Samsung Gear 360 (2017): Mejorada en casi todos los aspectos

Este dispositivo tiene una pinta muy extraña pero para quien sea propietario de una Samsung Gear 360 de primera generación esto no sería ninguna sorpresa. De hecho el diseño es mucho más agraciado que el modelo del año pasado. La nueva Samsung Gear (2017) cuesta 249,01 euros. 

Samsung Gear 360 (2017): Diseño

La Gear 360 original tenía unas patas que se plegaban cuando no se usaba, la nueva versión cuenta con una base y una empuñadura para agarrarla con la mano. En la parte baja es más ancha para luego ir estrechándose. Ahora es más cómodo cogerla y sigue siendo capaz de mantenerse de pie por sí misma.

Samsung Gear 360 (2017)

Imagen 1 De 10

Samsung Gear 360 (2017)

En el día a día las cosas son un poco más complicadas. El bulboso módulo de la cámara en la parte superior podría irse al suelo por una ráfaga de viento, arruinando lo que sería una foto perfecta. La solución de Samsung no es ideal pero cumple su función: un pequeño anillo de goma se entrega con el dispositivo y sirve para fijar la cámara. La idea es dar más estabilidad a la Gear 360, el caso es que funciona aunque no sea la solución más elegante. Pese a lo cual uno no puede dejar de preguntarse por qué Samsung no diseñó simplemente una base más ancha.

Samsung Gear 360 (2017)

 

El nuevo dispositivo es algo más agraciado y mucho más fácil de transportar. Es difícil apreciarlo en las fotos pero es bastante más pequeño que el modelo del año pasado y también más ligero al haber perdido 23 gramos con respecto a la unidad de 2016.

Samsung el año pasado se empeñó en que el dispositivo sólo funcionase con sus móviles tope de gama. Por fin la compañía se ha relajado un poco y ha abierto algo la mano. Ahora la compatibilidad llega a la mayoría de los móviles nuevos de Samsung desde el A5 (2017) y a los iPhone que utilizan el sistema operativo iOS 10. De todas maneras sigue siendo algo extraño el que se excluya a otros móviles Android pero al menos la compañía ha dado un paso en la buena dirección.

Sigue habiendo una ranura microSD (en esta ocasión se pueden utilizar tarjetas de hasta 256 GB). Además de un panel que muestra la información básica como lo que queda de batería y en que modo está el dispositivo. Continúa con la certificación IP53, lo que significa que puede sobrevivir a un poco de agua pero sin que sea impermeable.

Samsung Gear 360 (2017): Prestaciones

Samsung Gear 360 (2017)

Los vídeos se pueden grabar y ver a través de la app Samsung 360 en un smartphone conectado por bluetooth. Es posible usar la cámara por sí misma, controlando lo que grabemos con un botón que tiene en el “cuello”.

Las prestaciones del nuevo modelo son claramente superiores. En cuanto al vídeo el año pasado la resolución era de 3.840 x 1.920 ahora es algo mayor (4.096 x 2.160). Aunque donde más se nota la diferencia es en el hecho de que ahora las dos lentes están 20 mm más cerca así que cuando se unen ambas imágenes el resultado es más profesional.

Samsung ha añadido la posibilidad de emitir el vídeo en “livestream” de forma directa a YouTube o Facebook, lo que será bien recibido por aquellos que utilizan mucho alguna de estas dos redes sociales. El vídeo puede ser público (se emite para todo el mundo) o limitado para aquellos que tengan un enlace, como puedes ver en la imagen de abajo, donde mi gato se negó una y otra vez a convertirse en una estrella de internet.

Samsung Gear 360 (2017)

Sin embargo fui capaz de pillar al otro gato comiendo con la otra lente. Sí, es posible que mi vida no sea lo suficientemente interesante como para capturarla con Gear 360.

Samsung Gear 360 (2017)

 

Sin embargo no todo son buenas noticias. La apertura delante ahora es menor al pasar de f/2.0 a f/2.2. Para las imágenes estáticas a 360 grados los megapíxeles han bajado de 30 a 15.Por lo general la calidad de las imágenes con buena luz es decente cuando se ven en un móvil. Si hay un poco de oscuridad enseguida aparece algo de ruido en el vídeo. Incluso con buenas condiciones no debes esperar milagros. Hay que recordar que aunque Gear 360 graba vídeo 4K, sólo es 4K cuando se llega a todos los 360 grados. La imagen a 1.080 p en la pantalla del móvil es buena pero si se ve en una TV a toda pantalla el resultado es algo menos satisfactorio. Entonces los colores aparecen un poco lavados y la imagen pierde algo de nitidez.

Samsung Gear 360 (2017)

Por supuesto este problema no es único de Samsung, y lo experimentarás de alguna forma u otra en cualquier cámara que compres. La Gear 360 no es de la peores en este aspecto, sino más bien todo lo contrario.

Otro detalle negativo es que la batería es más pequeña, ha pasado de los 1.350 mAh de la del año pasado a 1.160 mAh y ahora no se puede desmontar. Para mí esta cuestión no supuso un gran problema. Después de un día usándola mucho por la ciudad me di cuenta de que la batería había pasado de estar a tope a quedarle todavía un 28 %. Unas prestaciones que deberían ser de sobra para la mayoría de la gente.

Samsung Gear 260 (2017): Veredicto

Samsung Gear 360 (2017)

Sobre el papel la Samsung Gear 360 (2017) es un paso atrás en algunos aspectos. Sin embargo, las ventajas sobre el modelo antecesor superan a los compromisos, sobre todo si estás más interesado en capturar movimiento y no tanto en imágenes estáticas. El dispositivo es más pequeño, ligero y las imágenes se “pegan” de forma más eficaz que antes. Además ahora es compatible con mayor número de modelos de móviles.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: