Moto G5: El Rey de los móviles económicos ha muerto

Sabíamos que este día llegaría. A lo largo de cuatro generaciones la gama Moto G ha marcado el estándar en los móviles económicos con una gran relación calidad/precio. Ahora, con el Moto G5, la compañía ha perdido ese trono. El Moto G5 tiene una pinta más atractiva que el modelo del año pasado pero la belleza se queda a flor de piel. El rey ha muerto.

Moto G5

Imagen 8 De 8

2-motog5

Moto G5: Diseño

En este aspecto sí que el Moto G5 destaca de forma positiva. Por primera vez Lenovo ha abandonado el plástico para usar una carcasa que en parte está realizada en metal. En la mano se siente sólida, aunque quizá un poco más resbaladiza de lo recomendable. Además puede que se raye con facilidad con las llaves de casa. El caso es que cuando saques el móvil de la caja tendrá una pinta estupenda.

Este cambio no ha significado que tengamos que decir adiós a la batería extraíble. Casi todos los fabricantes ya niegan esta posibilidad a los usuarios, por lo que este detalle no es baladí. Curiosamente no es así en el Moto G5 Plus (el hermano mayor).

Moto G5

 

Por lo demás el móvil es bastante corriente. En la parte delantera tiene un lector de huella digital, no falta un jack de 3,5 mm para los auriculares, junto con cámaras delante y detrás. La parte trasera está ligeramente curvada pero sin que llegue a molestar cuando lo dejamos apoyado sobre ese lado. El cerco del móvil es bastante aparatoso, aunque tampoco hay que esperar milagros pues estamos hablando de un dispositivo que cuesta 200 euros.

Hay otras cosas que decir acerca del diseño. Para empezar Lenovo todavía no usa el USB Type-C. Esto podría ser considerado como una desventaja pero, por otro lado, no tendrás problemas buscando un cable que funcione. El Moto G5 soporta una carga rápida pero no viene con un cargador rápido, lo que es una pena. Además no tiene NFC, nada de Android Pay.

Moto G5: Pantalla

Lo primero que querrás hacer es cambiar el extraño fondo de pantalla del Moto G5, que tiene unas líneas raras que se vuelven muy borrosas cuando pasas el dedo por la pantalla.

Moto G5

 

Aunque esto es sobre todo una cuestión de gustos y no de la calidad de la pantalla. Con respecto al Moto G4, el Moto G5 se ha puesto a dieta y ha perdido 0,5 pulgadas en la pantalla. La resolución sigue siendo 1.920 x 1.080 y al ser la pantalla algo más reducida ha ganado un de definición, con una densidad de píxeles por pulgada de 441 en vez de 401 ppi. Por desgracia, en todo lo demás supone un paso atrás.

El brillo máximo ha pasado de 540 a 471 cd/m2. El porcentaje de la gama sRBG también ha ido para atrás, del 90 al 85,5 %. Además, el contraste es más bajo.

La diferencia no es mucha pero es decepcionante comprobar que se ha ido para atrás en comparación con el modelo de 2016. Uno no espera que la nueva pantalla vaya a ser peor que la que viene a reemplazar.

Moto G5: Prestaciones

En cuanto a las prestaciones la situación es similar. Sobre el papel parece que las especificaciones del Moto G5 son parecidas a las del modelo anterior. Tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 430 en vez de un Qualcomm 617 y ambos son de ocho núcleos. El modelo del año pasado era una mezcla de Cortex-A53s de 1,5 y 1,2 GHz, esta vez los ocho son de 1,4 GHz A53s. Sigue teniendo 2 GB de RAM y hay una opción de 3 GB, de hecho ésta fue la que utilizamos para nuestras pruebas.

Moto G5

Continúa en la siguiente página