Intel Core Kaby Lake: ¿Toca cambiar de procesador?

Intel, unos de los mayores fabricantes mundiales de procesadores para ordenador, acaba de desvelar su séptima generación de CPUs Intel Core Kaby Lake. El año pasado fueron los Skylake, que representaron un gran salto en prestaciones respecto a sus predecesores, al llevar una nueva arquitectura a los chips Intel de 14nm. La nueva generación, no será un salto tan grande, pues ofrecen mejoras en prestaciones y optimización de la arquitectura con un año de los Skylake.

¿Te sientes un poco perdido? No te preocupes, las charlas sobre procesadores siempre son un poco áridas, así que en lugar de aburrirte con frecuencias de reloj, mejoras en la gestión del consumo y otras palabrejas, vamos a decirte lo que de verdad quieres saber: ¿merece la pena soltar la pasta para comprar un nuevo ordenador después de aguantar unos años esperando algo mejor?

Cinco cosas que los nuevos Intel Core Kaby Lake podrán hacer por tu ordenador

1. Será más rápido y consumirá menos energía

Intel dice que sus Kaby Lake son un 70 por ciento más rápidos que los Intel Core M de hace cinco años, así que abrirán las puertas a una nueva gama de dispositivos muy potentes y muy compactos. Así que habrá portátiles mucho más delgados (por debajo de 10 mm) y ligeros, y nuevos “2 en 1” de menos de 7 milímetros, y eso ya es más fino que un iPad Air.

2. Los portátiles con 4K tendrán sentido

No hay nada peor que sentarse a ver una película en tu portátil solo para descubrir que se quedará sin batería antes de que haya acabado… ¿Para qué sirve un portátil si lo tienes que enchufar? Con los Kaby Lake, Intel dice que se acabará con los problemas de autonomía.

Míralo de esta forma: un portátil 4K actual, como el HP Elitebook Folio G1, será por fin práctico con un procesador de la nueva generación. Las pruebas de rendimiento de Intel muestran que conseguirás siete horas de reproducción en 4K frente a las cuatro horas de los Skylake actuales en el mismo portátil. Es 1,75 veces más eficiente. Esto también significa que la reproducción en 1080p se verá significativamente mejorada y que cualquier portátil combinado con una de las nuevas gráficas Nvidia GTX dedicadas tendrá una vida útil práctica jugando a 1080p.

3. El Intel Core Kaby Lake es mejor para los creativos

Aquellos que generan contenidos en YouTube o quien hace vídeos en su casa pueden alegrarse porque Kaby Lake será mejor para ellos. Aunque las comparaciones con ordenadores de hace cinco años son un poco injustas cuando se trata del procesado de vídeo 4K (¿quién hacía eso hace cinco años?) Kaby Lake es capaz de codificar y editar vídeo en 4K rápidamente, incluso Intel anuncia que puede procesar “1.400 preciosas fotos” en un minuto. También podrás reproducir y guardar varias piezas de vídeo con facilidad, y acceder a vídeos 4k de 360 grados.

Kaby Lake es también capaz de decodificar vídeo en formato HEVC de 10 bits, es decir, estará totalmente preparado para contenidos 4K de forma que tu cuenta Netflix Ultra-HD o tus vídeos de YouTube a 4K se mostrarán en todo su esplendor. Además soportará la paleta completa de colores 4K, lo que significa que…

4. Los juegos se verán mejor que nunca

Jugar en un portátil que use una gráfica integrada Intel no es lo ideal, pero con Kaby Lake Intel ha mejorado la arquitectura Gen9 de Skylake y eso significa que los juegos 3D funcionan con más suavidad que nunca. Intel asegura que sus chips son capaces de jugar a Overwatch en HD (suponemos que en 1080p) sin estar enchufado. Kaby Lake tiene un modo “Turbo Boost 2” que ofrece prestaciones gráficas mejoradas cuando lo necesitas, ya que el procesador dedica potencia donde se necesita más.

5. Su tienes un Skylake… no te preocupes por actualizarte todavía

Intel Core Cannonlake 2017

Aunque Kaby Lake ofrece “hasta un 12 por ciento más de productividad”, o “un 19 por ciento más de prestaciones en web”, y una lista de nuevas características en relación a los actuales procesadores Skylake, los que hayáis comprado un ordenador con estos procesadores de última (hasta ahora) generación no debéis posiblemente preocuparos de volver a cambiar.

Recuerda que la mayoría de prestaciones anunciadas por Intel se refieren a CPUs de hace cinco años, y que Kaby Lake es una optimización de la tecnología actual, no un salto a una nueva. El año que viene llegará Cannonlake y sí veremos una mejora significativa en potencia de los procesadores: ésa será la siguiente mejora importante que cualquier usuario serio de ordenador deberá tener en cuenta. Y sí, estamos hablando solamente de chips para portátiles, así que cuando se trate de procesadores para ordenadores de sobremesa habrá que ver si lo que ofrecen los Kaby Lake merece la pena como para pagar el cambio.

Deja un comentario