iPad Pro 9,7: la mejor tableta del mundo Es caro pero con razón: Apple tiene la mejor tableta del mundo con el iPad Pro 9,7 y además demuestra que iOS sirve para cualquier cosa.

¿Qué es lo que hace “Pro” a este iPad? No hace tanto habrías tenido que incluir una pantalla grande en la lista de características que convierten un iPad normal en algo “Pro”… Los más escépticos entre nosotros incluso habríamos dudado de si iOS sería capaz de asumir el trabajo. Pero con el iPad Pro 9,7 Apple ha dejado cualquier atisbo de duda a un lado. El iPad Pro puede con todo.

Visualmente te costará distinguir el iPad Pro 9,7 del iPad Air. Comparten tamaño y peso y las pistas de que no es un Air están en la parte trasera, donde sobresale la cámara al estilo iPhone 6, y si tienes la versión con conectividad 4G también destaca la línea superior que en lugar de negra es plateada. También están los tres puntitos negros del lateral que indican la presencia del Apple Smart Connector para engancharle un teclado compatible.

Los cambios son pues internos: un procesador Apple A9X y hasta 256GB de almacenamiento. La pantalla también ha cambiado y soporta el Apple Pencil. Más potencia, más almacenamiento, y un lápiz: ahora la pregunta es si todo eso convierte realmente al iPad en algo “Pro”.

Prueba del Apple iPad Pro 9,7: lápiz y teclado

iPad Pro 9,7

Si has usado el Apple Pencil en el iPad Pro más grande ya sabes qué esperar de su hermano más compacto. Como dijimos en su momento, el Pencil es lo más parecido a escribir con un lápiz sobre papel de verdad. No, no tienes el tacto del lápiz deslizando sobre el papel, la ligera resistencia al rozamiento, la prueba física de dejar un rastro de material sobre algo. Pero la forma en que Apple refleja un cambio de presión según te mueves, o el ángulo del Pencil, es de alguna forma mágica reflejado en lo que aparece en pantalla. Es una experiencia excelente.

MIRA TAMBIÉN  Fitbit Flex 2: ¡Por fin una Fitbit impermeable!

Además el Pencil se adapta mejor a un iPad menos grande. La versión de 12,9 pulgadas parece enorme si necesitas escribir o dibujar sobre ella, parece más un bloc de bocetos de un dibujante que una libreta para escribir… Puede ser perfecto si eres un artista, imagino que los diseñadores de Apple por ejemplo adorarán ese formato, pero para alguien normal el iPad pequeño es mucho más cómodo.

iPad Pro 9,7

Imagen 1 De 8

iPad Pro 9,7

Si eres de los que suele llevar encima una libreta para tomar notas, te encantará la combinación de iPad Pro 9,7 y Pencil. Si usas aplicaciones como Apple Notes o Microsoft OneNote, aún te gustará más. La combinación del iPad Pro 9,7 y Pencil es seguramente la mejor posible para OneNote: portátil, ligero y perfecto para dibujar o escribir.

A la hora de teclear es cuando el iPad Pro compacto sale perdiendo frente a su hermano mayor. Primero las buenas noticias: Apple ha hecho un excelente trabajo encogiendo el Smart Keyboard al iPad más compacto y manteniendo un tacto decente en las teclas. Pero incluso Cupertino está sujeto a las leyes de la física y la biomecánica, y un teclado más pequeño es… más cansado y menos cómodo que uno de tamaño estándar. Yo puedo estar tecleando un día entero en un iPad Pro de 12,9 pulgadas con el teclado suyo sin cansarme, pero este más pequeño me hacía sentir enseguida incómodo, con los dedos “apretados”, el efecto que cualquiera que haya tenido portátiles de pantalla muy pequeña (10 o 11 pulgadas) ya conoce.

MIRA TAMBIÉN  OnePlus 3 versus OnePlus 3T: ¿Deberías comprar el nuevo?

Si vas a viajar, o en plan puntual, el teclado pequeño vale. Pero si escribes mucho olvídate del Smart Keyboard y mejor cómprate un teclado Apple Bluetooth.

Prueba del Apple iPad Pro 9,7: pantalla

iPad Pro 9,7

Te encantará la pantalla del iPad Pro de 9,7 pulgadas. Es tan buena que pasé algunos rato admirando los iconos de la pantalla de inicio, sus colores y viveza. No es solo un placer usarla, es un gustazo.

Apple ha hecho unas cuantas cosas para que su pantalla sea tan buena. La primera es que es más brillante (Apple dice que un 25 por ciento) y eso, sumado a la menor reflectividad, la hace mucho más legible en la calle, a plena luz. Pero la mayor mejora es lo que Apple llama True Tone. True Tone es un ajuste activo de la temperatura de color de la pantalla basada en la luz ambiente, que se mide con un minúsculo sensor en el iPad.

Si se ejecuta mal, este tipo de sistemas son terribles. Ajusta mal la calibración para equilibrar con la pantalla la luz ambiental, y nunca conseguirás que se vea bien. Hay muchas condiciones potenciales en las que se verá sobresaturada, o sosa, o lavada… No es fácil acertar con el algoritmo.

Pero Apple lo ha acertado de lleno. El True Tone hacía lucir esta pantalla sublime en cualquier situación. Lo desactivé durante un tiempo, por probar, y al volver a activarlo confirmé mi admiración. Estoy seguro que te gustará y querrás, como yo, que las otras pantallas lleven esto.

Sigue leyendo: Prueba el iPad Pro 9,7. Cámara

 

Deja un comentario