Sony Xperia Touch: Innovador pero no pasa de ser un mero prototipo

El Sony Xperia Touch apunta a un futuro en el que las paredes se convertirán en pantallas táctiles. Podremos tener la cocina con todas las paredes llenas de recetas o las del dormitorio con las noticias de Facebook. Será un mundo de pantallas táctiles proyectadas… El Sony Xperia Touch cuesta un dinero (desde 1.499,99 euros) y no deja de ser un prototipo a medio hacer.

Sony Xperia Touch

Imagen 1 De 12

Sony Xperia Touch

 

El Xperia Touch es un dispositivo que funciona con Android 7 Nougat y cuenta con algunas características similares a las de un móvil: cámara de 13 megapíxeles, altavoces y una ranura para una tarjeta de microSD. En lo que respecta a la conectividad cuenta con wifi y bluetooth 4,2, además de USB tipo C y un puerto de micro-HDMI. No hay ranura para tarjeta SIM así que no es posible hacer llamadas aunque si el dispositivo está conectado a internet lo que sí es factible es realizar una videollamada, además de reuniones con pantalla compartida, ya sea de manera inalámbrica o por cable.

El proyector de Sony pesa 932 g y tiene unas dimensiones de 69 x 134 x 134 mm por lo que cabe sin problemas en una mochila. Al ponerlo en el suelo proyectará una imagen en la superficie de 23 pulgadas que se puede tocar como si fuese una tableta. Si se proyecta en una pared la superficie en diagonal aumenta hasta las 80 pulgadas. En teoría puede convertir casi cualquier pared blanca del hogar en una pantalla táctil pero en la práctica el funcionamiento no es tan perfecto.

Sony Xperia Touch

Sony Xperia Touch: El sueño y la realidad

Cuando más sentido tiene el Xperia Touch es cuando lo ponemos en el suelo de la cocina para ver recetas en línea, mensajes de vídeo y vídeos de YouTube. El dispositivo es un práctico mini proyector con una sensibilidad al tacto suficiente para ir cambiando de apps mientras se cocina. Ya que todo se proyecta en el suelo de la cocina no pasa nada si derramas una copa de vino sobre la “pantalla” o si tienes los dedos sucios con grasa de pollo.

El Sony Xperia Touch cuesta 1.499,99 euros, lo que es mucho dinero para un dispositivo que lo único que hace es resolver el problema de los dedos pegajosos. La versión de Android Nougat tiene lógica si se va a emplear un móvil que funcione con Android pero no está optimizado como pantalla táctil. Para escribir un correo electrónico aparecerá un teclado que cubre la mitad de la pantalla con un nivel de sensibilidad que hace imposible usarlo durante mucho tiempo.

Las cosas empeoran cuando pones el Sony Xperia Touch junto a una pared, entonces proyectará una pantalla de 23 pulgadas, moviendo el dispositivo hacia atrás se puede llegar hasta las 80 pulgadas. La resolución es de 1.366 x 768 con una luminosidad de sólo 100 nits, por lo que no habrá mucho detalle a menos que se bajen todas las persianas.

La función táctil no funciona bien y no es una buena idea poner los dedos manchados de grasa en la pared de casa. El Sony Xperia Touch no viene con un dispositivo separado para controlarlo, así que para ver una película tienes que ponerlo sobre una superficie horizontal y después colocarlo con rapidez en vertical.

Si a ello añadimos que la batería sólo dura una hora el resultado es un dispositivo que presenta muchas deficiencias en el día a día. Si lo tratamos como un mero prototipo, entonces se pueden perdonar las deficiencias del Sony Xperia Touch pero desde luego no es posible en un aparato que cuesta la friolera de 1.499,99 euros.

 

 

Sony Xperia Touch: Veredicto

Si estás buscando un proyector para películas o games hay multitud de grandes opciones como el BenQ W200 y el Optoma GT1080Darbee. La gran novedad del Sony Xperia Touch es, por supuesto, su capacidad táctil pues se trata del único dispositivo capaz de ello. Por tanto es un artilugio único y novedoso pero sus problemas ponen de manifiesto que los proyectores táctiles tienen que mejorar mucho antes de convertirse en algo popular.

Si las paredes interactivas se convierten en una realidad el diseño de los hogares tendrá que cambiar. Por supuesto las superficies deberán ser blancas y de tal manera que sea cómodo deslizar los dedos por ellas sin que se ensucien con facilidad. ¿Se reemplazará la pintura por cristal? Me da que no, después de todo la gente adorna sus hogares con objetos y no con proyecciones.

El Sony Xperia Touch es simplemente el primer intento (no muy logrado) de un tiempo futuro en el que los hogares no estarán decorados con fotografías y pósteres sino con luz interactiva.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: