Construye su propio iPhone 6s con piezas de repuesto

Un vídeo de YouTube nos muestra como el ingeniero de software Scotty Allen recoge piezas por los mercados de Huaqiangbei, en China, consiguiendo hacer su propio iPhone 6s casero.

Hay dos cosas con las que quedarse de este último documental de Scotty Allen. La primera es que es totalmente posible construir un iPhone 6s que funcione con piezas obtenidas en mercados chinos. La segunda, que no es algo que puedas fácilmente llevar a cabo, ya que completar el proyecto le llevó a Allen más de cinco meses.

Las diferentes partes fueron compradas en diferentes mercados de Huaqiangbei, donde Allen terminó gastando más de 1.000 dólares en varios elementos y componentes necesarios para que un iPhone 6s funcione. Esa cifra incluye herramientas, instrumental y piezas de repuesto, por lo que  Allen estima que sólo 300 dólares de piezas terminaron utilizándose en el teléfono, una copia visualmente idéntica al iPhone 6 que compró en una tienda oficial de Apple.

iPhone 6s reciclado

Imagen 1 De 4

iPhone 6s reciclado

 

 

Parte de la razón por la que trató de construir un iPhone 6s, en lugar del iPhone más reciente, es por el hecho de que es mucho más difícil obtener piezas de repuesto para un iPhone 7 en este momento. “Muchas de las piezas provienen de teléfonos reciclados o rotos, por lo que tiene sentido que no haya muchos suministros todavía”, explica Allen en un blog que acompaña al vídeo.

Vale la pena ver el vídeo, no sólo incluye la construcción y la deconstrucción del dispositivo y los diferentes problemas que se presentaron a la hora de comprar las piezas, sino que también da una visión fascinante de cómo funcionan los mercados chinos, principalmente usando una aplicación llamada WeChat para pagos, en lugar de dinero en efectivo. En un momento dado, Allen fue capaz de devolver una ‘logic board’ defectuosa y reembolsar el dinero sin ningún recibo o contrato. “La gente es muy honrada”, dice Allen.

Incluso cosas como 3D Touch y Touch ID funcionan. “Aquí no hay magia secreta” explica Allen en Reddit. “Compré el botón Touch ID junto con la logic board. Posiblemente ambos salieron del mismo teléfono usado”.

 

“Estoy realmente impresionado con la ingeniería de Apple, es muy fácil reparar y reciclar estos teléfonos. Tengo que pensar que Apple está muy orgullosa de que sus teléfonos no terminen en los vertederos” declara el Scotty Allen al final del vídeo.

A quien no le convenza el viaje a China o las frustraciones de la construcción de su propio smartphone, siempre puede por supuesto, comprarse un nuevo iPhone 6.

Si te ha gustado esta noticia y quieres más, date de alta en nuestra newsletter: