BQ Zum, cómo jugar con el Arduino español y sus Printbots

La empresa española BQ empezó su actividad con libros electrónicos y el éxito les llevó a diseñar tabletas y teléfonos móviles, algunos de cuyos modelos hemos probado en Alphr con éxito, gracias a sus buenas prestaciones y mejores precios. Pero además tienen su vertiente educativa, cuya muestra más tecnológica es este Zum Kit. Se trata de una plataforma que sirve como base para muchos proyectos, incluyendo sus propias impresoras 3D que es otro puntal de la marca.

BQ Zum, cómo jugar con el Arduino español y sus Printbots

 

La clave de cualquier “mecano” moderno es la electrónica, y en ésta el cerebro; perfecto para iniciarse en el mundo dela robótica. BQ cuenta con una placa con microprocesador propia, basada en Arduino, una de las soluciones universales de este tipo. Usa un lenguaje propio (BitbloQ) y en el “kit” se incluyen los primeros elementos necesarios para montar un primer pequeño robot: la placa o cerebro, sensores, ruedas, servos de movimiento, etcétera. Además del kit básico (Zum Box) contábamos con elementos extra (Zum Extension Kit) con más sensores, controles y luces, una pantalla LCD y un alimentador para enchufar (en el básico sólo hay un portapilas como alimentación). De todas formas al funcionar con muy poca tensión no existe ningún riesgo y se puede usar con niños, con supervisión adulta para ayudarles en las partes menos fáciles.

BQ Zum, cómo jugar con el Arduino español y sus Printbots

Con estos “kit” la idea es poder montar un robot más o menos básico, en función de qué queremos que pueda hacer. Todos los componentes vienen sobre una placa de circuito impreso de forma hexagonal la mayoría, formando “módulos”. Cada módulo tiene un cable que irá a la placa base, con un sentido claro de conexión para evitar errores. De hecho como la placa es Arduino-compatible, podríamos montar complementos diseñados para otros proyectos: es algo totalmente abierto.

Una vez montado el “hardware” electrónico de lo que queramos hacer, quedarán dos fases: la primera, para que el invento funcione, programarlo, y la segunda “vestirlo”. BQ ha pensado en todo y el lenguaje de programación usado es muy elemental, para que cualquiera -incluidos niños- puedan entenderlo enseguida, y aplicarlo. Funciona por bloques (de ahí el nombre BitbloQ) y permite encender luces, aplicar tiempos de espera, prácticamente no hay límite. Si queremos que nuestro robot “luzca” podremos ponerle cubiertas, un esqueleto externo, que se imprime en 3D y existen varios disponibles para descargar (además de poder diseñarlo como parte del desarrollo). Si uno no tiene impresora 3D, se pueden encargar las piezas necesarias para crear uno de los robots estándar: PrintBot Evolution, PrintBot Renacuajo o PrintBot Beetle.

BQ Zum, cómo jugar con el Arduino español y sus Printbots

 

Uno de los principios de toda la parte educativa de BQ radica en la colaboración: ayudarse, intercambiar experiencias… ellos lo llaman DIWO por “Do It With Others”, hazlo con otros, un poco como contrapunto al conocido DIY (Do It Yourself). Precisamente así se llama su página web dedicada a esto: diwo.bq.com. En esta web hay cursos, ejemplos de construcciones y proyectos, y lógicamente la ser del fabricante un catálogo para encontrar piezas que nos falten. BQ también tiene un foro, dedicado a todos sus productos pero en el que hay una interesante parte de robótica dedicada a los Zum: www.mibqyyo.com/comunidad/categories/rob%C3%B3tica, el sitio ideal para hacer preguntas.

BQ Zum, cómo jugar con el Arduino español y sus Printbots

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: