La CIA puede espiarte a través de tu smart TV, según WikiLeaks

WikiLeaks acaba de publicar un enorme conjunto de archivos en los que se detallan los secretos de espionaje del gobierno de los Estados Unidos, entre los que hay algunos que detallan la posibilidad por parte de la CIA de transformar los smartphones y televisores en dispositivos de escucha.

Entre las más de 8.000 páginas de información clasificada, un proyecto que destaca especialmente es el “Weeping Angel”, que relata un esfuerzo especial para hackear la gama de smart TV F8000 de Samsung.

Bautizado así como referencia al villano del Doctor Who que se hace pasar por una estatua, se dice que “Weeping Angel” podría llevar el televisor a un falso modo “off” (apagado), que permite a los agentes grabar sonido, a pesar de que parece que la TV está apagada.

CIA espía con tu smart TV

Documentos que datan de junio de 2014 explican que un archivo de audio podría ser enviado vía wifi a los servidores de la CIA una vez que se enciende el televisor, aunque hay planes incluso para coger cobertura wifi en modo de desconexión. Debajo del epígrafe “trabajo futuro” existe una nota que habla incluso de incluir capturas de vídeo o fotografías.

 

Samsung ya había estado en la línea de fuego en 2015, por haber añadido una cláusula en su acuerdo de privacidad que permite a la compañía recuperar el audio grabado a través de su televisor, un gesto que fue comparado en aquel tiempo con las pantallas vigilantes utilizadas en la clásica novela de George Orwell ‘1984’.

Apple ya ha parcheado las vulnerabilidades

En las filtraciones se citan también detalles sobre trabajos que permitirían a las autoridades penetrar en dispositivos Android y iOS. Desde entonces, Apple viene asegurando que ha parcheado ya la mayor parte de estas vulnerabilidades.

“Aunque nuestros primeros análisis indican que muchos de los problemas que se han filtrado han sido ya parcheados en la última versión de iOS”, asegura Apple en su comunicado, “seguiremos trabajando para corregir rápidamente cualquier vulnerabilidad que encontremos”.

La empresa no ha especificado cuáles de las debilidades de las que habla la filtración han sido parcheadas o cuándo se procederá a corregir las nuevas amenazas, pero Apple insiste en que los usuarios deberían “descargar la última versión de iOS para estar seguros de que tienen las actualizaciones de seguridad más recientes”.