el almacenamiento a bordo de 64 o 128 GB es todo lo que tendrás. Esa píldora en particular se hace más fácil de tragar con la oferta de Google de almacenamiento ilimitado de fotos, pero incluso que tiene un truco – se acaba en tres años.

 

Análisis del Google Pixel 2: Pantalla

Al encender el Pixel 2 por primera vez, se descubre una pantalla que es muy difícil de diferenciar del Pixel original, lo que significa que es muy buena, pero que también nos movemos en terreno poco innovador en este apartado. Es la misma pantalla de 5 pulgadas, la misma relación de aspecto 16:9, la misma resolución de 1.080 x 1.920 y la misma tecnología AMOLED… y los mismos 441 píxeles por pulgada.

Curiosamente, la precisión del color es un poquito peor que la del año pasado, pero dudo que lo descubra con el ojo humano. En el lado positivo, sí que da un toque más brillante, aumentando a una luminosidad máxima de 418cd/m2 comparado con el 411cd/m2 del año pasado. Siendo una pantalla AMOLED, el contraste es perfecto, por definición.

Análisis del Google Pixel 2

Así que, sobre el papel, algunos cambios menores, pero todo lo que necesitas saber es que en persona, el Pixel 2 tiene una pantalla brillante, con colores brillantes y vibrantes y buen de detalle. Los vídeos se ven geniales y los iconos se ven muy nítidos. Puede que sea más de lo mismo, pero cuando lo mismo es tan bueno como el año pasado, es difícil estar enfadado.

Crucialmente, esto lo hace mucho mejor que el Pixel 2 XL de Google, que como mi compañero comprobó en su análisis, sufre de decoloración cuando se ve desde los ángulos más pequeños. Puede que te preguntes si es que teníamos una unidad defectuosa, pero examinamos las que se prestaron a nuestras publicaciones hermanas IT Pro y Expert Reviews y encontramos exactamente el mismo número.

Sigue leyendo… Google Pixel 2: Rendimiento