HTC 10 Evo: Así se arruina un gran nombre

HTC 10 Evo

Imagen 1 De 10

1-htc10evo.jpg

El HTC 10 marcó el retorno de la firma taiwanesa a sus mejores momentos, además de anunciar que grandes cosas estaban por venir. Pero la compañía ha decidido echar todo por la borda sacando un modelo con el mismo nombre que es mucho peor. El HTC 10 Evo es un dispositivo menos potente en casi todos los aspectos. Se supone que deberá costar unos 600 dólares (574 euros).

Digámoslo claro desde el primer momento. Este no es un buen móvil. Ya al utilizar el teclado notas una preocupante lentitud. La última vez que experimenté esto fue con el también decepcionante HTC Desire 530. Te ahorrarás mucho tiempo simplemente no comprando uno pero si quieres saber lo mal que va un HTC 10 Evo sigue leyendo…

HTC 10 Evo: Diseño

Los problemas empiezan con el tacto y la estética. El HTC 10 Evo se parece mucho al modelo estrella de la compañía pero mientras que el HTC 10 tenía un tamaño de 5,2 pulgadas, el Evo llega a las 5,5. Vamos a ver, me gustan los phablet pero éste no es cómodo de agarrar al ser demasiado ancho para mantenerlo en tu mano. HTC ha decidido aplastar la parte trasera por lo que los bordes se sienten demasiado cuadrados.

A pesar de ser más grande, el HTC 10 Evo sigue los pasos del iPhone 7 y el Lenovo Moto Z al no tener jack de 3,5 mm para los auriculares. Algo que realmente la gente recibió de uñas pero al menos en aquellos casos había una razón: hacer que el móvil fuese más estrecho y discreto. En el HTC 10 Evo parece que se ha hecho este cambio porque sí, sin ninguna razón aparente.

Por tanto el HTC 10 Evo sólo tiene un puerto: un USB Type-C. Aunque hay que decir que en la caja vienen unos auriculares que se adaptan al USB. De todas formas pienso que la mayoría de la gente preferiría seguir pudiendo hacer uso del jack de 3,5 mm. A diferencia del Huawei Mate 9 en la caja no viene un adaptador de micro USB a Type-C.

Tiene un lector de huella dactilar en un extremo de abajo, en la misma posición que el HTC 10. A diferencia de éste, cumple el estándar IP57, por lo que resiste el polvo y las salpicaduras de agua. Lo que es un gran paso adelante que lo pone junto al Samsung Galaxy S7 y el iPhone7, entre otros.

HTC 10 Evo: Pantalla

Este es el único aspecto en el que el HTC 10 Evo supone una mejora sobre el HTC 10. En teoría la pantalla de 1.560 x 1.440 con tecnología IPS (In-plane switching) debería ser superior, pero el ser más grande no significa que sea mejor.

Primero lo positivo. El brillo es un poco mejor pues llega a 521 cd/m2 comparado con los 449 cd/m2 del HTC 10. Pero aquí se acaban las mejoras. El HTC 10 daba un gran contraste de 1.793:1 y cubría el 99,8 % de la gama RGB. El HTC 10 Evo cae hasta 1.040:1 con un 78,4 % de RGB. Ningún otro dispositivo que hayamos probado este año ha sido tan pobre en este aspecto y el resultado es que las imágenes en la pantalla no son nada espectaculares.

El OnePlus 3T tiene una pantalla AMOLED con un brillo de 421 cd/m2 (teniendo en cuenta que AMOLED normalmente es menos brillante), con un contraste perfecto y un 93,2 % de RGB.

HTC 10 Evo: Prestaciones

El comienzo no ha sido para tirar cohetes… pero las cosas van a peor cuando empiezas a usar el HTC 10 Evo. En 2016 ningún teléfono móvil debería ser lento al usar el teclado.

 

El culpable está claro. El HTC 10 Evo emplea un procesador Qualcomm Snapdragon 810 de 1,9 GHz. Hubo un tiempo en que el Snapdragon 810 estaba bien, de hecho era líder. El problema es que eso fue en 2014. Algo que HTC sabe perfectamente. Fue el chip que empleó el predecesor del HTC 10 (el HTC One M9). En el apartado de RAM también se da un paso atrás, de 4 a 3 GB.

Estas pobres especificaciones se ven reflejadas con claridad en nuestros test. Aquí vemos cómo quedó el HTC 10 Evo frente a unos cuantos rivales.

Vamos, que no es un HTC 10. De hecho es más lento que el HTC One M9 de 2015, sobre todo en el aspecto gráfico. Los otros dos candidatos son dispositivos de este año. El OnePlus 3T debería ser conocido por todos: es el móvil favorito de Alphr y ofrece unas grandes prestaciones por 439 euros. El Lenovo Moto Z Play es un poco más lento y cuesta 449 euros. A este móvil se le puede poner unos interesantes accesorios modulares y cuenta con la mejor batería que hemos visto (23 horas y 45 minutos).

Hablemos ahora de la batería del HTC 10 Evo. En nuestro test estándar (un vídeo de 720 p en modo avión con un brillo de pantalla de 170 cd/m2 que se repite hasta el infinito) duró 11 horas y ocho minutos. Lo que es una hora menos que el HTC 10 y un poco por debajo de la media de lo que hemos visto este año.

HTC 10 Evo

Sigue leyendo…

Deja un comentario