Este robot vence al CAPTCHA “No soy un robot”.

¿Estás harto de páginas web sospechosas y que te pidan que confirmes que eres humano y no un robot marcando la casilla que dice “No soy un robot”? Está demostrado que es un método para realizar transiciones un poco pesado, por lo que no estaría mal que ese trabajo lo hiciera un brazo autómata con ojos saltones.

Este sistema de seguridad, en teoría, impide que los bots creen cuentas falsas; sin embargo un vídeo del YouTuber Matt Unsworth muestra que este método ya está obsoleto ya que un brazo robótico puede vencerlo.

Este robot vence al CAPTCHA “No soy un robot”.

Esta historia de cómo vencer los CAPTCHA es realmente muy interesante, y es un juego a largo plazo de gato y ratón entre humanos y máquinas. Introducir letras y números al azar solía ser eficaz para derrotar a los bots (en realidad provienen de libros que los humanos ayudamos a digitalizar), pero ya no es así. De hecho, las máquinas han conseguido ser tan buenas, que aciertan mucho más en incorporar el texto correctamente que los seres humanos – el 99.8% para ser exactos-.

Estas últimas versiones, en las que simplemente hay que marcar una casilla, puede parecer fácilmente superables, pero en realidad es eficiente para eliminar los robots. La idea es que las páginas web pueden analizar métricas como los movimientos del ratón, el tiempo que se tarda en pulsar el botón y el desplazamiento de la página, y averiguar si es sospechosamente eficiente o se trata del comportamiento torpe de un humano. Así que si se te pide que hagas un ejercicio de seguimiento para demostrar tu humanidad, siéntete halagado: significa que marcaste la caja tan ingeniosamente que Google piensa que podrías ser un androide.

Pero nuestro amigo de Google de ojos saltones ha podido sortear con éxito la mecánica de CAPTCHA. Si en un futuro próximo se ponen las cosas más difíciles, ya sabemos a quien culpar…

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter:

Deja un comentario