El Apple Watch es capaz de detectar problemas cardiacos

Hay mucho escepticismo sobre lo que los “wearables” son capaces de hacer con respecto a la salud. No han faltado casos aislados en los que un dispositivo de Fitbit ha salvado la vida de una persona pero esas noticias son la excepción y no suponen un cambio en la tecnología relacionada con la salud. A pesar de ello se ha demostrado que el Apple Watch detecta problemas cardiacos.

El Apple Watch está considerado como el monitor de ritmo cardiaco más fiable del mercado, aunque se muestra mucho más preciso cuando mide a un sujeto en estado de reposo que cuando tiene que monitorizar el ejercicio físico. La precisión del Apple Watch incluso se emplea en el mundo de la medicina pues ayuda de manera muy efectiva a detectar la fibrilación atrial (un problema físico que hace que el paciente tenga cinco veces más posibilidades de sufrir un ataque al corazón). Otro de los problemas de la fibrilación atrial es que a menudo no presenta síntomas.

Apple Watch Serie 2 presentación 1

Imagen 1 De 15

Apple Watch Serie 2

 

Los investigadores descubrieron que la app gratis de Cardiograma para el Apple Watch podía usarse para descubrir los síntomas de la fibrilación atrial frente a un ritmo cardiaco normal. Los resultados obtenidos eran comparables a un electrocardiograma de 12 derivaciones. Después de entrenar a una profunda red neuronal con 139 millones de controles de ritmo cardiaco y más de 6.000 usuarios de la app de Cardiograma, la app fue probada en una selección de 51 pacientes que iban a ser tratados de fibrilación atrial. Llevar un Apple Watch durante 20 minutos antes y después de una cardioversión (un método para retornar un ritmo cardiaco anormal de nuevo a la normalidad) bastaba para que el dispositivo detectara la fibrilación atrial con una exactitud del 97 por ciento.

Apple Watch problemas cardiacos

 

“Nuestras investigaciones demuestran que dispositivos normales como los smartwatches ofrecen nuevas posibilidades para monitorizar y ofrecer de inmediato tratamiento médico frente a la fibrilación atrial, sin que para ello los pacientes tengan que hacer ningún esfuerzo adicional”, aseguró Gregory M. Marcus, director de investigación clínica de la división de cardiología de la universidad de California (San Francisco). “La tecnología móvil de monitorización no reemplazará la monitorización por métodos más convencionales pero tiene el potencial de alertar con éxito a aquellos que sufran mayores riesgos. Lo que ayudaría a que descendiera el número de casos de fibrilación atrial que no hayan sido diagnosticados”.

Algo que sin duda sería útil, aunque tenemos que ser realistas. Un diagnóstico remoto sólo será posible para una minoría de la población por una simple razón: los “wearables” en general y los smartwatches en particular no son muy usados por la mayoría de la gente. Si eres lector de Alphr.es significa que te interesa el mundo de la tecnología. ¿Tienes un smartwatch? ¿Lo usas cada día? Lo digo porque mientras escribo estas líneas tengo en la mesa mi smartwatch que hace varias lunas que no me pongo, aunque al estar en reposo sigue con algo de batería.

 

El Apple Watch es el dispositivo más vendido. En los últimos tiempos la compañía no ha hecho públicos datos de venta pero se estima que “despachó” 11,9 millones de relojes en 2016. Una cifra a tener en cuenta pero si tomamos en consideración que se estima que sólo el 0,5 por ciento de los 7.500 millones de habitantes del planeta sufre fibrilación atrial, el Apple Watch tampoco va a poder alertar de muchos casos.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: