Samsung Galaxy TabPro S: ¿De verdad necesitas un portátil?

Uno de los objetivos de los fabricantes de ordenadores portátiles ha sido siempre hacerlos más pequeños cada vez, sin tener que sacrificar prestaciones o potencia. Parece extraño, entonces, que incluso cuando ese objetivo se ha alcanzado, uno se encuentra cargando más aparatos que antes: el móvil, la tableta y el ordenador… mi mochila está igual de llena que cuando los portátiles eran más grandes. El móvil no podemos reemplazarlo, pero llevar tableta y portátil es una lata… ¿No hay solución? Sí: un dos en uno como esta Samsung Galaxy TabPro S.

Cambiando al “2 en 1”

Samsung Galaxy TabPro S: 2 en 1

Gracias a Windows 10 y los chips de bajo consumo de Intel, existe desde hace poco una nueva categoría de ordenador: los llamados “2 en 1”. En realidad estos dispositivos son potentes tabletas capaces de convertirse en portátiles cuando lo necesitas. Así, en lugar de llevar dos aparatos encima, puedes llevar uno. ¿Pero de verdad no echas de menos el otro?

La mejor manera de descubrirlo es probarlo, y esto es lo que hemos hecho: estoy usando un Samsung Galaxy TabPro S, un potente ordenador “2 en 1” con Windows 10 y con pantalla de 12 pulgadas. Durante una temporada éste será mi único ordenador para todo, es decir que usaré el TabPro S para trabajar, para ver películas, para navegar por internet desde el sofá… No me hubiera atrevido a dar el paso sin estar seguro de que el hardware estaría a la altura, así que ahora te explico por qué me he animado con el TabPro S.

Potente y ligero

Uno de los motivos por los que las tabletas se han hecho populares es porque son finas y ligeras. Pero durante un tiempo las tabletas solo eran capaces de hacer correr programas de móviles, incluso versiones limitadas en prestaciones, y no las aplicaciones que necesitamos para trabajar normalmente.

Con la TabPro S no tengo que preocuparme por la potencia de procesado, pues su Intel Core m3-6Y30 corre a 900MHz pero puede subir hasta 2’2GHz. Es la potencia de procesador de un portátil, así que cualquier aplicación de uso normal funcionará bien.

Samsung ha usado toda su experiencia en pantallas para asegurarse que la Galaxy TabPro S sea deslumbrante. Usa tecnología AMOLED, es decir con negros casi perfectos, blancos brillantes y colores espectaculares: la resolución es también alta, mayor que Full HD con 2.160 x 1.440 píxeles.

La potencia no implica compromiso y el TabPro S es tan pequeño y ligero como uno espera de una tableta: la unidad principal mide 6’3 milímetros de espesor y pesa sólo 693 gramos. Si añades la funda-teclado el peso pasa justo del kilo (1.090 gr). Al final esto significa que llevo a cuestas mucho menos peso que antes, como poco un kilo menos.

La TabPro S es igual de fina que una tableta normal, pero es mucho más potente.

Gracias a los eficientes componentes de la TabPro S, la vida de la batería es buena, por encima de diez horas, es decir un día entero de trabajo con un dispositivo que es potente como un portátil y práctico como una tableta. Añádele el módem 4G incluido en el modelo que estoy usando, y estarás libre de andar buscando alguna red WiFi para conectarte. Tengo un ordenador que puedo usar donde quiera y como quiera.

Funciona con Windows 10

Samsung Galaxy TabPro S: Windows 10

Tener un portátil y una tableta separados suele implicar usar programas diferentes en uno y otro para hacer el mismo trabajo. Es un poco engorroso y a veces te hace elegir uno o el otro para algún trabajo concreto, obligándote a cambiar. Y tener la misma información en ambos implica depender de la conexión a la nube para estar sincronizado.

El Galaxy TabPro S corre la versión completa de Windows, que además permite alternar fluidamente entre el “modo portátil” (con el escritorio y los programas como siempre) o el “modo tableta” (con un interfaz de pantalla táctil). Lo más importante es que en ambos modos puedes usar las mismas aplicaciones y la misma información porque están en el mismo ordenador. Con el Galaxy TabPro S solo necesito tener mis datos en un sitio y sóolo necesito usar un programa para cada cosa.

La Samsung Galaxy TabPro S es un portátil…

Samsung Galaxy TabProS: portátil

Para hacer trabajo “serio” no hay mejor alternativa a un portátil digamos normal: un buen teclado, un buen panel táctil, y un sistema operativo de sobremesa. Con Windows 10 lo último está garantizado, y la Samsung Galaxy TabPro S ofrece las dos primeras condiciones gracias a su teclado-tapa desmontable. Parece una funda pero al darle la vuelta, fíjalo con sus imanes a la tableta y, tachán, ya tienes tu portátil.

Pasar de modo Tableta a modo Portátil es muy fácil en Windows 10

El teclado es de tamaño normal y las teclas tienen bastante recorrido. Es como teclear en un portátil normal, no como esos teclados baratos para tabletas que se venden por ahí. Y tiene touchpad, uno que soporta gestos como poder hacer scroll con dos dedos. Con una pantalla táctil delante tuyo, obvio al ser también una tableta, puede parecer que tener touchpad es redundante, pero es más cómodo para moverte, seleccionar textos, usar menús… en fin en el uso regular de Windows en modo escritorio lo echaría mucho de menos si no lo tuviera.

Con su teclado y touchpad, el Galaxy TabPro S es un portátil de pleno derecho.

Un portátil completo significa que tiene posibilidades de expansión, y la Samsung Galaxy TabPro S tiene un puerto USB-C (pero solo uno). Además de para cargarlo, este puerto sirve para adaptadores a accesorios USB corrientes (memorias externas, teclados, impresoras, etcétera) y también para un monitor externo: puedes usarlo con tu monitor de sobremesa si quieres, no hay problema, más allá de tener el cable y un adaptador múltiple a mano.

… y una tableta

Samsung Galaxy TabPro S en modo tablet

Despega el teclado de la Samsung Galaxy TabPro S y se convierte en una tableta: al cambiar el modo de Windows 10 el menú inicio ocupa la pantalla entera y así puedes activar el programa que quieras con solo tocarlo. El escritorio sigue estando disponible y los programas normales igual, todo depende de qué prefieras. Con el brillante interfaz gráfico de Windows 10 la verdad es que nunca sentí la necesidad de usar un teclado o un ratón en modo tableta, algo que sí ocurría en anteriores intentos de Windows.

Cuando le quitas el teclado, la Galaxy TabPro S se convierte en una tableta

Conclusión

Con la Samsung Galaxy TabPro S por fin tengo un dispositivo con el que puedo vivir sin compromisos. Es un potente portátil con teclado cuando necesito eso, y es una potente tableta con espectacular pantalla cuando es lo que quiero.

Deja un comentario