LG G5: el smartphone que sigue su propio camino

La calidad de la pantalla es igualmente impresionante. El panel IPS es nítido, con una resolución de 1.440 x 2.536, y LG dice que alcanza hasta 800cd/m2 en modo automático. Enfoqué una linterna a la cámara frontal y medí un pico de 717cd/m2, así que está asegurada su legibilidad en las condiciones más brillantes de exterior. Si la pones en modo manual, sólo alcanza 354cd/m2 al máximo, así que tienes que dejarla en automático para aprovechar a fondo sus posibilidades.

La pantalla del LG G5 tiene buena precisión de color, ya que cubre el 97,1 por ciento del espectro sRGB, y tiene otro truco: como el Samsung Galaxy S7, tiene un modo de pantalla siempre encendida. Esto significa que cuando pones el teléfono en reposo la pantalla sigue mostrando un reloj y los iconos de notificación debajo suyo, así que no necesitas activarlo para saber si te ha llegado un mensaje o qué hora es.

LG G5 batería

Si te preocupa el impacto de esto en la batería, según LG esto apenas consume energía: sólo el 0,8 por ciento de su capacidad por hora. Es menos de lo que gastas si lo tienes que encender de vez en cuando para ver esa misma información.

Los resultados del LG G5 en las pruebas de batería parecen confirmar esto. Su batería, que recordemos es reemplazable por la tapita inferior, es de 2.800mAh que dan para 11 horas 10 minutos en nuestra prueba de repetición de vídeo (con la pantalla a 170cd/m2 y modo avión). Es mucho menos que las casi 18 horas del Samsung Galaxy S7, pero es lo normal en estos móviles.

Por lo demás el LG G5 viene equipado con la conectividad que puedes esperar de un móvil inteligente actual. Tiene WiFi 802.11ac, es 4G, NFC, Bluetooth 4.2 y tiene un conector USB-C para la carga y conexión de datos (o sus gafas de RV).

Prueba del LG G5: programas

LG G5 programas

Como es habitual en los móviles LG el G5 usa un “skin” propio que le da a Android un aspecto sutilmente diferente el original. En este caso tenemos un lanzador que funciona sobre Android 6 Marshmallow, igual que la mayoría de móviles de este año, claro.

Normalmente me suele gustar Android con el skin LG, pero en mi opinión la versión de este año va un paso demasiado lejos. El problema es que, como en el interfaz del Huawei Emotion, LG ha eliminado la pantalla de aplicaciones y eso te obliga a organizarlas en carpetas en la pantalla principal, como harías con iOS.

Muchos encontrarán esto irritante, pero por lo menos es fácil reinstalar la pantalla de aplicaciones. Puedes hacerlo a través del modo “Easy Home” de LG, aunque eso viene acompañado de iconos enormes, o lo mejor es instalar cualquier lanzador de terceros como el Nova Launcher (mi favorito), el Google Now o el LG del año pasado a través de la aplicación preinstalada SmartWorld. Me gusta Nova porque transforma el aspecto de la pantalla de inicio y las aplicaciones, haciéndolas más parecidas al Android original… y eso es bueno.

Lo único que no se puede reemplazar con un lanzador descargado aparte es el menú de ajustes y las notificaciones. Uses el que uses, verás una fila horizontal de accesos además del ajuste de brillo deslizable y las notificaciones debajo suyo. Por suerte este menú propio de LG y que no se puede cambiar es bastante mejor que el del Huawei.

Prueba del LG G5: Verdicto y precio

El LG G5 es uno de los móviles más interesantes que he visto desde los días del LG Optimus 3D y solo por eso ya estaba predispuesto a que me gustara. El problema con el G5 es que, aunque es ingenioso, no creo que sea suficiente para convencer a la gente para cambiarse de otras opciones más conocidas y probadas.

La gente sigue teniendo su favoritismo por los iPhone o Samsung Galaxy independientemente de lo que LG haga con su batería modular y sus accesorios, sencillamente porque esos móviles son conocidos, buenos, y el LG G5 no es un gran salto hacia adelante.

Creo que su precio será el que decida si tendrá éxito o no. Si lo compras libre es menos caro que un Samsung Galaxy S7, pero no mucho, mientras que las ofertas con operadores dependerán del momento. El problema puede ser ese, que no haya mucha diferencia de precio, porque en prestaciones tampoco la hay o es escasa. Y si quieres gastar menos, está el Nexus 6P por ejemplo que sí ofrece prestaciones algo inferiores pero en un precio mucho mas bajo.

En cualquier caso, el LG G5 nos parece un excelente móvil y si vienes de cualquier terminal con dos años o más estarás encantado con su mayor velocidad y la calidad de la cámara, en particular la gran angular. Es un teléfono de cinco estrellas, sí, aunque no es el mejor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.