Samsung Galaxy S8 más cerca y más lujosos: pantalla 4K y Edge

La marca surcoreana es noticia, pero no por lo que a ellos les gustaría, sino por los problemas que está dando su reciente Samsung Galaxy Note 7 con sus baterías explosivas. Pero mientras deciden cómo reparar el daño causado a la marca y a la serie Galaxy, si es que lo consiguen, están aumentando los rumores sobre la próxima generación de sus móviles de alta gama, los Samsung Galaxy S8, e incluso se están escuchando rumores que apuntarían a una aceleración en su desarrollo final, de forma que Samsung volcaría en los S8 todo su saber hacer para que representaran un salto más grande de lo habitual.

Samsung Galaxy S8

Imagen 18 De 18

Samsung Galaxy S8

De esta forma, los actuales S7 (que como sabes son, en nuestra opinión, los mejores entre los móviles Android) podrían mantenerse en el mercado como una alternativa de precio algo mejor, mientras los S8 serían “aspiracionales”, y todo esto permitiría olvidar la pesadilla que están viviendo en Samsung con el Note 7. Veamos cuáles son los puntos clave de los nuevos Galaxy S8…

Samsung Galaxy S8: maxipantalla curvada

Samsung Galaxy S8

Apple ha dado el paso en sus iPhone 7 y parece claro que Samsung seguirá ese camino: el botón central físico desaparecerá dando lugar a un botón virtual, con sensor de huellas dactilares de tipo ultrasónico. Esto permitirá que el porcentaje de pantalla a la vista del frontal del móvil sea más grande, es decir, que con el Samsung S8 casi todo lo que veremos será pantalla.

Pero no sólo eso, sino que todos los rumores apuntan a que el próximo Galaxy solo existirá en versión Edge: tanto el de tamaño normal (5,1 pulgadas) como el grande (5,5 pulgadas) montarán pantalla con bordes redondeados hasta los laterales. Hay dos motivos principales que avalan esto: primero, las ventas de los modelos Edge actuales son muy superiores a las de sus hermanos, y eso que son más caros; segundo, el factor diferenciador, pues de esta forma Samsung se posicionaría como la marca con los móviles de pantalla curvada definitivamente.

 

Los primeros Samsung Edge fueron los Galaxy Note Edge, pero el modelo que popularizó la pantalla con doble borde fue el Samsung Galaxy S6 Edge, que también existía con pantalla plana. El éxito de las Edge, que además por los gestos únicos que permiten han conseguido que sus usuarios se distingan del resto, marca el camino del futuro para la compañía. Es más, algunos rumores apuntan a que la pantalla podría ser también curvada en sus extremos superior e inferior…

Pero nos esperan más novedades en la pantalla de los próximos Galaxy: todo apunta a que por primera vez tendremos móviles con pantallas de resolución 4K. Sí, Ultra HD. Puede parecer algo innecesario, incluso Apple se ha conformado con mucho menos en sus nuevos iPhone 7, pero además de ponerse la “medalla” tecnológica hay algo que explica la necesidad de dar este salto, y es la Realidad Virtual. Cuando se usa el móvil para eso, con su propia pantalla y un adaptador (Gear VR), estamos dividiendo su resolución real por dos (la mitad para cada ojo) y de ahí el interés en llevar la resolución del móvil al máximo posible.

Samsung Galaxy S8: procesador y memoria

Samsung Galaxy S8

Para poder manejar la tremenda resolución de esa pantalla 4K, y porque el mercado siempre exige más potencia (y el Apple iPhone 7 monta un procesador muy rápido, no nos olvidemos), Samsung está obligada a dar otro paso en este sentido.

Por ello Qualcomm ya tiene en marcha su nueva generación de procesadores con una base física de récord, chips de solamente 10 nanómetros: los Snapdragon 830. A este se sumará el chip Exynos de nueva generación propio de Samsung (posiblemente el modelo 8895 con procesador ARM), y que también tiene esa tecnología de fabricación ultradelgada, lo que mejora no solo la velocidad sino que disminuye el consumo y la temperatura de trabajo.

El veloz procesador de nueva generación deberá apoyarse en suficiente cantidad de memoria RAM (posiblemente 6GB de entrada). También el almacenamiento deberá aumentar, con una gama que partirá seguramente de los 64GB y posiblemente alcance hasta 256GB, si bien todo apunta a que Samsung mantendrá la ranura microSD con lo cual el almacenamiento máximo es un problema secundario, al poderlo expandir por esa vía.

Samsung Galaxy S8

Esperamos que Samsung equipe el Galaxy S8 y sus dispositivos del futuro con 6 GB de RAM. En cuanto a la memoria interna, los compradores tendrán la posibilidad de elegir entre 64 GB y 128 GB. Y como ocurrió con el Samsung Galaxy S7, su sucesor tendrá una ranura que le permitirá ampliar la memoria interna a través de microSD. Tal vez también exista una versión del Samsung Galaxy S8 que equipe 256 GB de memoria interna.

En cuanto a la batería, alimentar esa pantalla exigirá muchos electrones pero nadie puede acusar a Samsung de no esforzarse en este tema, y con éxito porque así lo hemos comprobado. Habrá que ver hasta qué punto comprometen el grosor y peso de su nuevo S8 para ofrecer una autonomía aceptable.

Sigue leyendo: Samsung Galaxy S8. Cámaras…

Deja un comentario