Samsung Galaxy A5 (2017): Rápido, atractivo y con una gran autonomía

Con dispositivos de gama de media que rondan los 400 euros como el Samsung Galaxy A5 (2017) o el exitoso OnePlus 3T, a veces cuesta entender qué necesidad hay de gastarse un “pastizal” para adquirir modelos como el iPhone 7 Plus, Google Pixel XL o Samsung Galaxy S8.

En realidad, si no eres ningún experto, te podrían decir que el Samsung Galaxy A5 (2017) cuesta 600 euros y no te llamaría la atención. El diseño, estética y tacto se siente premium y desde fuera es fácil pensar que se trata de un dispositivo de gama alta… quizá lo único que le falta es una pantalla curva.

Samsung Galaxy A5 2017

Imagen 1 De 21

Samsung Galaxy A5 2017

Está disponible en cuatro colores: Black Sky, Gold Sand, Blue Mist y Peach Cloud. El azul no me vuelve loco pero el resto me parecen atractivos. En cuanto al tamaño, el A5 tiene una práctica pantalla de 5,2 pulgadas que emplea un panel AMOLED con una resolución de 1.920 x 1.080. Lo que da una densidad de píxeles de 424 ppi (píxeles por pulgada) que no es suficiente para usar Samsung Gear VR (de acuerdo con Samsung) pero que no da el más mínimo problema en un uso normal. Tendrás que fijarte muy bien para poder ver la estructura de un píxel.

Samsung Galaxy A5 2017

 

La pantalla es decente pero no es la más brillante. Conseguimos un pico de 350 cd/m2, muy por detrás de pantallas como las de los iPhone o los móviles XZ de Sony, que llegan a 550 cd/m2 e incluso más. El panel es un típico AMOLED de gama media, en un día muy luminoso con la funcionalidad de brillo automático activada la pantalla será capaz de alcanzar 451 cd/m2. Lo que hace posible leer correos electrónicos sin tener que tapar la pantalla con la mano.

La reproducción del color es excelente. Hace ya tiempo que Samsung lo clava en los paneles AMOLED pero nunca deja de impresionarme por cómo se las arregla para superar la sobresaturación que es típica en esta tecnología. La pantalla se ve con mucho detalle y cubre el 100 por ciento de la gama sRGB de color.

Samsung Galaxy A5: Prestaciones

El dispositivo se muestra rápido una vez que hayas instalado tus aplicaciones favoritas. Emplea el procesador de Samsung Exynos 7880 de ocho núcleos a 1,9 GHz y con 3 GB de RAM. El competidor de este chip se supone que debe ser el Qualcomm Snapdragon 625 como el que emplea el Moto Z Play. Así que tampoco esperaba unas grandes prestaciones. En la práctica se comportó mucho mejor de lo que pensaba, quedando a medio camino entre el Moto y el OnePlus 3T (439 euros). El Samsung Galaxy A5 2017 consiguió unos buenos resultados en nuestras pruebas. Sin duda es mucho más rápido que el modelo del año pasado.

Samsung Galaxy A5 2017

Samsung Galaxy A5 2017

La diferencia en prestaciones entre el Samsung Galaxy A5 y el OnePlus 3T se nota sobre todo en la fluidez de los gráficos. Otro aspecto donde sorprende de forma grata es en lo que se refiere a la autonomía de la batería de 3.000 mAh, que permite 22 horas y 5 minutos de vídeo continuo con el móvil en modo avión y la pantalla calibrada para 170 cd/m2. Aunque no iguala al Moto Z Play (23 horas y 45 minutos).

Samsung Galaxy A5 2017

 

Samsung Galaxy A5: Cámara

Nunca me ha dado problemas el que la cámara sobresalga un poco en los Samsung modernos, aunque no es lo ideal si quieres escribir un mensaje con el móvil descansando sobre la mesa. Sea como fuere, la lente del Galaxy A5 ya no sobresale.

La cámara se muestra eficaz, aunque el resultado no es tan espectacular como las que emplean el Google Pixel XL o el Samsung Galaxy S7. La cámara trasera tiene una resolución de 16 megapíxeles y hace buenas fotos en la mayoría de los casos. La apertura de f/1.9 permiten incluso salvar imágenes tomadas con poca luz, aunque no hay OIS (estabilizador óptico de imagen).

Las instantáneas que he tomado durante la prueba tienen buena pinta. Las fotos en exteriores salen equilibradas, con buen foco y color, aunque a veces algo sobreexpuestas. Al activar el modo HDR los detalles mejoran bastante.

Samsung Galaxy A5 2017

Imagen en exteriores capturada con el HDR desactivado. El resultado positivo tanto en el color como en la calidad del detalle, aunque algunas zonas están sobreexpuestas.

Las instantáneas en interiores tampoco presentan problemas con una calidad razonable en los detalles y en la exposición además de mostrar poco ruido. Con poca luz la reproducción del color empeora. En este aspecto tanto el Moto Z Play como el OnePlus 3T son más competentes cuando no hay mucha luz.

Samsung Galaxy A5 2017

 

Las fotos con poca luz salen bien pero los colores quedan algo matados y el enfoque también se resiente.

Samsung ha hecho un esfuerzo para mejorar el software de la cámara y facilitar su uso. Ahora se puede acceder a los distintos modos de disparo barriendo la pantalla a izquierda y derecha. El botón de disparo lo puedes mover a donde más te convenga.

Hay un filtro de cocina para aquellos que quiera presumir de cocinillas. Aplica un efecto de profundidad de campo y sube la saturación para mejorar el resultado final.

Samsung Galaxy A5: Veredicto

Es algo decepcionante el hecho de que el móvil no viene con Android 7 Nougat pero ello no impide el que el Samsung Galaxy A5 sea un gran teléfono de gama media. El precio de 350 euros lo convierte en una opción interesante pues es más barato que el OnePlus 3T y tiene más autonomía de batería. Además es más rápido que el Moto Z Play.

Yo me decantaría por el OnePlus 3T pues tiene una cámara mejor y ofrece mayores prestaciones pero desde luego el Samsung Galaxy A5 es una gran alternativa.

 

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: