Los mejores GPS para bicicleta: nuestros GPS favoritos

Hay muchas app para controlar tus paseos en bicicleta, capaces de crear planes de entrenamiento, que incluso se pueden compartir y hasta competir con los amigos. Pero la oferta de GPS para bicicleta es menor y bastante cara.

Mejores GPS para bicicletas

Imagen 1 De 7

Garmin Edge 820

MapMyRide, Strava y otras aplicaciones te permiten programar el camino antes de salir, pero incluso en su formato de app no están diseñadas para ser tu principal guía y cuando mejor funcionan es al utilizarla junto con un GPS para bicicletas. Hay otra opción: montar tu smartphone en el manillar y utilizar una app o incluso Google Maps.

Hemos usado más o menos todas las opciones posibles. Aquí tienes nuestros aparatos preferidos para ir a A a B.

1. Garmin Edge 820

Mejores GPS para bicicletas

Características: 2,3 pulgadas, pantalla táctil a color 200 x 265, batería con 15 horas de autonomía, 4,9 x 2,1 x 7,3 cm (anchura, profundidad y altura) y 68 gramos.

Precio: 399,99 euros.

El Garming Edge 820 ha tardado mucho en llegar pero la espera ha valido la pena. Tiene todas las características de los navegadores de gama alta para bicicletas de la marca pero en un tamaño minúsculo. Ideal si deseas un GPS pero sin que abulte tanto como el Garmin Edge 1000.

El Edge 820 tiene el mismo tamaño que el modelo Edge 520 de gama media pero es completamente impermeable y sólo pesa 68 gramos. Es increíblemente pequeño teniendo en cuenta todas sus características: pantalla táctil de 2,3 pulgadas, compatible con los medidores ANT+ de potencia, velocidad, ritmo y pulsaciones, mapas (puedes subir el tuyo propio), navegación completa y diferentes ayudas para el entrenamiento.

Gracias a que tiene wi-fi y bluetooh enseguida te bajará los datos del paseo, además de notificarte las llamadas o mensajes. Incluso puedes dar tu localización a un grupo con la opción GroupTrack. Si eres de esos que se quedan atrás en la carrera dominical del club esta ayuda puede ser bastante práctica, siempre que alguien más tenga un Edge 820.

Garmin ha trabajado en la interface y, aunque no es tan fácil de usar como la de un smartphone, es mucho más sencilla que antes. Es fácil pasar entre las estadísticas y los mapas con el dedo, mientras que los menús son ahora más lógicos. Tiene varios perfiles de bicicletas por lo que puedes ajustar el Edge 820 a diferentes modelos. Por ejemplo, puedes seleccionar mapas de carretera o campo (según vayas con una mountain bike o una bicicleta de carretera), además de poder usar diferentes medidores ANT+.

Según mi experiencia, la pantalla de 2,3 pulgadas parece que se activa ahora con más facilidad con las gotas de lluvia o de sudor, aunque unas actualizaciones han mejorado un poco esta cuestión. Hay algunos problemillas por aquí y por allí, como la tendencia que tiene a apagarse de forma automática o perder los datos cuando paramos a tomar un café. Pero las actualizaciones llegan casi de manera semanal por lo que no deberá pasar mucho tiempo hasta que Garmin haya solventado estas dificultades.

2. Garmin Edge 810

Mejores GPS para bicicletas

Características: 2,6 pulgadas, pantalla táctil a color 160 x 240, batería con 17 horas de autonomía, 5,1 x 2,5 x 9,3 cm (anchura, profundidad y altura) y 98 gramos.

Precio aproximado: 239 euros.

Ya lleva tiempo en el mercado pero el Garmin Edge 810 sigue siendo uno de nuestros GPS favoritos y, con la llegada del Edge 820, buscando se puede encontrar a un precio de derribo.

Ha sido construido para sobrevivir a las peores condiciones climatológicas (es totalmente impermeable) y funciona también cuando llevamos guantes, por lo que no nos dará problemas en invierno. Además la pantalla se lee bien incluso a la luz del sol.

La versión más barata viene con unos mapas básicos de la ciudad en la tarjeta microSD pero hay otras versiones con mapas de toda Europa. Como los mapas están guardados en la tarjeta microSD planear las rutas es rápido y se encuentra con facilidad las rutas para bicicletas. La pantalla no es tan grande como en otros modelos pero se ve con claridad y tiene algunas características prácticas como la guía de carriles. Un pequeño pitido nos avisa con tiempo antes de un giro y otros pitidos diferentes nos guían en una intersección.

Las características del navegador son fantásticas pero todavía hay más. Se puede conectar por bluetooth con tu smartphone para descargar previsiones del tiempo, subir paseos a Garmin Connect y activar LiveTrack que invita a otra gente ver tu paseo en un mapa en su navegador. Soporta Strava Live Segments por lo que puedes competir contra tu mejor marca y tiene todos los medidores ANT+ de potencia, velocidad, ritmo, etc.

3. Mio Cyclo 505

Mejores GPS para bicicletas

Características: 3 pulgadas, pantalla táctil a color 240 x 400, batería con 12 horas de autonomía, 6,1 x 2 x 10,3 cm (anchura, profundidad y altura) y 128 gramos.

Precio aproximado: 369,99 euros.

La respuesta de Mio al Garmin Edge 810 hace muchas cosas bien. El diseño es aburrido pero tiene las capacidades que se esperan de un GPS de alta gama. Al igual que el Garmin es impermeable, así que no tendrás que tenerle miedo a la lluvia (al menos no por lo que respecta al aparato). La pantalla se ve sin problemas también a pleno sol.

La gran diferencia frente al Garmin es la pantalla del Cyclo 505. Para empezar es un poco más grande y la resolución es mucho mayor. Se ve con mayor claridad y los mapas tienen una gran cantidad de detalles. Además Mio ha hecho un gran trabajo con el uso de la interface, pues se entiende con más facilidad que en el confuso Garmin.

No tiene Strava Live Segments pero sí bluetooth y wi-fi. La app Mioshare te permite subir y sincronizar paseos y rutas a tu aparato sin ni siquiera tener que encender tu ordenador. Los sensores ANT+ funcionan sin problemas y tiene la posibilidad de integrarse con Shimano Di2.

Nuestra característica favorita (y que ahora se ha añadido a los últimos modelos de Garmin) es la opción de Surprise Me: que genera de forma automática tres rutas a elegir, dependiendo de lo lejos y el tiempo que quieras montar. Hay que pagar más por la versión con los mapas de Europa pero, por desgracia, no puedes subir tus propios mapas, algo que le resta utilidad a este modelo.

4. Garmin Edge 1000

Mejores GPS para bicicletas

Características: 3 pulgadas, pantalla táctil a color, batería con 15 horas de autonomía, 5,8 x 2 x 11,2 cm (anchura, profundidad y altura) y 115 gramos.

Precio aproximado: 480 euros.

Este es el Rolls Royce de los GPS para bicicleta. El Edge 1000 es mucho más alto que el Edge 810 pero la recompensa es una pantalla de 3 pulgadas mucho más nítida y con un diseño más elegante.

Al igual que en el Mio Cyclo 505, los mapas y la navegación mejoran mucho por el mayor tamaño de la pantalla. La tecnología LCD transflectiva garantiza la visión incluso bajo la luz del sol. Además se puede manipular con guantes. Como era de esperar, es impermeable y resistente (a nuestra unidad le dimos un golpe mientras bajábamos a 60 km/h y continuó funcionando).

Por supuesto hay conectividad ANT+. El Edge 1000 nos da una enorme cantidad de datos en un formato claro y fácil de leer. Basta un simple vistazo para ver todo lo que te interesa: velocidad, pulsaciones, ritmo y potencia.

La autonomía de la batería no es tan buena como la del Edge 810 (la mayor pantalla consume más) pero más de 10 horas tampoco está nada mal, puedes aumentar ésta si desconectas el seguimiento GLONASS del GPS. Basta con que te bajes un par de gigas de mapas y el Edge 1000 te permitirá dar la vuelta al mundo o simplemente pasear por tu lugar favorito.

5. Tigra, soporte y funda

Mejores GPS para bicicletas

Características: Disponible para la mayoría de los smartphones. Alrededor de 175 gramos.

Precio aproximado: 25 euros.

¿No te apetece comprarte un GPS? Entonces, ¿por qué no usar tu móvil? La BikeConsole de Tigra es una carcasa que protege tu smartphone y queda montada en el manillar, aunque tendrás que comprar el modelo específico para tu teléfono.

El resultado es como si hubieses comprado un GPS. Pon tu móvil en el manillar, usa Google Maps o cualquier otra app para navegar y puedes salir a explorar lo desconocido.

Funciona muy bien. Para desmontarlo tienes que quitar dos seguros, primero una fuerte goma que mantiene la parte delantera de la funda cerrada y luego un cierre sobre la parte inferior. La BikeConsole tiene unas zonas de plástico transparente para las cámaras, mientras que una pieza de goma protege la entrada de los auriculares. Tigra dice que es impermeable y ciertamente a nuestro móvil lo mantuvo seco y de una pieza.

Funciona mejor con smartphones pequeños y ligeros. Cuando rodamos por terreno bacheado las vibraciones de las ruedas van directas al móvil, lo que dificulta leer el pequeño mapa mucho más que en otros aparatos de los que te hemos hablado aquí. Sea como fuere, si quieres una opción muy económica, la carcasa y el soporte de Tigra cumplen con su cometido.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a nuestra newsletter para saber más:

Deja un comentario